Inteligencia emocional

Tu perfil emocional

Tal vez hayáis oído hablar del experimento por el que midieron la actividad cerebral del monje budista Matthieu Richard, conocido como el hombre más feliz del mundo. Siendo esta noticia interesante, y digna del eco que ha recibido, he de confesar mi sorpresa al leer el libro en la que se exponen los resultados de la misma y que se titula “El perfil emocional del cerebr9788423323548o” de Richard J. Davidson y Sharon Begley. La razón es que, desde mi punto de vista, contiene un tesoro aun mayor entre sus páginas. Una de las más útiles contribuciones de entre los distintos avances de la neurociencias de los últimos años, junto con la de la función de las neuronas espejo en el proceso de la empatía.  El autor desgrana en el texto las pruebas de la investigación que ha hecho durante décadas sobre las seis variables del procesamiento cerebral que vincula con seis elementos que compondrían el perfil emocional de cada persona, algo así como la huella cerebral de nuestro procesamiento emocional.

La utilidad de esta aportación me parece excepcional puesto que hace luz sobre la parte más compleja del proceso de la emoción. Esto permite, también, poder evaluar de manera sencilla el perfil emocional de nuestro cerebro, así como los cambios que podamos realizar a través del entrenamiento, gracias a la plasticidad de éste órgano.

Dichas dimensiones son:

  • la resistencia (capacidad de recobrarse de la adversidad),
  • la actitud (cuánto tiempo podemos mantener la energía positiva),
  • la intuición social (pericia a la hora de captar las señales que los demás emiten),
  • la autoconciencia
  • la sensibilidad al contexto (regulación de nuestras emociones)
  • y la atención

Como vereis algunas de ellas coinciden con algunas de las competencias emocionales del modelo de Rafael Bisquerra que tenemos como referencia de educación emocional en el Consorcio de Inteligencia Emocional.

Además de las razones de peso ya puestas encima de la mesa del post, quedan algunas otras dignas de terminar de decidir a quien aun no haya salido corriendo a buscar el libro. Se pueden encontrar unos sencillos cuestionarios con los que extraer el perfil emocional a través de puntuaciones de cada una de las dimensiones. Personalmente me ha resultado muy interesante también descubrir la historia de cómo fue conduciendo su labor investigadora a lo largo de los años, así como conocer la dudas y los problemas a los que se fue enfrentando.

¿Dónde vas a ir a conseguir el libro? ¿Quieres que te lo preste?

4 pensamientos sobre “Tu perfil emocional

  1. Pablo Cueva Autor del artículo

    Pues ya sabes, eres la primera en la lista para el préstamo del libro!!!! Gracias por tu comentario!!!!

    1. Pablo Cueva Autor del artículo

      Me alegra mucho Zlata!!!! Si vives cerca de Bilbao puedo prestarte el mío!!! Un abrazo!!!

      Pablo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *