Inteligencia emocional

Un enfadado

Por Rogelio Fernández Ortea

Estoy enfadado y como en esto de la Inteligencia Emocional dicen que es bueno escribir… pues ahí voy.

A una persona que conozco, y conozco bien, le acaban de detectar un tumor maligno en una mama. Es incipiente,  blando, transparente, de los que no causan metástasis pero que necesita intervención… y me he enfadado. No puedo decir que la vida es injusta porque es eso y mucho más gracias a Dios y tampoco puedo decir que ella no se lo merece, ya que nadie se lo merece… nadie, y ni tan siquiera puedo decir que no es un consuelo la buena solución que va a tener… pero me he enfadado…

Y me he enfadado porque ha veces tengo la sensación de que no he aprendido todavía a vivir. Que no entiendo las cosas, que no sé cómo afrontarlas ni  solucionarlas y además que cuando crees que estás por el buen camino, que estás contento de haber madurado, te viene algo que te pilla verde de nuevo.  Que incluso tener en cuenta la necesaria gestión inteligente de las emociones y desarrollar algunas competencias más no basta para aprender a vivir. Sé que la vida es puro aprendizaje, que hay que vivirla para ir aprendiendo y que no soy nada original al decir esto pero esto es lo que me sale en este momento y como me han dicho que es bueno pues lo digo…. Como ven sigo enfadado… pero ya menos.

Y es que me está costando no acordarme de mi amiga y veo surgir de mí la esperanza y con ella las ganas, de nuevo, de seguir aprendiendo. Aprendiendo de ella, de mi gran amiga, y de cómo está encarando el proceso… e ver su sabiduría en acción. Aprendiendo también de mí, de mis experiencias buenas y malas y de ese convencimiento de que, con sabiduría… mejor con ella, la vida es un proceso digno de ser vivido y reflexionado… y en ello estamos ya sin estar enfadado.

El enfado se me ha ido en la comprensión que la vida es así, tal y como viene hay que cogerla y sobre todo vivirla, caerte y levantarte y aprender, sobre todo aprender y practicar lo aprendido para ser más sabio, para ser más inteligente.

Y de esta manera termino, sin enfado, con esperanza y con unas ganas  tremendas de ver a mi amiga, comer con ella  y salir a dar un paseo por la playa y con la alegría de confirmar que lo que dicen “estos de la Inteligencia Emocional” sirve, y que escribir cuanto tienes ira reduce su intensidad y cambia su dirección hacia emociones mucho más agradables… mil gracias por esta sabia receta.

¿Ustedes han probado esta técnica para regular emociones?¿Conocen alguna otra?   ¿Les gusta vivir?

P. S. Hace tiempo que escribí esto y tengo que decir que a mi amiga le operaron, todo ha ido bien, sigue tan estupenda como siempre… con cuidado pero estupenda. Gracias a todos por haber compartido conmigo esta reflexión y desahogo. y mis mejores deseos para quienes no tienen tanta suerte en la vida. Para todos ellos mi reconocimiento.

4 pensamientos sobre “Un enfadado

  1. Lontzo

    Que gusto leerte Rogelio. Yo no he usado nunca ninguna técnica par regular las emociones; sólo la contención o el deshago, sin más. Pero creo que me sería de gran ayuda 😉

  2. Sam López

    Interesante tema y exposición, quisiera compartir algo que me sucedió el otro día con un cliente. Le estaba enseñando una técnica relativamente novedosa para mejorar la gestión de las emociones y el manejo personal, cuando llegamos a un punto parecido a este…

    Yo- Bueno con lo que has aprendido, ahora sabes que puedes cortar cualquier enfado de raiz, incluso puedes evitar enfadarte. Lo que sucede es que a veces no vas a querer usarlo por que entonces se te pasaría el enfado, y como que no te apetece.

    Cliente- Claro, tengo derecho a estar enfadado

    (y ahí me vino esta idea a la cabeza)
    Yo – Realmente, a lo que tienes derecho es a tener una vida feliz, al menos la mayor parte del tiempo.

    Como en el artículo preguntas por herramientas, quisiera compartir contigo y tus lectores, el Tapping o Emotional Freedom Techniques (EFT). Hay mucho por internet, y os ofrezco un botón de muestra en mi sitio web para que primero lo probéis (3 minutos) y después decidís si seguir buscando o investigando.

    Mi experiencia es que da una “especie de atajo” a sentirse un poco menos cargado/embarullado/liado que de costumbre, y a partir de ahi, puedes tomar mejores decisiones y actuar para conseguir tus objetivos.

    También puedes hacer tapping sobre lo que escribiste para tu amiga, y las sensaciones que te produce… es una técnica maravillosa pues es sencilla, y siempre complementaria a cualquier otra cosa que hagas.

    http://tinyurl.com/3-minutos-y-paz

    Probarlo, son 3 minutos, y quizá aprendáis algo que os ayude para siempre, con ese espíritu os lo dejo. GRACIAS por leerme y probar.

    http://tinyurl.com/3-minutos-y-paz

    @abalizar

  3. Arantza Echaniz

    Querido Roge… doy fe de que cada día regulas mejor las emociones, y sobre todo la ira… Como me escribía el otro día un amigo: “llena tu vida de años, y tus años de vida”…

  4. robert tejeda

    esa tecnica la use varias veces cuando estaba rabioso con mi novia pero que en el momento no tenia cmo hablar con ella ya que estaba en otra ciudad y no la podia llamar ya que estaba en clases entonces me ponia a escrubir todo lo que le tenia que decir para que no se me escapara nada y cada ves que escribia la rabia se me iva quitando y terminada comprendiendo a mi novia, sinceramente comence a escribir con rabia no porque sabia esa tecnica la verda un dia me puse a escribir para tener en bien detalle las cosas que le iva a reclamar y asi hacia varias vaecesy hoy que leo este comentario me doy cuenta que estaba aplicando algo que no sabia pero que es muy bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *