Inteligencia emocional

A UN AMIGO QUE SE CASA…

“Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”.
Antoine de Saint-Exupéry, El principito.

Hace unos días mandaba desde aquí un abrazo y todo mi apoyo a un amigo que lo estaba pasando mal. Hoy ese abrazo y ese apoyo son para un amigo que se casa.

Alfonso significa mucho para mí. Fue mi alumno y con el tiempo se ha convertido en un buen amigo. Yo le suelo decir que es mi hermano pequeño (su hermano tiene mi edad...). Hemos compartido muchas cosas y experiencias. No sé si lo sabe pero admiro de él su gran generosidad y disponibilidad. Nunca olvidaré que cuando murió mi padre él se ofreció, y así lo hizo, a traer a mi hermana a Bilbao desde Pamplona… son cosas que sólo hacen los buenos amigos…

Pero no sólo se casa, que ya de por sí es una aventura, sino que en su caso coinciden varias decisiones de gran envergadura. Se casa con una mexicana, deja su trabajo, se va a vivir a Monterrey (Mexico) y a su nueva familia se suman los dos hijos preadolescentes de su prometida, Betty. ¡Es un valiente!… y lo digo como hermana mayor, madre y esposa. Creo que es consciente de las dificultades que entrañan tantos cambios y de tanto calado, sabe que el camino no será fácil… pero es lo que ha elegido. Y lo ha hecho por amor y desde el amor. ¡Bonita tarea! ¡Gran responsabilidad!

Creo que a los que le queremos sólo nos queda decir que respetamos su decisión y estamos ahí, aunque haya un océano de por medio, para apoyarle y acompañarle en este camino. ¡Alfonso no estarás solo!

“De nuevo Almitra preguntó: ¿QUÉ PIENSAS DEL MATRIMONIO?

Y Almustafá contestó:

Juntos habéis nacido y seguiréis así para siempre,
Aún cuando las blancas alas de la muerte disipen vuestros días,
y juntos, también, en la memoria de Dios.
Mas permitid que haya espacios en vuestra unión, y dejad que los vientos dancen entre vosotros.
Amaos el uno al otro, más no hagáis del amor una prisión: Es preferible que sea un inquieto mar entre las playas de vuestras almas.
Llenad el uno al otro la copa, mas no bebáis de una sola. De vuestro pan convidaos, empero, no comáis de la misma hogaza.

Cantad y danzad juntos, y sed alegres, pero dejad que cada uno esté solo,
Como lo están las cuerdas de un laúd, a pesar de estremecerse con la misma música.
Ofreceos el corazón, pero que cada cual sea su fiel guardián, Porque únicamente la mano de la Vida puede contener vuestros corazones.
Y erguíos juntos, mas no muy próximos: Las columnas del templo se plantan firmes y separadas, y el encino y el ciprés no crecen uno a la sombra del otro”.

Khalil Gibran, El Profeta

5 pensamientos sobre “A UN AMIGO QUE SE CASA…

  1. J. Carlos

    La gran aventura de la vida se manifiesta cuando tomamos las grandes decisiones.

    Elegir implica renunciar, y no es fácil. Sin embargo, ¿hay algo más potente que la fuerza del amor?

    Enhorabuena Alfonso, la tuya es una de esas historias que permanecerá en el recuerdo de los que la hemos conocido.

    Arantza, ¡qué bonito entender el amor de la forma en que lo hace Gibran!

  2. Betty Cárdenas

    Aran…gracias por lo que escribes. En verdad que Alfonso te considera como una hermana y tus palabras hacia él me han emocionado, sobre todo porque es un ser humano maravilloso y es por eso, entre miles de razones, por las que me he enamorado de él.
    Prometo que lo cuidaré y lo haré muy feliz.
    Un abrazo.

  3. Iratxe

    Utilizando el término que le encanta a Aran, Alfonso es de esas personas “polivalentes”: entre otras cualidades, es muy sencillo, natural, muy generoso, cercano, gran conversador y con la habilidad de hacer sentir al recién llegado como que conoce a los demás de “toda la vida”.

    Tras semejante descripción, pueda parecer que no estoy siendo objetiva, pero sin ninguna duda afirmo que soy breve a la hora de alagar a una persona, a la que sin duda la vida la está recompensando de la mejor de las maneras, y que confio la siga recompensando.

    FELICIDADES PAREJA!!!

  4. Rogelio

    Alfonso se va… pero Betty llega… o viceversa. La verdad es que conozco a los dos y a los dos quiero aunque a Alfonso le voy a echar mucho de menos ya que su inmensa humanidad me ha llenado de felicidad muchas veces en mi vida. Es un titán y una fiera académica, religiosa y moral… un gran hombre, un gfan cristiano y una gran perona… como no podía se menos como marido para una persona extraordinaria como Betty. Un fuerte abrazo a los dos, y mi más sincera enhorabuena para este nuevo matrimonio… y gracias a Arantxa por el recordatorio!!!

  5. Lvelazquez@itesm.mx

    Hola!! veo que escribimos muchos amigos/as en este espacio. A mi me da gusto que se case Alfonso en Monterrey porque Arantza va a tener que venir!!!!!!!! y también Rogelio e Iratxe ja ja ja y Creo que Alfonso, Aran, Betty, Rogelio, Iratxe son personas maravillosas!!! de lejos y de cerca miles de abrazos -Lumi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *