Inteligencia emocional

Cambio y Perogrullo

Cambio, cambio, cambio… todo el mundo, todo el tiempo diciendo que tenemos que cambiar… ¿pero es que la humanidad ha hecho otra cosa a lo largo del tiempo? Me explico.

Con solo echar la vista atrás 100 años y retrotraernos a 1911 nos encontramos con una persona, mi padre, que en ese año cumplía los dos años. Hasta la fecha de su fallecimiento, en 1980, mi padre vio y vivió lo siguiente (y en esto pido disculpas por las incorrecciones históricas):

Primera Guerra Mundial, Crack del 29, Segunda Republica Española, Guerra Civil Española, Dictadura de Franco, Segunda Guerra Mundial, en los 60 época de gran crecimiento económico, el seiscientos (él nunca condujo), la Guerra Fría,  varias crisis del petróleo (1973, 1979), muerte de Franco e instauración de una monarquía parlamentaria, ley del aborto, Comunidad Económica Europea, la televisión, el teléfono, el ordenador, el fin de su oficio, cajista de imprenta, en aras de las nuevas tecnologías (Offset)…

Si hubiese vivido hasta hoy, algo que no será nada extraño dentro de poco ya que la media de vida rondará pronto los 100 años, hubiera visto la reconversión económica española y vasca, la caída del muro de Berlín, la caída del sistema comunista (lo que le hubiese roto el alma ya que era un “rojo” convencido), el estatuto vasco, la crisis de los 90, el VIH, el móvil, atentados en EE.UU., los portátiles, ley de matrimonios homosexuales en España, los smartphone, la tele en color, la Unión Europea, el AUDI 546387 GTXZ 38 válvulas, el euro, un negro en la Casa Blanca, la televisión digital, la mayor crisis económica de la historia (eso dicen…) y yo qué sé qué más… ¿Y todavía insisten en el cambio… no es una perogrullada?

También hay que señalar que lo que vio durante toda su vida fue la guerra, y en primera persona. Vio el hambre, la falta de educación para todos, de derechos fundamentales para todos, la falta de libertad, el abuso de poder, la corrupción, el fanatismo, la avaricia, la falta de compasión, la explotación del hombre por el hombre, los privilegios, el fundamentalismo, venga de donde venga,  el engaño, la manipulación. Y todo esto es lo que vería, en este mudo globalizado y de la información, si viviese hoy en día. Sin embargo, él… perseveró en intentar cambiar las cosas.

La Humanidad, vuelvo a la idea inicial, no ha hecho otra cosa que cambiar, que andar como un todo a lo largo de la historia adecuándose a los tiempos, a la ampliación del conocimiento, a la lucha de las personas por vivir mejor y a la sinrazón del ser humano. Somos cambio, la Humanidad está evolucionando continuamente y las personas lo único que tenemos, a veces, es el espejismo de  que nuestro entorno no cambia, de que nosotros no cambiamos, y sí lo hacemos, ¡claro que lo hacemos! Lo que tendríamos que tener un poco más claro es para qué cambiar, no por qué… sino para qué.

Y es aquí donde entra la necesidad de desarrollar alguna de las inteligencias con las que cuenta el ser humano. Más allá, de la Inteligencia Emocional, que apoyándose en el autoconocimiento derivado de la gestión de las emociones, es capaz de ayudarte a tener unas mejores relaciones personales y sociales, es necesario desarrollar la inteligencia moral. Soy un ferviente seguidor de marina cuanto dice que la inteligencia que debe regir el resto de talentos es la Inteligencia Moral.

Y estas son mis reflexiones y algunos de mis recuerdos. También la justificación de por qué he hablado del cambio y de la Ética en un blog de Inteligencia Emocional pero… cuál es su opinión.

¿Para qué tenemos que cambiar?

 

¿Cómo puede la inteligencia emocional ayudarnos a ello?

5 pensamientos sobre “Cambio y Perogrullo

  1. Lontzo

    A mí sí que me parece sugerente la idea del cambio; en sí misma creo que es un revulsivo.

    Y sí, los cambios en una vida pueden ser tremendos. Los motivados por cuestiones que no controlamos (Crisis, guerras, adelnatos tecnológicos, …) son una cosa.

    Pero creo de verdad que los que realmente están en nuestras manos son los que vamos experimentando en nuestro ámbito más diario y personal. Son las cosas que te pueden llevar a una situación mejor o peor, y en las que uno mismo sí puede influir. Digo yo …

  2. Jose Zabaleta

    Hola Rogelio… y demás Caminantes…

    Efectivamente… Somos El Camino… El Cambio… Somos un Evento…

    Pienso que si en estos tiempos se habla tanto del Cambio… es porque somos conscientes de que se está acelerando… En nuestro Interior… que es donde se produce el verdadero cambio… y posteriormente se refleja en el mundo exterior…

    Intuyo que el cambio que estamos experimentando va a ser mucho más profundo que todos los cambios que han sido recordados en este artículo… Más Profundo que un cambio en el Sistema Financiero… Estructura Social…

    Estamos a punto de descubrir una Cambio de Perspectiva… Cómo Vivir la Vida desde dentro… hacia afuera…

    Abrazo Eterno… Compañeros…

  3. josetxo

    La Humanidad prosigue evolucionando (y consiguientemente cambiando) pero no debemos confundir globalidad y particularidad. De hecho aunque la mejora de la Humanidad continúa la actitud de los individuos y la convivencia de una sociedad puede estar involucionando (regresando a pasados estadios de la ferocidad, de pérdida del respeto a uno mismo y a los demás). Y creo que esto último es lo que está sucediendo a nuestra sociedad en la que la pérdida de valores es de tal magnitud que estamos llegando al becerro de oro como único diós adorado. De aquí nuestra necesidad de cambiar para mejorar… porque si no lo hacemos proseguiremos empeorando.
    Respecto a tu comenrtario sobre la idoneidad de este post sabes bien que éste es el mejor de los blogs donde volcar nuestras inquietudes, nuestra inteñigencia (en mi caso cortita y lo siento) y nuestros pensamientos.
    Por lo demás me ha gustado mucho el post como tambien el comentario de Lontzo y me gustaría conocer la opinión de todos estos magníficos de los que he ido aprendiendo. De los que habeis escrito vuestros post y de los que los habeis comentado: Alfonso, Alaitz, Amagoia, Ambar, Angel, Araia, Arantza, Crispín, Daniela, David, Dora, Eduardo, Elizabeth, Emilio, Esmeralda, Fanta, Francisco Javier, Gabriel, Gaspar, Genelys, Gloria, Gotzon, Igor, Inés, Iñaki, Ion, Iriana, Itziar, Jaime, Javier, Joaquín, Jokin, Jon, José, José Antonio, José Luis, Jonhatan, Juan Cárlos, Judith, Karmele, Larraitz, Laura, Leire, Lucy, Lurdes, Maite, Mary Luz, Milagros, Nekane, Olatz, Pello, Raúl, Ricardo, Rosalía, Rosy, Rubén, Sandra, Susali, Tatiana, Unai, Unatz, Wilson, Yoli, Yovanni… y tantos otros a los que os pido disculpeis la mediocridad de mi memoria, pero sobre todo me hace ilusión conocer la opinión de los que os limitais a leer y que de buen seguro teneis opiniones mucho más interesantes…
    saludos

  4. Rogelio

    A mí también me sugiere mucho la idea de cambio Lontzo.. de hecho creo que no he parado de evolucionar y de forma salvaje durante toda mi vida… y lo que me queda… Lo que quería plasmar es precisamente eso, que somos cambio en estado puro y que seguiremos siéndolo y ojalá que no sea guiado solo por el Mercado sino por nuestras ganas de mejorar y sobre todo por el bien común.

    Deciros también a Josetxo (comparto todo lo que dices y sobre todo las ganas de seguir aprendiendo de tantas personas como mencionas!) y a ti que la alegría ha sido encontraos de nuevo en la red hablando de estas cosas.. Un fuerte abrazo y seguimos!!!!

  5. Efecto pigmalión

    Hola a todos! Me gustaría, para comenzar, elogiar el post “cambio y perogrullo”. Muy coherente en su pensamiento, en lo que considero, un pequeño homenaje a su padre, y a la inteligencia en sí misma.
    Estoy especialmente de acuerdo con José Zabaleta en cuanto a que “somos un evento”.
    Pero me gustaría lanzar otra pregunta…o sugerencia:
    Poco a poco voy descubriendo que existe mucha gente con la mente inquieta, que se cuestiona el mundo en el que vive, que tiene memoria histórica, valores y ganas de un mundo mejor…y si esto es así, para cuando nuestros pensamientos se unificarán y desbancarán a los poderes que nos manipulan? Y hablo desde reprogramar la televisión, hasta la estructura educativa que sustenta el estado.

    Personalmente, como medida inicial, utilizaría algo muy poderoso, la televisión y el marketing, para liberarnos de la esclavitud y arrojar luz sobre nuestra tiniebla de desconocmiento.

    Y desde aquí agradezco a Eduard Punset su programa de “redes”, espero que la etb continúe haciendo el programa “escépticos” y or recomiendo un vídeo: “la historia de las cosas”.

    Bueno, espero no haberme alejado mucho del contenido del blog. Un saludo, ha sido un placer encontraros esta noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *