Inteligencia emocional

Desarrollan un programa informático que actúa aplicando Inteligencia Emocional

La aplicación de la Inteligencia Emocional a la comunicación entre personas en el ámbito laboral, familiar y de amistades se ha encontrado con un nuevo instrumento: Un programa informático que interactúa con las personas aplicando Inteligencia Emocional

Científicos de la Universidad de Granada, en colaboración con la Carlos III de Madrid, han desarrollado un sistema informático que permite a una máquina reconocer de forma automática el estado de ánimo de una persona que se comunica oralmente con ella y adaptar la forma de responderle.

Para detectar el estado emocional del usuario, los investigadores se centraron en las emociones negativas que pueden hacer que se frustre al hablar con un sistema automático.

En concreto, su trabajo ha considerado el enfado, el aburrimiento y la duda y, para detectarlas automáticamente, utilizaron información sobre el tono de voz, la velocidad con la que se habla,

la duración de las pausas, la energía de la señal de voz y así hasta un total de 60 parámetros acústicos distintos.

También emplearon información acerca de cómo se ha desarrollado el diálogo para ajustar la probabilidad de que un usuario esté en un estado emocional u otro.

Por ejemplo, el que el sistema no haya reconocido bien varias veces lo que su interlocutor desea decirle o le ha pedido al usuario que repita información que ya había proporcionado pueden ser factores que hagan que el usuario se enfade o se aburra de interactuar con el sistema.

Además, según los autores de este trabajo, es importante que la máquina pueda prever cómo se va a desarrollar el resto del diálogo. Para ello, han desarrollado un método estadístico que aprende de diálogos previos cuáles son las acciones más probables que puede tomar un usuario en cada momento.

Una vez que se han detectado tanto emoción como intención, los científicos proponen adaptar automáticamente el diálogo a la situación que atraviesa el usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *