Inteligencia emocional

El lenguaje del amor

Hace unos meses escribí un post “Construir un hogar con ladrillos emocionales” en el que señalaba algunas conclusiones que me había suscitado la lectura del libro Brújula para navegantes emocionales de Elsa Punset (Madrid: Aguilar, 2008). Hoy quiero retomar un tema que ella desarrolla y que se basa en la teoría del Dr. Gary Chapman sobre los cinco lenguajes del amor . Elsa Punset lo aplica a la educación de los hijos pero creo que se puede extender a todas nuestras relaciones.

En primer lugar hay que diferenciar el amor condicional (el que está basado en los logros o el rendimiento) del amor incondicional (aquel que acepta al otro por lo que es, no por lo que hace).

Desde pequeños conocemos el amor condicional; ese que se basa en las expectativas, y en el que nos entrenan mediante regalos, recompensas o privilegios siempre que cumplamos dichas expectativas. De esta manera vamos desarrollando un autoconcepto en el que tiene mucho peso lo que los demás piensen de nosotros y nos transmitan. Sin embargo, todos necesitamos amor incondicional, una aceptación sana y sin condiciones por encima de nuestro atractivo físico, nuestras capacidades, nuestras limitaciones, nuestros errores o nuestros aciertos. El amor incondicional supone un respeto intrínseco de la persona, lo que no significa tolerar o apoyar cualquier acción o actitud, y contribuye al desarrollo de una autoestima saludable.

Hecha esta distinción hablemos de las cinco maneras básicas en las que las personas, según el Dr. Chapman, expresan y reciben amor: el contacto físico, el tiempo de calidad, los regalos, las palabras y los actos de servicio. Cada persona tiene uno o dos lenguajes con los que le resulta más cómodo expresar amor. Necesitamos que los demás también nos expresen amor en dicho lenguaje, y no sentiremos frustrados si no lo conseguimos. Lo ideal sería dar y recibir amor en todos los lenguajes porque así nos comunicaríamos más fácilmente con un mayor número de personas. Veamos cada uno de los lenguajes:

  1. El contacto físico: Es una de las formas más directas y sencillas de comunicación entre los seres vivos, porque no requiere palabras, y es especialmente importante cuando una persona está enferma o triste. Hay quien evita el contacto físico o lo reduce a lo imprescindible.
  2. El tiempo de calidad: Es aquel que se comparte sin presiones ni obligaciones, por puro placer, sin un objetivo que cumplir. Permite conversar y escucharse sin prisas. Ayuda a crear confianza y lazos emocionales.
  3. Los regalos: En la sociedad consumista que vivimos el regalo ha perdido parte de su sentido más noble. Además, es tentador, porque lo más sencillo es hacer regalos de forma indiscriminada para no utilizar los otros lenguajes o sustituirlos. Hay que dar y recibir regalos (que no necesariamente tienen que ser objetos frívolos o innecesarios) con espíritu generoso.
  4. Las palabras: A través de ellas explicitamos nuestra aprobación o desaprobación hacia los demás. Las palabras que decimos a los niños tienen un gran poder porque ellos creen que pensamos sinceramente todo aquello que decimos. Las palabras de amor y cariño, los elogios sinceros, se dicen casi sin pensar pero dejan una huella imborrable, independientemente de la edad.
  5. Los actos de servicio: Son algo que se hace, no por necesidad u obligación, sino de forma generosa para ayudarse a sí mismo o los demás. Los adultos pasamos gran parte de nuestra vida cuidando a los demás a través de estos actos de servicio, lo cual resulta física y emocionalmente exigente. Por esta razón, es útil parar de vez en cuando y recuperar el espíritu de cuidado en estos actos.

Esta teoría de los cinco lenguajes del amor me ha hecho caer en la cuenta de que yo utilizo mucho el lenguaje de los actos de servicio. Hacer cosas por los demás, cercanos o incluso desconocidos, me resulta fácil y gratificante. No me cuesta tener en cuenta a los demás, hacerles pequeños (o grandes) favores, hacer la vida más fácil a otros, aunque no siempre reciba lo mismo. Sin embargo, creo que mi marido no valora lo que yo hago. Cuando hago favores a otros o cuando me adelanto a hacer algo que creo que le puede ayudar intuyo que él lo interpreta como un intento de control por mi parte o un servilismo. Y a mí me duele, porque actuar así forma parte de mi naturaleza y creo que no es algo que deba cambiar (quizá con él sí…). Además, es algo que quiero que mis hijos vean y practiquen ¿Por qué resultará tan difícil expresar nuestro amor?

¿Y usted qué opina? ¿Cuál es su lenguaje o lenguajes preferidos?

8 pensamientos sobre “El lenguaje del amor

  1. Edgar Alva

    Buenas tardes:

    Todos los tipos de lenguaje, como lo indica el artículo, tienen su lado interesante y conveniente, y sería extraordinario si pudiéramos practicarlos todos con cierto sostenimiento y hacia la mayoría de personas. Sin embargo, como lo recursos son limitados, particularmente elegiría, si tuviese que elegir uno, el último de los citados, porque de esa manera se apoya en aspectos concretos a la gente en un ámbito que, creo, es el menos común en términos efectivos aunque muy autopublicitado “de la boca hacia afuera”.

    Personalmente, por mencionar un orden, soy muy dado al lenguaje de las palabras hacia prácticamente todas las personas de mi entorno (mayor espectro); al lenguaje de los actos de servicio, el tiempo de calidad y el contacto físico, (disminuyo el espectro, lo confieso) hacia las personas que estimo o me resultan atractivas o, inexplicablemente, sin siquiera conocerlas, agradables (tal vez, con ello estoy delatando mi inmadurez o mi simpleza natural). No soy muy dado a los regalos que reflejan una conciencia consumista, salvo en ocasiones que la contraparte tenga mucha expectativa y me interese saciar dicha expectativa. Soy de las personas que trata de regalar con actos de servicio, por lo que ambos lenguajes me resultan perfectamente conectados, y cuya combinación, en mi opinión, refleja una de las mejores de amar.

    Creo que los actos de servicio, sin dejar de lado el tiempo de calidad y el contacto físico, es un mensaje que Jesús nos dejó a través de su paso físico por esta tierra: Él, que era Señor, brindaba su amor a través de actos de servicio, mostrándonos que quien tiene el poder lo tiene para servir a los demás y no, para servirse de ellos.

    Hay mucho por reflexionar y replantearse.

    Un abrazo,

    Edgar Alva
    Universidad del Pacífico
    Lima-Perú

  2. ROSA XIOMARA TREJO

    HACE POCO TIEMPO TUVE LA OPORTUNIDAD, A TRAVÉS DE UN REGALO DE UNA PSICOLOGA QUE ME TRATO POR PROBLEMAS DE SEPARACIÓN CON MI ESPOSO, SE TITULA EL DIA QUE TE QUIERAS Y HABLABA DE CUANDO NIÑOS NOS PREMIABAN POR NUESTROS ACTOS Y CADA DIA PARECE QUE TRATAMOS DE BUSCAR SIMEPRE LA APROBACIÓN DE LO QUE HACEMOS, ME PARECE MUY INTERESANTE EL TEMA Y ESTOY INTERESADA EN ADQUIRIR MAYOR INFORMACIÓN YO TAMBIÉN M EIDENTIFICO CON EL LENGUAJE DE LOS ACTOS DE SERVCIO Y BASTANTE CRITICADA POR, GASTO MUCHO TIEMPO EN LOS DEMÁS Y SIENTO DESGASTE POR ELLO.

    Ing Xiomara Trejo Táchira Venezuela

  3. Blanca

    Es verdad Aran.Vivimos en una sociedad y cultura poco favorable a expresar amor.Creo que ,en general,no sabemos casi nada del amor.Si sentimos un montón de cosas,pero no tenemos tiempo de ordenarlas,compartirlas,disfrutarlas……siempre parece que hay algo más importante que hacer antes.Y así nos va.Del artículo que escribiste me quedo especialmente , con lo del tiempo de calidad.Los lazos emocionales no se viven virtualmente,se necesita espacio y tiempo real para crearlos y fortalecerlos.Por otro lado,no creo que tengas que cambiar nada que brote de tu corazón,o como dices tú ,de tu naturaleza.Sigue expresándote desde ahí,y camina hacia donde el corazón te lleve……

  4. eugenio

    Bien , este es mi pensamiento después de años de haber analizado el tema : OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES . Todo lo demás son excusas . Si alguien te quiere pero no te lo expresa una de dos : o no te quiere o tiene un problema de expresión y manejo de las emociones pero lo cierto es que el resultado final es que a ti no te llega :sin embargo más allá de lo que te pueda decir o como pueda contactar físicamente sus obras contigo la delatan de forma incuestionable .Por eso le daría un consejo ( no me gusta mucho darlos ) a alquien que tenga dudas sobre si es amado o no por quien sea ( padres , pareja …) : mira sus obras para contigo punto y ACEPTA la respuesta por dolorosa que sea , ACEPTA . Arantza por favor , aunque no seas valorada por eso NO CAMBIES por que si hay algo que tiene sentido en esta vida es la capacidad de AMAR Y DAR.

  5. OLGA SUSANA SUAREZ PICO

    Particularmente ,considero que antes que hablar otro lenguaje, debemos aprender el lenguaje del amor, èl nos permite descubrir en la otra persona que lenguaje habla, y es el termòmetro que define como andan nuestras relaciones,cualquiera que sea, de trabajo,familiar,sentimental. Es excelentisima opciòn para saber si nuestro tanque (corazòn) està rebozante deamor,o a medio llenar , o definitivamente està vacio. Me identifico plenamente con los cinco lenguajes, a diario tallerizo en mi temàtica de crecimiento personal. Es este el lenguaje que Dios quiere que pronunciemos,el lenguaje,puro,el de las cosas sencillas,el incondicional,el eterno, el que nos determina la calidad y la excelencia en el trato,el que nos hace MEJORES seres humanos,el que nos dirige a cumplir el MANDAMIENTO DEL AMOR: ” amar a nuestros semejantes, como a nosotros mismos “. Gracias por esta oportunidad para expresar que estamos llamados a cultivarlo, a regarlo, a dejar una siembra que no morirà jamàs. Hasta PRONTO.

  6. Pingback: Inteligencia Emocional » El valor es la persona…

  7. Ricardo García

    Hola Arantza.

    Me gustó tu blog.

    Yo creo que el amor siempre es incondicional. Creo que tenemos conceptos equivocados sobre el amor y que por eso, no lo entendemos. Nos cuesta mucho trabajo porque lo que experimentamos no concuerda con lo que nos han enseñado desde niños.
    Yo creo que vivimos con algunos conceptos que ya no nos funcionan y que podemos cambiarlos.
    Cambias el concepto, cambías tu forma de pensar, cambias tu forma de vivir.
    Te invito a conocer mi blog. Creo que tenemos algunas cosas en común, aunque también tengamos diferencias. El valor agregado es el resultado de compartir ideas, de considerarlas y de tomar para nosotros aquellos que nos funcione.
    La liga del blog es la siguiente:
    http://reflexiones-coatza.blogspot.com/
    Por cierto, la imagen del inicio es estupenda. Nuestra forma de comunicarnos va cambiando con la tecnología: ¡felicidades!

  8. Ricardo Garcia

    Hola Arantza

    Para el pensamiento del día, te agradecería mandarme un correo a la siguiente dirección

    ricardo.coatza@gmail.com

    para tener tu correo y agregarte a la lista.

    De igual manera, me sirve para comentarte cuando tenga un nuevo post.

    Saludos y Feliz inicio de año.

    El día 4 de enero reanudo los correos del pensamiento del día.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *