Inteligencia emocional

La confianza

En una ocasión iban tres montañeros a pasar un fin de semana a un frondoso bosque; uno era el “fuego“, otro el “agua” y otro la “confianza“.

 Al entrar en el bosque les salió a su paso el guardabosque y les dijo: “¿a dónde se dirigen ustedes?”, y ellos respondieron: “a pasar el fin de semana en el bosque“, el guardabosque les contestó: “tengan mucho cuidado ya que es un bosque muy peligroso, muchas personas que entraron no lograron salir jamás“.

El fuego le contestó: “yo no tengo ningún miedo, si me pierdo, comenzaré a emitir humo de mí y así me encontrarán fácilmente“.

El agua también con muchas ganas le respondió: “pues yo tampoco tengo problemas, siempre ruedo hacia abajo, me diluyo y a mi alrededor siempre brota la hierba verde, pronto me encontrarían“.

Entonces el guardabosque se dirige a la confianza y le pregunta: “¿y usted quién es?”.

La confianza responde: “yo soy la esperanza y estoy pensando en no entrar en el bosque, porque cuando alguien me pierde casi nunca me vuelve a encontrar“.

Es fácil perder esta bella emoción de confianza, pero qué difícil es recuperarla.

Amigo lector, yo te pregunto: ¿recuerdas por qué razones has perdido la confianza en alguien, y por qué razones esa persona ha perdido la confianza en ti?

Hay muchas personas que alegremente hacen cosas que consiguen que los demás pierdan la confianza en ellos y después se enfadan y sufren mucho por ello.

Nunca hagas cosas a otro que si éste telas hiciese a ti mismo representaría una pérdida de confianza.

La confianza hace que los demás se sientan cómodos con nosotros mismos. Cultívala con hechos, con actos, con acciones. Si generas confianza en los demás, recibiremos a cambio muchas cosas, sonrisas, abrazos, intimidad, sinceridad y afecto.

Te animo a que escribas en un papel el nombre de las personas, de las que perder su confianza sería en hecho traumático para ti. ¿Qué consecuencias tendría para ti?

Siempre recuerda que a veces es mejor dejar de entrar en ese espeso bosque donde si lo haces quizás pierdas la confianza para siempre. Perder la confianza es más bien sencillo, recuperarla difícil y a veces imposible. No entres en el bosque de la mentira, traición, engaño, sé humilde y perdona.

¿Usted qué opina?

2 pensamientos sobre “La confianza

  1. yoanna santana

    yo creo q eso se ajusta mucho a mi porq soy una persona muy desconfiada y eso creo se debe a q he sufrido avandono de pesonas muy cerca de mi pero me parece interesante poder creer en las personas sin estar pensando q te van a traicionar, gracias

  2. Javier Bárez

    Muchas gracias José Antonio por estas líneas que nos hacen entrar en una dimensión de reflexión interior.
    Me gusta esta técnica que nos vienes proponiendo de hacer listas y cartas.
    Son una herramienta muy eficaz de autoconocimiento.
    Yo también pienso que antes de entrar “en oscuros bosques” es mejor plantearse cuestiones como la que propones; ¿Qué consecuencias tendría lo que vas a hacer para tí? y también ¿Qué consecuencias podrá tener para los demás?.
    Muchas pérdidas de confianza y conflictos vienen precedidas de no-respuesta a estas cuestiones
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *