Inteligencia emocional

Cuando los demás no lo entienden (VACACIONES,…)

¿Qué buscamos cada uno en nuestras vacaciones? Como es de entender, cada uno busca lo que necesita: tranquilidad, descanso físico, desconectar psicológicamente, compañía…  Hasta ahí todos estamos de acuerdo, pero no en la forma de conseguirlo, pues cada persona lo hace de una forma diferente.

Para entender todo esto que acabo de decir os explico lo que me viene pasando en mis dos últimas vacaciones.  Las necesidades eran: desconectar psicológicamente del día a día, estar en contacto naturaleza, conocer gente y realizar ejercicio físico. Sumando todo esto decidimos que una manera de saciar esas necesidades sería hacer la Ruta de la Plata en tándem.  Mi pareja y yo estábamos pletóricos por ir, pues ya el año pasado  habíamos disfrutado de un viaje parecido y queríamos repetir la experiencia.

Aunque en este tipo de viaje no hay mucho que organizar, fuimos preparando con tiempo los diferentes aspectos: cuidar el peso del equipaje, buscar la manera de bajar el tándem a Mérida, decidir qué hacer al llegar a Astorga… Disfrutábamos de todo el proceso pre-viaje, ya que teníamos experiencia de año anterior, por lo que se hacía más fácil.

Pero ya desde el primer momento varias personas empezaron a poner pegas a nuestro viaje.  Parecía que nos querían desilusionar: que si que mala época para ir, vais a sufrir con el calor, son muchos kilómetros… Menos mal que estábamos totalmente seguros de lo que queríamos hacer. Sabíamos que no era la mejor época para ir, pero ya teníamos estrategias (a quien madruga…) para zafarnos del calor.

Una vez  iniciamos el viaje “alguna mosca cojonera” preguntó: ¿pero realmente consideráis que esas son vacaciones?. La pregunta se hizo terminada la 5º etapa, después de 88km, y he de deciros que por un momento me lo pregunte a mí misma, con su consiguiente crisis.   

El viaje fue según lo previsto,  llegamos  donde queríamos llegar y de la manera en que queríamos llegar.

Con todo esto quiero decir, que aunque para uno esas no sean las vacaciones ideales, habrá que opinar  sobre lo que yo haría en tu situación, pero no juzgar sobre lo que otros deciden hacer.

Hablando sobre esto con una amiga que acaba de ser madre hace 4 meses, me explicaba su sensación parecida pero sobre la manera en la que ha decidido tener a su hijo (decidió tener a su niño en casa, fuera de los hospitales) y la reacción de algunas personas al considerar que esa no es la manera de traer un niño al mundo.

Por suerte, no hay una única manera de hacer las cosas, pero puede resultar difícil mantenerse firme si no lo tienes muy claro. ¿En base a qué decidimos hacer una cosa u otra? ¿Porque siempre se ha hecho así o porque  así lo queremos?.

Un pensamiento sobre “Cuando los demás no lo entienden (VACACIONES,…)

  1. Fco. Javier Bárez Cambronero

    Querida Xurdana:
    Estoy contigo, cada cual puede y debe hacer con sus vacaciones lo que le venga en gana y nadie es quién para cuestionarlo. Son decisiones personales, pero ya sabes en cuanto algo se sale lo más mínimo de la ¿norma? parece que siempre hay alguien que pierde la seguridqad que le aporta lo establecido y sólo ve inconvenientes en lo que los demás hacemos, ¿será envidia?,o yo que sé
    Te dejo un enlace para que sigas disfrutando con otra ruta en bici que ha estado haciendo Julen Iturbe
    http://blog.consultorartesano.com/2009/07/transandalus-bilbao-antequera-0.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *