Inteligencia emocional

“Tener mucha psicología”

file000342017850Es frecuente encontrar en la calle expresiones de uso popular que tienen gran significado. Una de las que siempre me ha impactado más, porque lo he vivido en primera persona como psicólogo, es aquella en la que se dice que para alguna cosa “Hay que tener mucha psicología”.

Si nos fijamos en el significado de esta frase, vemos que el hecho de tener mucha psicología es una atribución de una competencia a una persona, es decir, que vemos en esa persona una serie de habilidades y comportamientos que nos hacen atribuirle esa capacidad. “Yo tengo mucha psicología”, o “fulanito tiene mucha psicología”.

En general está, relacionada con la destreza en las relaciones interpersonales, es decir, que es una persona que puede “saber tratar” a la gente. Y en este caso, cuando hablamos de saber tratar a las personas hablamos de tener habilidades para las relaciones interpersonales. Esto se puede traducir en:

  • Capacidad de escucha
  • Tener paciencia
  • Detectar las necesidades de las personas
  • Saber dar una respuesta adecuada (Habilidades de comunicación)
  • Darle a cada uno lo que necesita
  • Capacidad de regular nuestras propias emociones
  • Respeto

Si nos fijamos en las competencias emocionales definidas por Rafael Bisquerra, (Conciencia Emocional, Regulación emocional, Autonomía Emocional, Competencia Social y Competencias para la vida y el Bienestar) encontramos una competencia denominada Competencia Social que es definida el siguiente modo:

La competencia social es la capacidad para mantener buenas relaciones con otras personas. Esto implica dominar las habilidades sociales básicas, capacidad para la comunicación efectiva, respeto, actitudes prosociales, asertividad, etc. Las microcompetencias que incluye la competencia social son las siguientes.

  • Dominar las habilidades sociales básicas
  • Respeto por los demás
  • Practicar la comunicación receptiva
  • Practicar la comunicación expresiva
  • Comportamiento prosocial y cooperación
  • Asertividad
  • Prevención y solución de conflictos.
  • Capacidad para gestionar situaciones emocionales

Por lo tanto, desde hace muchos años se han puesto en valor este tipo de competencias, sobre todo en profesiones donde el trato con las personas es importante, y en este momento existe una conceptualización teórica que nos ayuda a desarrollar y potenciar las mismas, a través de programas formativos.

Y tú ¿tienes mucha psicología?

 

Un pensamiento sobre ““Tener mucha psicología”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *