Inteligencia emocional

Las emociones en los grupos

Es de todos conocido (y más en este foro), la importancia e influencia de las emociones en los diferentes aspectos de la vida. Sin embargo en la mayoría de las ocasiones nos referimos a los procesos de gestión emocional desde un enfoque personal, es decir, las emociones que sienten las personas. Pero, ¿existen emociones grupales? ¿Son diferentes a las emociones individuales? ¿Se pueden gestionar?

En este sentido, existe mucha menos literatura científica que haya profundizado en esta línea de investigación, sin embargo los autores que ha trabajado en este campo (Druskat, Wolf, Barsade, Gibson…) han encontrado resultados que avalan la existencia de esta emociones grupales y profundizan en sus características.

Las emociones grupales pueden surgir teniendo en cuenta diferentes procesos de la dinámica de grupos.red-one-201757_1280

Por una lado, cabe la posibilidad de que cada persona lleve al grupo sus emociones y sentimientos, y que la suma de los mismos genere una emoción grupal. En este caso la emoción del equipo sería la suma o unión de los estados emocionales de los individuos. Esta afirmación se basa en estudios que avalan la hipótesis del “contagio emocional”. Además también tiene en cuenta la tendencia de los individuos a la hora de manifestar determinadas emociones.

Pero también existe otro enfoque para determinar la procedencia de las emociones en los grupos, y es aquella que sostiene que la emoción del grupo es más que la suma o media de las emociones individuales. En este caso, estamos hablando de la influencia del grupo en los individuos y cómo éstos no se sienten o comportan igual estando en grupo que estando solos. Cuando la desesperación se apodera de un grupo este sentimiento puede ser mucho más fuerte que el sentimiento individual. O en caso de emociones positivas, cuando un grupo está alegre o entusiasmado, esta emoción es más poderosa que la emoción que siente cada una de las personas.

Por lo tanto, es evidente que existen emociones en los grupos y que estas ejercen una influencia destacada en la productividad y rendimiento de los equipos. Ahora bien, ¿Cuáles serían algunas claves a tener en cuenta para poder gestionar de un modo eficaz las mismas?

Os dejo algunas reflexiones:

  •  Al igual que en los procesos individuales, es importante identificar el estado emocional del equipo. ¿Qué estamos sintiendo como grupo en este momento? ¿Qué emoción está presente en el equipo ahora?
  • Es importante tener en cuenta la fase de desarrollo en la que se encuentra el equipo. Existen investigaciones que evidencian que en fases iniciales del equipo es menos habitual la expresión de emociones negativas o la comunicación clara y sincera.
  • En el caso de emociones negativas en los grupos, será importante además, poner sobre la mesa lo que el grupo es capaz de hacer, las potencialidades del equipo, centrarse en lo positivo para poder avanzar hacia un estado emocional, que facilite el trabajo y el rendimiento del equipo.

¿Qué opináis vosotros sobre las emociones en los grupos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *