Inteligencia emocional

Bases neurológicas de la empatía

¿Empatizando?

Estos meses atrás hemos hablado mucho en este foro acerca de la empatía. Recientemente Arantza Echaniz relacionaba la empatía en acción con la compasión. Y unos pocos meses antes Roberto López compartía con nosotros una extensa e interesante argumentación sobre la importancia de la empatía así como de algunas claves para potenciarla.

Yo también he estado inmerso en el concepto de empatía a cuenta de mi interés por su utilidad a la hora del contagio de emociones positivas. Hoy quería compartir con vosotros los avances que se han dado en neurociencia y que explican los mecanismos cerebrales por los que se produce la empatía.

Wp-neurona-588

G. Rizzolatti

Todo nace de una casualidad. Giacommo Rizzolatti estudiaba la función motora en el área prefrontal del cerebro de unos monos cuando se tropezó, como sin querer, con el descubriento de las neuronas espejo. En un momento en el que no estaban experimentando pero los monos si estaban monitorizados se observó una reacción extraña. Pese a que los monos estaban quietos, la señal de su actividad cerebral indicaba que había una activación equivalente a la que se produce cuando hay un movimiento voluntario. Vamos ,que había actividad en el lóbulo prefrontal encargado de dar las órdenes de tipo motriz pero no había movimiento. Profundizando en la cuestión se dieron cuenta que en ese momento había una persona reponiendo los plátanos del laboratorio y los monos no le quitaban la vista de encima. ¡¡¡¡Sí!!!!, los monos estaban activando la actividad cerebral que controla  el movimiento de su brazo observando el movimiento de una persona.

Este primer descubrimiento rápidamente fue interpretado como el primer paso para demostrar las bases neurológicas de la empatía pero el resultado tan solo hacía referencia a la capacidad motora. Recientemente, en 2005, la investigación ha hecho otro avance demostrando que las neuronas espejo tienen la capacidad de interpretar las intenciones de las otras personas. Es decir, no solo sabemos que son capaces de reaccionar ante conductas motoras de otros sino que además pueden interpretar, es decir atribuir información sobre pensamientos y emociones de la otra persona. Este es el escenario de la empatía. Si queréis acceder al artículo original en inglés pinchad aquí.

¿De qué nos sirven estos descubrimientos en torno a las neuronas espejo? Básicamente para entender que hay un soporte neurológico que lo sostiene y que por lo tanto en una capacidad que tenemos todas las personas. Por otra parte abre claramente la puerta a la posibilidad de mejorar la capacidad de ser empáticos a través de la educación y a través del entrenamiento.

conchita

Educar la empatía

 

¿Cómo trabajas tu empatía?

¿Cómo haces para educar la empatía de tus hijos? Te propongo este cuento de Begoña Ibarrola para hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *