Inteligencia emocional

Reflexiones sobre El filósofo y el lobo

Acabo de leer el libro El filósofo y el lobo de Mark Rowlands. Este libro lleva como subtítulo Lecciones sobre el amor y la felicidad y narra los aprendizajes del autor, Doctor en Filosofía y profesor en distintas universidades, tras diez años de convivencia con Brenin, un lobo, a los que más tarde se sumaron Nina (cruce de malamute y pastor alemán) y Tess (hija de Brenin y una pastor alemán).

El libro cuenta, de una forma experiencial a la vez que introduce cuestiones filosóficas, las similitudes y diferencias entre el simio y el lobo. Aquí quiero compartir dos de las cuestiones que más me han gustado: por un lado la idea del mal; y, por otro, la diferencia entre las criaturas del tiempo y las criaturas del momento.

Rowlands no está de acuerdo con la moderna noción del mal cuyos dos argumentos principales son que el mal sólo existe en lo marginal (en los desfavorecidos psicológica o socialmente) y que no es culpa de nadie (si quien realiza el mal es un enfermo mental o sus circunstancias sociales le han negado toda oportunidad, no podemos considerarle responsable de sus actos, no es moralmente malo). En su opinión el mal es cotidiano, normal, banal (p.121). El mal que resulta de una intención de causar dolor y sufrimiento, y su disfrute, es la excepción y no la norma. Acciones realmente malas son fallos en el cumplimiento del deber moral (que consiste en proteger a los indefensos de aquellos que los consideran inferiores, y por tanto prescindibles) o del deber epistémico (deber de someter las propias creencias a un examen crítico). Y lo ilustra con un ejemplo en el que se ven dos actos de maldad, partiendo de que dichos actos no tienen nada que ver con el regodearse en el sufrimiento ajeno: 1) los repetidas violaciones de un padre a una hija, si éste no comprendiese que lo que hacía está mal y lo considerase natural estaría cometiendo un fallo contra el deber epistémico; y 2) la complicidad activa de la madre, que está fallando en el cumplimiento del deber moral de proteger a la hija (y es irrelevante el terror que pueda sentir hacia el padre).

Los seres humanos no somos capaces de ver el mal en el mundo porque nos distraen de tal modo los motivos brillantes y lustrosos que no reparamos en la fealdad que encubren” (p.120)

Esta visión del mal me ha resultado enriquecedora ya que siempre tiendo a creer que debe haber razones para un actuación mala. Me cuesta creer que existe un mal que se pueda cometer bien por ignorancia o empecinamiento, bien por irresponsabilidad o insensibilidad ante quien está en una situación de inferioridad o debilidad.

Relacionado con temas como el sentido de la vida, la muerte y la felicidad, Rowlands introduce una distinción que me parece muy sugerente. Según él, los seres humanos y los lobos tenemos una relación distinta con el tiempo. Los lobos son, sobre todo, criaturas del momento, aceptan cada momento por separado. Los seres humanos somos más criaturas del tiempo. Concebimos el tiempo como una línea que se extiende del presente al pasado. Y esto nos puede hacer neuróticos de una forma que las criaturas del momento no lo son, pasamos una cantidad exagerada de tiempo anclados en un pasado que no volverá o proyectados en un futuro que está por venir. Miramos a través de los momentos más que mirar los momentos en sí. Los momentos para nosotros son los fantasmas del pasado y del futuro.

Hace muchos años ví la película El club de los poetas muertos en la cual el lema que les inculcaba el profesor, Robin Williams, era la famosa frase del poeta romano Horacio, Carpe Diem [Carpe diem quam minimum credula postero – ‘Aprovecha el día, no confíes en mañana’]. Hay quien hace una versión simple de este lema y lo interpreta como el vivir el momento al límite sin preocuparse por nada más. Tampoco es eso, se trata de “arrancarle pedacitos al tiempo“, de conseguir vencerle la batalla al tiempo, de lograr que el tiempo no nos quite vida (ni por quedarnos en el pasado ni por esperar siempre a un mañana). Esto es especialmente importante a medida que nos vamos haciendo mayores o cuando nos diagnostican una enfermedad terminal y vemos más de cerca la muerte.

Acabo con unas citas del libro para que cada uno saque sus conclusiones.

Somos seres mortales, seres que siguen el rastro de la muerte de un modo que, pensamos, ningún otro animal es capaz de hacer. Tanto el sentido de nuestra vida como el final de nuestra vida se encuentran más adelante en la línea, razón por la cual dicha línea nos fascina y nos horroriza. Ése es, en esencia, el dilema existencial de los seres humanos” (pp.238-9)

La muerte no es el límite de mi vida. Siempre he llevado la muerte conmigo” (p. 247)

El sentido de la vida reside precisamente en aquellas cosas que las criaturas temporales no podemos poseer: momentos” (p.267)

¿Qué has aprendido hoy de los lobos?

17 pensamientos sobre “Reflexiones sobre El filósofo y el lobo

  1. RUTH

    El hombre tiene mucho de lobo, no ha aprendido a quererse, se esconde entre las ovejas y acecha, ataca siempre a aquel que no está preparado para defenderse, es cobarde, no tiene piedad ni razón de ser, es cruel y tiene gran afán de protagonismo, bajo cualquier precio pero…..acaba huyendo con el rabo entre las patas aplastado por el peso de la verdad.
    La medicina más efectiva contra las injusticias,las injurias y calumnias es un buen abrazo.
    Paco y Encarni, os quiero.

    1. eli

      el lobo mata por hambre, por comer. El hombre y otros animales lo hacen por diversion. Hay que ser un poco mas informado y re evaluar de que forma vemos las cosas, no todo es lo que parece.

  2. ana

    me ha gustado mucho tu reflexion, de hecho he pensado en la intencion positiva de todo acto, incluso los que eligen hacer el mal, que para ellos la intencion del acto es positiva, seguro. yo he visto el club de los poetas muertos y me gusto mucho. el libro en concreto no lo he leido y me parece fascinante la comparacion que hace. felicidades por el articulo y por tu punto de vista.

    un saludo ana

  3. jose ignacio

    Hola Buenos días,

    Soy Jose Ignacio de Tatum, te escribo por si nos podias facilitar un mail tuyo poruqe estamos interesados en seguir tu blog.

    Perdona por escribirte donde los comentarios del articulo pero no encontre otra manera.

    Gracias por tu atencion. Un saludo

  4. María Linares

    La batalla entre el bien y el mal se libra dentro de cada ser humano… Es cuestión de cada uno mantener el control ante las diversas situaciones que nos presenta la vida.
    Me gusto mucho y me encantaría leer el libro!

  5. Andre

    RUTH me parece que tu comentario, aunque pretende ser profundo, no tiene mucha base. Primero te recomiendo documentarte respecto a las costumbres del lobo, que es uno de los animales más fascinantes que existe. Tu ignorancia al respecto solo consigue denigrarlo, al establecer esa comparación tan odiosa con el hombre.

    1. Gerardo

      Completamente de acuerdo de lo que trata el libro es precisamente de describir algo totalmente diferente al cuento que nos contaron sobre el lobo con piel de oveja, el mundo de los lobos es fascinante mas que el de los monos y por ende del hombre

  6. silvia

    Me gusta la filosofía pero realmente desconozco muchos temas. Lo único que sé que compré el libro por casualidad y es un autentico placer haberlo leido. A medida que lo vas leyendo te das cuenta de las grandes diferencias entre las personas-simios y el resto de los animales,como el lobo.A mucha gente le iria bien una dosis de esa reflexión.

  7. Ana M

    El libro es excelente. Con sencillez y claridad te hace reflexionar acerca de lo que hacemos los seres humanos y, por qué lo hacemos … nuestra supuesta “superioridad” sobre otros animales, no deberíamos tomárnosla tan en serio.

  8. ale

    @RUTH

    xfa primero lean el libro no hagan comentarios nada más x hacerlos, es un libro maravilloso donde t das cuenta que tal vez el animal más feroz no lo es, y el hombre (simio) que se siente superior a otros animales en realidad es un poco mezquino… so: estoy de acuerdo con Andre, no me pareciódel todo el comentario de RUTH

  9. gaspar

    RUTH perdona la franqueza pero ablas porq tienes boca o en este caso una computadora cn internet, deberias primero leer el libro, dsps analizarlo un poco, y ademas instruirte un poco en lo q es filofosia tu critica pseudoprofunda es una burla para el intelecto humano y un insulto creo yo para los q leimos el libro y entendemos su mensaje. croq todos deberian leer este libro y quizas el mundo seria mejor si todos fueramos un poco mas lobos.

  10. Alejandro

    Hola! Les escribo desde Argentina, donde tambien hemos tenido la suerte de que este texto llegara a nuestras manos. En mi opinión, es un texto fabuloso, que nos enseña a replantearnos nuestro día a día y hacia donde estamos yendo con cada acto cotidiano. Es un texto rico, puesto que abarca asuntos variados, desde la politica -desmantelando la tesis contractualista de los clasicos Hobbes, Locke, etc- hasta la religión, el amor, la infelicidad y el mal -cuyo analisis debería ser tenido en cuenta en disciplinas tales como la sociología y el derecho-, en el marco de una redacción sumamente coherente, con tintes autobiográficos.

    Al margen, en un todo de acuerdo con el comentario de Gaspar. La referida no se ha tomado siquiera la molestia de leer la contratapa.

    Saludos!!

  11. ladislao martinez barvie

    Hola,soy argentino ciudadano del mundo tengo 24 anos nacido el 5 de julio de 1985.

    buenos dias!!!para mi. en el punto del globo donde me encuentro son las 10:04 de la manana.

    Ase no mas de un mes, un ciudadano del mundo ,seguido de una charla y debate de la vida , del ser humano que poco abunda y si en abundancia se encuentran los seres in humanos,me comento sobre su libro -el filosofo y el lobo-

    en principio lo que mas me llamo es el titulo en si , sacando un gran mensaje ,la conexión entre seres diversos en este caso el lobo y un ser humano,ya que siendo in humano la conexion es= a inexistente.
    el sistema en donde vivimos cotidianamente ,nos desconecta mas mil veces los sentidos,si en principio sabemos que nuestro cerebro indiferentemente de nuestra edad utiliza el 10 % de la capacidad 100%,no queda mas que pensar que tuvimos una evolución mínima y si una evolución ambiciosa material sin fronteras.

    de mi parte ya que soy creyente de mis sentidos,todo lo que hago es con sentido,no soy creyente de ninguna religión,creo en mi de dentro asía fuera y creo en mi estimulo diario,me nutro de mis fuentes naturales ,para concretarme como ser humano.si vamos a un ejemplo1: pondría a jesus (como todo lo raro confuso=en evolución =eliminamos) =un ser evo luido,como ahora y siempre lo fuimos ellos sistema o como mejor lo definan ,solo por dar un ejemplo ellos 70% y nosotros somos un 30% (mas firme y rígidos,ya que para tal estimulo en evolución es fundamental entender los siguientes puntos) 1- el bueno infinito(y que poco se probo-la tabla de puntos+creado en inicio desde el amor=gran sensibilizador de sentidos) 2-termino intermedio= según nuestro estado moral psicológico o como mejor le quede determinar ,es el que mas abunda ,ya que según nuestra conveniencia vamos y venimos de estos dos puntos tanto +(positivo) como -(negativo), 3- negativo(lo resumo breve, todo lo que complementa una tabla de puntos negativos en su generalización toda(-).
    Lo bueno es saber que ,que universalmente hablando tenemos al universo de nuestro lado que en causa y efecto esta sensibilizándo a la gente ,con movimientos gravitacionales de la tierra sobre su eje,en efecto el resultado.
    afirmo que todos estos anos hemos tenido una evolución a la inversa,muy pocos han llegado a estimular sentidos ,ejemplo usted es uno (supera la capacidad cerebral del 10 % “classico” que nos denominaron y de alguna forma nos frenan,es hora de mirar de dentro asía fuera de una forma global,la energía es renovable =esperanza.

    toda via no leí su libro ,cuando lo sienta lo are.

    un gusto saber de su conexión con un ser tan temido ,(siempre antes de juzgar al ser diverso que fuese , ahí que analizar sus antecedentes cronologicos)=ahi estar el resultado=y sabremos sobre la cura

    si logramos una estabilidad global,el mundo no solo usted y unos pocos mas o menos si no en nuestra generalización toda ,podremos con todo tipo de seres,nos marcaron 5 sentidos y se que ahí mas , espesemos por estimular mejor la percepción,que muchas veces nos marca derecha izquierda abajo arriba afirmativo negativo)

    blanquear nos en su totalidad y salirnos del termino medio a negro.

    saluda atentamente

    ladi

  12. Lourdes

    Buenos a todos i todas,
    Este libro me lo compre por casualidad i he de decir que estoy enganchada a el. I sobretodo que comparto la teoria del autor que dice que nos distinguimoes entre simios i lobos. Me identifico mas con los lobos porqeu reconozco qeu soy muy simple.

  13. Lourdes

    Buenos a todos i todas,
    Este libro me lo compre por casualidad i he de decir que estoy enganchada a el. I sobretodo que comparto la teoria del autor que dice que nos distinguimoes entre simios i lobos. Me identifico mas con los lobos porqeu reconozco qeu soy muy simple.

  14. Pingback: Sobre ‘La muerte quiere ser madrina’ | Blog de Albert Díaz

  15. Marcia Ati

    El titulo me fascino, El filósofo y el lobo, desde mi adolescencia amé la Filosofía y criiaba a quien considere mi hijo Pompom, un gatito, he allí porque me llegó al pinto medular de mi existencia, igual que el filosofo compartí con mi niño, soledas, destierro, comprensión del Yo el y su mirada, sus silencios, sus manías ynyo reflwjandome en mi alter Yo, gracias a Rowalds atravesé mi desoierto y desee ser lo mas lobo-gato que pudiera, aunque lamente que mi simio me prevalece…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *