Inteligencia emocional

Modelos de Inteligencia Emocional: Olatz.

Hace ya un tiempo que le conozco, pero no hace mucho que trato con ella asiduamente y desde entonces no he hecho otra cosa que aprender, aprender y aprender de Olatz, de su razón y de su emoción, o mejor dicho, de cómo combina la gestión de ambas.

Olatz es una persona que no pasa desapercibida allá donde vaya. Tiene una presencia arrolladora pero su verdadero valor, lo que llama la atención una vez pasada la primera impresión son “sus grandes inteligencias“. El plural es debido a que, siguiendo a Gardner, tiene varios tipos de inteligencia, entre las que destacan, a mi forma de ver, la lógico matemática, la lingüística, la intrapersonal y la interpersonal. Como ven, un compendio de habilidades relacionadas con la razón y emoción que hacen de ella una persona fascinante.

Su mente es rápida y clara y su conocimiento está sobradamente probado por los cargos que ocupa y los títulos académicos que posee, de eso no cabe duda, pero es que, además, con sus habilidades socio-emocionales ha conseguido transformar el conocimiento en acción, en innovación, en aprendizaje y también, lo que puede ser más importante, ha aprendido a disfrutar de la vida, de su trabajo, de su familia y cómo no, de sus amigos.

Es dinámica, constante, proactiva hasta el delirio llevándote, cuanto colaboras con ella, a un ritmo de trabajo que roza el delirio lo que hace que trabajar con ella, además de toda una oportunidad, se convierta necesariamente en un reto. Sin embargo, a nada que se de la circunstancia, siempre tiene tiempo para hablar de la vida, de las emociones, de ella misma y también, cómo no, te deja hablar y te escucha con atención.

Como ven, con todo lo que les he contado está claro no siempre es fácil estar con ella, o, por lo menos, seguro que no lo es para algunas personas… pero eso a ella le importa lo justo. Busca en la vida aquello que le suponga algún reto, algún reto que le guste y le provoque, y sabe que en el camino se puede encontrar personas que no aprueben lo que hace, que no lo entiendan… pero eso también le importa lo justo.

Ha disfrutado de la vida a base de poner esfuerzo, trabajo, dedicación y quiere seguir disfrutándola. Disfruta lo que hace en todos los aspectos en la familia, en el trabajo, con los amigos y disfruta porque hace las cosas que le hacen disfrutar. ¿Y cómo lo ha conseguido?… como les decía, a base de esfuerzo, a prueba de ensayo y error, pero con una buena genética y mucho aprendizaje desarrollado sobre la misma.

Creo, además, que es una buena persona, dicho esto en el sentido más generoso de la palabra, pero creo también que podría actuar con malevolencia debido a su gran intelecto y su habilidad social, pero decide, normalmente, no actuar de esa forma porque estoy seguro de que considera que no merece la pena, para ella, actuar así. Y esto que acabo de decir es una mera intuición y no ninguna constatación de que esto haya ocurrido con otras personas… aunque sigo convencido que tiene esa capacidad… y que ella lo sabe. El resultado es una forma risueña de afrontar la vida, muy cariñosa y dulce con su entorno social, pero aplicando siempre grandes dosis de asertividad.

Como les decía, puede no ser fácil estar con ella, pero es todo un privilegio y una suerte poder estar a su lado, poder aprender de ella y con ella, poder observarla y ver cómo entiende y maneja sus emociones, de forma natural, con la metacompetencia emocional desarrollada, aún no sabiendo casi nada, hasta ahora, de lo que era la Inteligencia Emocional.

Esta mujer, que muchos pueden pensar que no existe, que es fruto de mi imaginación, que es una forma de rellenar un post en un blog especializado en Inteligencia Emocional, esta mujer tiene nombre y apellidos, es real como la vida misma, aunque, evidentemente, me guarde muy mucho de insinuar siquiera ningún dato que la identifique… pero ella sí que sabe que hablo de ella, aunque no lo había leído hasta este momento.

Yo, como ven, ya les he presentado un modelo más de lo que yo puedo reconocer como seres emocionalmente inteligentes y ahora es su turno…

¿Qué personas conocen o reconocen ustedes como emocionalmente inteligentes?

6 pensamientos sobre “Modelos de Inteligencia Emocional: Olatz.

  1. hebert

    hola Sr Fernadez escribo porque actualmente estoy realizando un Master en RRHH y estamos tratando el tema de las empresas 2.0,quisiera pedirle el favor de si pudiesen enviarme informacion ,opinión, orientación de como emplear La Inteligencia Emocional como modelo de gestion de empresas 2.0 a las Pequeñas y Medianas Empresas.
    De antemano Gracias por su Tiempo.
    mi correo es :
    ultreia.et.suseia@gmail.com

  2. Olatz

    Creo que una descripción así es muy interesante para cualquiera (y seguro que la recibe con gratitud esta del modelo), abre un apuerta a la reflexión introspectiva y sirve de ayuda para comprender mejor la inteligencia emocional en el día a día. Nos hablas de conceptos muy interesantes, tales como el compendio de inteligencias, y la utilidad del conocimiento para el aprendizaje y disfrute de la vida, ayudantes para ser emocionalmente más inteligentes. Asimismo comparto contigo la idea de que no todo el mundo está agusto siempre con uno mismo, ni uno mismo con los demás. Esta idea es una de las creencias básicas para conseguir ser felices cada día. Añadiría otra característica en un modelo de persona emocionalmente inteligente que es “sentirse libre (para sentir, para decidir, para hacer) y actuar libremente” (sin caer en influencias, estereotipos o inseguridades).
    Gracias por tu trabajo que tanto nos ayuda a seguir aprendiendo.

  3. Rogelio Fernández

    Gracias Olatz por tu comentario y por permitirme aprender con vosotros. Comparto contigo la idea de libertad y sobre todo la libertad para dar sentido a nuestras vidas, a nuestra realidad sea como sea (esta idea la desarrolla mucho mejor que yo Viktor Frankl en su libro “El hombre en busca de sentido”.

    En cuanto a Hebert le contesto directamente a su correo. Hay en la actualidad un curso muy interesante para Innovadores en Gestión en la Universidad de Deusto que combina procesos de transformación empresarial con el basamento de la Inteligencia Emocional. La web donde se puede encontrar más información es http://www.deustoemotions.net. Hasta pronto a los dos.

  4. Carmen

    Me gustaría que me dieras algún ejemplo de com mejorar lea inteligencia emocional. Soy una persona que hasta hace unos años disfrutaba de la vida, de los amigos, de todo y a raíz de sufrir ansiedad generalizada me fui desmotivando y alejándome de todo. Hoy en día me cuesta mucho automotivarme . Gracias de antemano

  5. Rogelio Fernández

    Lo primero que deberíamos hacer es fundamentarnos en la esperanza de mejorar. Con esa fuerza emocional, se trataría de percibir, usar, comprender y regular tus emociones y las de los demás para, de esa forma, orientarte a la consecución de tus objetivos vitales. El poder dotar de sentido a nuestras vidas y de trabajar en su consecución es algo que es necesario para orientar bien el objetivo de nuestras inteligencias. La esperanza te va a dar fuerzas para el futuro pero solucionando el presente… así que lo primero sería, en mi modesta opinión, reducir esa ansiedad. No soy psicólogo sino un simple practicante de la IE y eso es todo lo que te puedo decir aconsejando siempre, en caso necesario, acudir a los especialistas. Un fuerte abrazo Carmen y amino con la vida, que aunque a veces no parezca maravillosa con un poco de sentido vital vuelve a recobrar todo su brillo. Un libro muy interesante es “El hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl

  6. Marlin Ferreira

    Hola, actualmente esty haciendo una tesis donde involucro el aspecto de inteligencia emocional aplicado a mi empresa, con el fin de mejorar la calidad del servicio. Por favor podria darme su opinión en cuanto a modelos basados en inteligencia emocional y que involcre ls administración ya que es esa mi área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *