Inteligencia emocional

Conocer las emociones: miedo y ansiedad

Por Rogelio Fernández Ortea:

Mucho tiempo llevamos hablando de Inteligencia Emocional, pero tengo la sensación, y ustedes dirán si es cierta o no, que hablamos muy poco de las emociones y son ellas, y no otra cosa, el fundamento de esta nueva idea de utilizarlas de forma inteligente para que contribuyan mejor a nuestros procesos mentales. Por ello, me permito acercarme un poco más a ellas, a las emociones, y a sus representaciones mentales, los sentimientos.

Tengo que confesar, que la fuente de donde voy a sacar este artículo no es mía, sino que proviene, casi de forma textual, de uno de los neurocientíficos más influyentes en este ámbito, Joseph LeDoux y, en concreto, de su libro El cerebro emocional, de 1999 en su edición española editada por Ariel, Barcelona, en sus páginas 251 a 258. En este apartado, LeDoux habla de la relación que tienen el miedo y la ansiedad, considerando al miedo como una emoción primaria y la ansiedad como una emoción derivada, y dice lo siguiente.

Miedo y ansiedad están muy relacionados. Son reacciones ante situaciones perjudiciales o potencialmente perjudiciales. Su diferencia es que la ansiedad, a la que Freud llamaba neurosis, no surge por un estímulo externo, sino que se inicia en nuestro interior, es un miedo hacia el mundo exterior, un miedo no resuelto (miedo a una serpiente y ansiedad producida por el recuerdo del miedo a las serpientes).

  

Este autor, se refiere a los trastornos de relacionados con las ansiedad en función del Manual de Diagnóstico citando los siguientes: pánico, fobias, trasoñó de estés postraumático, trastorno obsesivo-compulsivo y ansiedad generalizada.

FOBIAS: Son miedos ante estímulos o situaciones específicas que resultan desmesuradas para la amenaza real que representan.

ATAQUES DE PÁNICO: Periodos definidos de ansiedad e inquietud. No suelen ser previsibles y tampoco suelen estar relacionados con ningún estímulo externo o situación.

TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO: Ansiedad provocada por los estímulos que aparecieron durante algún trauma externo o que están relacionados con él. La persona evita las situaciones y hasta los pensamientos que le recuerden el trauma.

TRASTORNO-OBSESIVO COMPULSIVO
: Pensamientos extraños, recurrentes y persistentes y conductas repetitivas que se ejecutan como reacción a dichos pensamientos. Estas conductas tienen el objetivo de neutralizar la ansiedad pero esa conducta no corresponde a la situación o es muy desmesurada.

ANSIEDAD GENERALIZADA: Preocupación generalizada por asuntos inconexos durante un largo periodo de tiempo.

El pánico, el miedo fóbico y el estrés postraumático tienen la misma respuesta de ansiedad que le miedo en cuanto a los mecanismos cerebrales que intervienen en ellos. Sin embargo, la ansiedad generalizada se puede considerar un rasgo de personalidad estable.

Los trastornos de ansiedad suelen aparecer en los primeros inicios de la madurez, participando en ellos el condicionamiento del miedo que ejerce, de forma significativa, una gran influencia en los trastornos de ansiedad.

Puede que ustedes no concedan mayor importancia a lo que aquí he expuesto siguiendo, les recuerdo, lo expuesto por LeDoux. Pero, a mi entender, sólo podremos desarrollar, avanzar, mejorar nuestra inteligencia emocional interesándonos por las emociones, sabiendo cómo funcionan, qué son, qué efectos tienen en nosotros… y por ello me ha parecido indicado exponer este avance de lo que serán algunos de mis artículos posteriores: el conocimiento de las emociones. Pero…

…¿creen ustedes que las conocen?
¿Conocen ustedes cuáles son las emociones que subyacen a sus
 comportamientos, a sus pensamientos?
¿Les gustaría conocerlas?… ¿les gustaría saber más?

3 pensamientos sobre “Conocer las emociones: miedo y ansiedad

  1. Dagoberto Trujillo Montilla

    Estimado Rogelio. Has sido muy magnánimo. Algo es algo. Planteaste un buen comienzo, pero hasta ahí. Perdoname que sea tan “apagado” emocionalmente en este comentario, aunque realmente es muy cierto lo que bien dices “llevamos mucho tiempo hablando de Inteligencia Emocional”, oración que yo complementaría diciendo a continuación… pero sin hablar de Inteligencia Emocional! Tu nota “se atrevió” a mencionar los rótulos de las emociones… y hasta ahí nomas. Y justamente son las emociones y sus mecanismos neurobiológicos los que dan sustento a todo el constructo de la teoría de la inteligencia emocional. En mi opinión, todo aquel que se atreviera a hablar de Inteligencia Emocional tendría que comenzar por hacer evidente la diferencia entre lo racional y lo emocional. Dos dominios funcionalmente interdependientes pero específicos cada uno, aún desde el aspecto básico neurofisiológico. Ya me acostumbré a no quedar atónito cuando mirando a la cara a un “gurú” de desarrollo humano o de recursos humanos, etc. (sí, aquellos que cobran miles de dólares por una charla de dos horas… sobre “inteligencia emocional”) hacer gestos de perplejidad cuando le pido que hable un poco sobre la amígdala. Y aún menos, cuando comienzan a tocarse el cuello… Bien, espero que en tus próximas notas de Inteligencia Emocional nos escribas sobre inteligencia emocional como nos lo prometiste. Saludos afectuosos. Dagoberto

  2. Norma Galvis

    Sufro de amaxofobia desde hace 6 meses estado en tratamiento conPsicologos pero no ciento mejoria ,este problema resulto de un momento a otro despues de yo tener una experiencia de manejo por 23 anos, ciento que este problema me limita mucho para el trabajo y he perdido mi libertad y ahora soy dependo de que me lleven y me traigan a donde quiero ir
    Gracias

  3. marianela tacoa

    REalmente inteligencia emocional toca la esencia de los eres humnaos,las emociones, estas son el estimulo constante para lograr exito o fracoso en nuestra vda. lo importante es conocerce asi mismo ymanejar el dintorno a traves de unproceso de absorcion, luego se podra trabajr con el entornos. Hablamos mucho de teorias pero realmente quedamos entrampados en ella o solo se comercializa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *