Inteligencia emocional

Superación personal

Serie IBETI

Autora: Aitana Estrecha Conejero

En todos los ámbitos existen las relaciones humanas y en todas las relaciones humanas destaca la comunicación. La comunicación desarrolla una interacción que en ocasiones acaba con buenas sensaciones pero en otras no tanto. Cómo cuesta relacionarse diariamente con personas que no se aceptan a sí mismas o de lo contrario no aceptan al prójimo, pero qué gratificante cuando por vía ajena se reciben críticas positivas, estimación y respeto.

Como es imprescindible comunicarse conviene de vez en cuando echar mano de algunos consejos que hacen de las comunicaciones interpersonales comunicaciones cívicas y positivas. Ejercemos una gran influencia en las personas tanto para bien como para mal y las relaciones laborales, sentimentales o sociales determinan en casi todas las ocasiones nuestro estado anímico. Para mejorar estas relaciones y que nuestro estado de ánimo se mantenga de manera positiva suele ser conveniente; aprender a escuchar, ser empáticos, reconocer los logros ajenos,

Todos, absolutamente todos tenemos como cometido en esta vida, entre otras cosas, forjarnos una personalidad que nos acompañe a lo largo del camino que recorramos estando ésta hecha a prueba de bombas. Digo a prueba de bombas porque con el paso del tiempo todo lo que puedes encontrarte no es, ni mucho menos positivo. La vida te enseña que esto no tiene que afectar a tu vida negativamente, sino todo lo contrario. Es importante aprender hacia qué dirección orientar tu vida, conocernos, y creernos nuestros talentos para así convertirnos en seres seguros. Todo el mundo día a día se enfrenta a diferentes barreras que ha de superar; bien sea en una relación social, sentimental, laboral… Estos temores pueden ser físicos, mentales, incluso emocionales y tras estos se esconde el concepto de superación personal o resiliencia. Este concepto es el que proporciona esa capacidad de mantener el equilibrio en todos los ámbitos.

Bien es cierto, que la opción de mantener el equilibrio no resulta nada fácil por ser unos seres que poseemos ese don de permanente alteración. Sin embargo, aprender a mantener ese equilibrio nos da la opción de tomar las mejores decisiones en los momentos más difíciles. Es un aprendizaje que debe ser constante, puesto que sino resulta complicado conseguirlo. La enseñanza del que hablamos, es importante llevarla a cabo ya que en muchas ocasiones nos encontramos con trabas que nos pueden hacer tomar decisiones equivocadas y no sentirnos en absoluto satisfechos con ellas.

El significado de superación personal se fundamenta básicamente, en la idea de conseguir aspiraciones y sueños, siendo conscientes también de las carencias que tenemos cada uno y poniendo remedio a las limitaciones y miedos con los que vivimos a diario.

Por otro lado, tenemos el término de resiliencia que podría tratarse como un sinónimo de superación personal. Este concepto viene dado más técnico por la corriente psicológica en la que los profesionales de la salud y la educación explican que se tratan de personas que viven situaciones trágicas o de estrés aparentemente imposibles de superar.

Sin embargo, estas personas no sólo las superan sino que además salen completamente renovadas y enriquecidas de ellas. Podría decirse en pocas palabras, que la resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano de hacer frente a situaciones difíciles saliendo de ellas además de manera reconfortada.

Muchas personas yerran dirigiendo su vida hacia valores como el dinero, poder, fama o belleza, creando así un vacío cuando ven que carecen de todos estos elementos que para algunos son el camino que les lleva a la felicidad. La superación personal nos da la posibilidad de mantenernos en calma y armonía convirtiéndonos en seres positivos que aceptan consejos, ánimos y apoyos constantes consiguiendo además que sea recíproco.

Con todo en este caso de superación personal “poco” importan los demás puesto que se trata de un deber con nosotros mismos, con nuestro crecimiento interior. Es importante aprender y habituarse a tomar el control de nuestra vida, para así poder tomar las mejores decisiones y alcanzar nuestro propio éxito, que eso será realmente lo que nos permita la completa felicidad. Alcanzar el éxito no significa otra cosa que tomar el control de nuestra vida haciendo lo que más nos apasiona y nos hace sentirnos realizados. Dentro de la superación personal entra el que podamos ponernos metas y cumplirlas, metas básicas como el cuidado de nuestra salud o cuerpo por ejemplo.

Nunca dos personas son iguales, por lo tanto la comunicación que haya entre ellas tampoco podrá ser igual. Cada persona tiene una manera de comunicar, ni mejor ni peor simplemente diferente ese es el motivo por el que siempre existirán distintos puntos de vista, desigualdades y malinterpretaciones. Por ese motivo se premia tanto la comunicación honesta y sincera para poder generar una mejor convivencia social.

Igual que no todo el mundo se comunica de la misma manera, tampoco todo el mundo recibe las críticas o las tragedias del mismo modo. Independientemente de esto, la superación personal es un ejercicio que todo el mundo debería llevar a cabo porque ¿quién no pierde los papeles en muchas ocasiones, o se equivoca en decisiones importantes por sentirse afectado o bajo de ánimos?

No hay que vivir gustándole a nadie sino gustándonos a nosotros mismos y aprendiendo a gustar con nuestras virtudes y defectos. El trabajo constante de la superación personal o resiliencia es una técnica enriquecedora para todo ser humano, sólo es cuestión de ganas porque la voluntad es el motor que mueve al mundo.

¿Cual es su opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *