Inteligencia emocional

Emprendimiento: una visión hacia el futuro

Autora: Lorena Rodríguez Santamaría

Podemos llevar a cabo nuestros sueños, intentar lograr nuestras metas, dirigir nuestra vida y  ser los dueños de la misma. Se nos pueden ocurrir las ideas más estupendas y los proyectos más increíbles, pero es posible que todos ellos, simplemente se queden en algo efímero.  Sin acción, es como si todo ello jamás hubiese existido. Dar el primer paso y adoptar una postura emprendedora no solo significa formar  una nueva  actitud ante las diferentes circunstancias que nos plantea la vida, sino que  supone un cambio hacia el futuro y hacia la innovación.

Cuando alguien empieza un proyecto por su propia iniciativa, como bien explicaba el grupo de ex-estudiantes de la “Universidad de Deusto” (grupo formado por Txomin, Maite, Anaïs y Alex) puede encontrarse con infinidad de obstáculos para llegar más allá de donde ya ha llegado, y aunque se sienta solo en muchas ocasiones, es necesario programar la alarma de nuestro reloj y darse cuenta de que, existen programas como el de “Innovandis” o “Deustokabi”, cuyo fin es fomentar y despertar el comportamiento emprendedor de los estudiantes, tanto como brindarles su apoyo y formación en la mayor medida posible.

Este tipo de programas apoyan la idea de que el emprendedor es una persona con posibilidades de generar nuevas capacidades, bienes y servicios de forma creativa, metódica, ética, responsable y efectiva. Además  aseguran que este tipo de actividades ayudan a crecer como persona, esto es lo que fomenta que un individuo esté insatisfecho con lo que es y lo que ha logrado y como consecuencia de ello, a través de un sistema organizado de relaciones y la combinación de recursos que se orientan entorno a un determinado fin,  ayuden a alcanzar mayores logros y así, poder ser el verdadero protagonista de su propia historia.

Este es el caso de Txomin Jauregi, según “Donostia Kultura” uno de los emprendedores más activos e innovadores del Internet vasco.  Decidió dedicarse por completo e independientemente a lo que más le gustaba, pues sentía la necesidad de abrirse nuevas puertas y darle un giro completo a la monotonía que su trabajo le proporcionaba. De esta manera, intentó superase a sí mismo, con la ayuda de su familia y de diversas empresas como las que ya he mencionado anteriormente.  Hasta el día de hoy, ha conseguido lograr todo aquello que se ha propuesto, actualmente, uno de sus proyectos más conocidos es el de “Deskontu” una página web que ofrece  promociones especiales que actualiza cada día.

Desde mi punto de vista, opino que las personas necesitamos que nuestra vida sea una sucesión de experiencias que nos hagan avanzar y luchar por las cosas que realmente queremos.  Pero es posible, que cuando uno de nuestros sueños se estanca, nosotros también lo hagamos.  La causa más común de que esto suceda, es el miedo. Podemos tener miedo a conseguirlo, a no conseguirlo e incluso a intentar conseguirlo.  Por ello, pienso que debemos dejarnos llevar por nuestros primeros impulsos, arriesgar y dejar que el espíritu emprendedor nos invada.

Las ideas surgen de motivaciones por buscarlas e intentar desarrollarlas, y esto, no solo puede satisfacernos en el ámbito personal, sino que también en lo profesional. Es necesario conocer diferentes perspectivas  y no solo pensar en el presente, pues lo que generemos ahora es lo que posteriormente se plasmará en nuestro futuro. De esta manera, debemos pensar que somos nosotros, los que decidimos que caminos tomar durante nuestro recorrido académico y laboral.

La clave para alcanzar nuestras metas, no es permanecer en la cima de la montaña, sino que considerar las posibilidades que se nos ofrecen para subir a ella. De cara al futuro, esta actitud posibilita desarrollar ideas novedosas de negocio y ser lo suficientemente tenaz para llevarlas a cabo.Por lo tanto, los conceptos de innovación y emprendimiento son actitudes que pueden convertir el conocimiento y las ideas en riqueza, permitiéndote no encasillarte en un trabajo determinado y posteriormente decidir qué rumbo quieres tomar.

Resumiendo, el arte de convertir las ideas y el conocimiento en productos, procesos o servicios nuevos o mejorados que el mercado reconozca y valore, proporciona una suma de cualidades personales en tu entorno más cercano por las que hoy en día se puede apostar.

¿Qué relaciones encuentran entre el emprendimiento y la Inteligencia Emocional?

¿Qué emociones deben acompañar a una persona emprendedora?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *