Inteligencia emocional

La base del desarrollo de la inteligencia emocional es la sociabilidad.

Nacemos de la unión entre dos personas. Además, para que nuestras capacidades y procesos psicológicos superiores se desarrollen en todo su potencial necesitamos la presencia y el contacto constante con los demás. Somos, por lo tanto, estructuras biológicas radicalmente sociales. Como afirmaba H. Wallon, “en su esfuerzo por individualizarse el yo no puede menos que oponerse a la sociedad … pero el individuo, si se toma a sí mismo como tal, es esencialmente social. Lo es no a raíz de contingencias exteriores sino en virtud de una necesidad íntima. Lo es genéticamente“.El descubrimiento del yo, de nuestra propia conciencia individual, corre paralelo al descubrimiento de la “otroedad“. Nos sería imposible reconocernos sin el referente del prójimo (del latín “proximus“), es decir, del más cercano. Es precisamente su mirada la que me infunde mi mismidad, la que me permite tomar contacto con aquello que pueda tener de individual y distinto. Sin embargo, como consecuencia de la hiper-mega-ultra cultura individualista en la que vivimos, hemos asimilado la idea de que primero es el individuo y después la sociedad, la idea de que ésta no es más que la reunión, la yuxtaposición o la conjunción de varios individuos. Pero no caigamos en esta falacia tan primitiva. No hay posibilidad de desarrollo individual sin desarrollo social, y viceversa. Si nos olvidamos de la vertiente o dimensión social y humanística que conlleva el concepto de Inteligencia Emocional (IE) y lo presentamos únicamente como posibilidad de desarrollo personal, probablemente nos estaremos equivocando de enfoque.Solo será posible el desarrollo de la IE desde el paradigma relacional del nosotros, es decir, desde el convencimiento y desde la plena asunción de que para mi desarrollo necesito imperiosamente el desarrollo de los demás. Se dice que existen tres tipos de estilos o paradigmas relacionales:

  • El paradigma del yo, claramente narcisista (de aquellos que están absolutamente orgullosos de haberse conocido), que parte de la idea de que mis pensamientos y emociones son más importantes que los de los demás.
  • El paradigma del tú, que parte de una experiencia interna de minusvalía crónica y tiende a considerar que el otro, sus valores, sus emociones, etc. son más importantes que los propios.
  • El paradigma del nosotros, que como acabo de mencionar, es aquel que asume la presencia del otro como parte constitutiva y generadora del propio self.

Esta última es la posición existencial más madura y la única que puede dar lugar a determinadas actitudes, como el respeto incondicional, la tolerancia, el total convencimiento de la igualdad radical entre todos los seres humanos, etc., desde las cuales asentar las bases de la educación y el desarrollo de las competencias y habilidades emocionales.

De lo contrario, lo único que obtendremos es más de lo mismo: auto-complacencia narcisista de aquellos que se pasan la vida “encontrándose a sí mismo” porque están perdidos y tal…y tal…, y para los que la IE termina por convertirse en una especie de consolador de carácter masturbatorio psicológico, o también, sobre todo en lo que se refiere a su dimensión más interpersonal, derivar todo esto de las emociones en una herramienta más de manipulación de las personas. Y digo esto último porque he conocido a algún “líder” muy instruido sobre el papel en IE que, oyendo hablar de él a sus trabajadores, más parecería que había asistido a cursos sobre perversión y aniquilamiento humanos.

¿Usted qué opina?

4 pensamientos sobre “La base del desarrollo de la inteligencia emocional es la sociabilidad.

  1. jose ramon arregui

    Quisiera resaltar que en algunos casos, no se “nace de la unión de dos personas…” Es mejor ser menos poetico y más riguroso

  2. Rogelio Fernández

    Me ha encantado, como siempre, leerte Iñaki, y me he reído mucho con lo del “consolador de carácter masturbatorio psicológico”… por lo demás totalmente de acuerdo con lo escrito. Un saludo

  3. paloma pikoso

    jja ja una sonrisa;)no con todo lo que publican en internet estoy de acuerdo,algunas cosas son excelentes otras medianas otras lo peor.no con todos los puntos de vista de los cientificos concuerdo ni en efecto con todos los psicologos ya que como todos sabemos son muy pendencieros y no son imparciales.eso ja j me causa risa del efecto consolador.. creo que si no tienes claro quien eres, y no te amas profundamente narcisisitamente como todos los egos que te rodean vos no podras desarrollar tus habilidades y capacidades yo estoy en esa etapa y creanlo si yo fuera psicologo le diria a mis pacientes 1.-amense a si mismos2.-amense a si mismos 3.- amen a los demas ya que por falta de amor a nosotros mismos los humanos siguen sus impulsos primeros,y sus instintos los llevaron generaciones atras a buscar la realizacion en otra persona por esa razon antes era inaceptable no casarse tener esposo e hijos numerosos hasta antes de los 35 los que se comieron ese cuento religioso y tuvieron hijos como conejos que pena a ver si pa la otra vida les cae el 20. esa no es la autorrealizacion primero eres tu y luego tu. Asi funciona la sociedad occidental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *