Inteligencia emocional

Reconocer y felicitar

Por Rogelio Fernández Ortea.

Como ya habrán adivinado por el título, en este post quiero reconocer y felicitar.  Quiero brindar mi  reconocimiento a un grupo de personas que llevan tiempo dedicadas a trabajar sobre un tema que nos apasiona a todos, por lo menos a todos los que participamos en este blog, la Inteligencia Emocional, y que se han reunido en torno a una marca, el Consorcio de Inteligencia Emocional de Euskadi (CIE), que está siendo liderado por una gran persona, tanto en su ámbito racional como emocional, en su faceta pública y en la privada, como gran trabajadora y como gran persona: Olga Gómez Gerbolés

La singladura del Consorcio comenzó ya hace unos años (¿unos cinco?, ¿seis? no sé pero son, mas o menos, los años que tiene la hija de Olga) amparado por el entonces Clúster del Conocimiento y con una apuesta decidida, con un impulso y clarividencia enorme a cargo de José Ramón Guridi y todo su departamento, Innovación y Sociedad del Conocimiento, de la Diputación Foral de Gipuzkoa. De dicho departamento quiero destacar y reconocer también a Joseba Amondarain y a Nagore Manzano por su dedicación y entrega al proyecto… mila esker denoi!!!.

El otro vértice del triángulo tractor lo formaron un grupo de personas, un grupo de consultores principalmente, convencidas de la necesidad de cambio en nuestras organizaciones empresariales, educativas o de cualquier otro tipo. Un cambio que pasaba necesariamente por la preponderancia de la persona en todas ellas como principio y fin de las mismas… un cambio que empezaba por el propio cambio personal. En ese contexto, los principios de la Inteligencia Emocional encajaban perfectamente y en su desarrollo, investigación y difusión se centró el trabajo de ese primer grupo de excelentes personas… y dejo claro que no digo esto por encontrarme yo entre ellas. Con el tiempo, lo que comenzó “con cuatro gatos” se ha convertido en todo un referente en la materia quedando enmarcado en la actualidad en Innobasque (Agencia Vasca DE la Innovación).

Durante este tiempo, el número de personas que forman el consorcio ha crecido de forma considerable y en la actualidad se han incorporado un gran número de profesionales de diferentes sectores, de diferentes perfiles, de diferentes formaciones y ámbitos de actuación laboral que están enriqueciendo desde una gran disparidad de disciplinas la difusión y desarrollo de las competencias socio-emocionales en nuestra sociedad. En este punto permítanme que no me atreva a decir ningún nombre (los tienen todos, o casi todos, en la web el Consorcio) ya que seguro me olvidaría de alguno, lo que no quita para que mientras escribo esto (en un autobús camino de Bilbao a dar un curso de Inteligencia Emocional en la Universidad de Deusto a un grupo de personas EXTRAORDINARIO) tenga a muchos de ellos en mi cabeza… y en mi corazón. Para todos ellos mi  reconocimiento.

Reconocimiento que aunque dirigido a personas anónimas no pierde valor por ello,  como no pierde valor la felicitación que también quiero mandar a un grupo concreto el Consorcio: a los autores del libro La emoción de la transformación. Un conjunto de locos maravillosos, de personas emocionalmente inteligentes, enamoradas del trabajo en equipo y de generar conocimiento para la sociedad que de forma desinteresada se han embarcado en un viaje de producción literaria que no podía haberles salido mejor y que va a conseguir que la familia Urrutia sea, a  partir del día 12 de abril, ya como de nuestra familia ¡¡¡enhorabuena y felicitaciones para todos ellos!!! y mis mejores deseos para que la jornada de presentación que tiene lugar en  EITB (que dicho sea de paso siempre ha estado apoyando esta idea de la Inteligencia Emocional y que como muestra está este blog!!!) sea todo un éxito Un éxito que lo tienen más que merecido.

Por todo ello, reitero mi reconocimiento a Olga Gómez como tractora de este proyecto, por estar siempre ahí y en su persona quiero reconocer la labor de todos aquellos que han contribuido y están contribuyendo a hacer de nuestro territorio un lugar más emocionalmente inteligente…

!!!Muchas gracias a todos y feliz presentación del libro!!!

Y ustedes… ¿conocen el Consorcio de Inteligencia Emocional de Euskad?

¿Se van a perder la presentación del libro?

Un pensamiento sobre “Reconocer y felicitar

  1. Pingback: Gestión de los servicios entre seres que (se) emocionan (II) | Rogelio Fernández Ortea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *