Inteligencia emocional

Sobre comunicación no verbal

Serie IBETI

Equipo MELLOW MOD: Irene Puelles, Natalia Reino, Julia Ubiria, Sofía Varela

La comunicación no verbal, compuesta por gestos, miradas, posturas, expresiones,… es un tipo de comunicación que nos ayuda a conocer el estado de ánimo o sentimientos que genera una persona cuando comunica. Además, nos da una idea acerca de la forma de ser de la persona.

Este tipo de comunicación es muy importante en nuestro día a día, puesto que está relacionado con la comunicación verbal. Ambas se complementan entre sí ampliando o reduciendo la información y el significado de lo que deseamos transmitir.

El siguiente vídeo nos ayuda a ejemplificar cómo las personas nos comportamos en distintas situaciones y también cómo en algunas ocasiones nuestras expresiones faciales y corporales terminan por emitir mucha más información que la que deseábamos revelar:

La cultura es un aspecto muy relevante en la comunicación no verbal. Dependiendo del contexto en el que una persona haya nacido o se haya educado, una postura, una mirada o un gesto puede significar algo diferente e influir de distinta manera. Aunque existen varios gestos que se utilizan comúnmente en la mayoría de los países: mover la cabeza para negar o afirmar algo, fruncir el ceño cuando nos enfadamos o encogernos de hombros cuando algo no entendemos.

Es por esto que se considera que la comunicación no verbal es algo fundamental y que hay que tener en cuenta, ya que no es lo que se dice, sino cómo se dice.

Para resaltar lo importante que es la comunicación no verbal, cabe destacar que a diferencia de la comunicación verbal ésta ha existido a lo largo de la historia. Hace muchos años, no existía la comunicación verbal por lo que para expresar los sentimientos, estados de ánimo, emociones,… utilizaban sonidos, gestos y exclamaciones.

Existen diferentes factores que componen la comunicación no verbal: factores asociados al lenguaje verbal, como el tono, el ritmo, el volumen,… Factores asociados al comportamiento, como la expresión facial, la mirada, las posturas, los gestos,…

Además, existen algunos gestos que complementan la información, que sustituyen palabras y regulan la interacción. Por ejemplo, si queremos demostrar confianza se debe procurar mantener una postura erguida y que facilite el contacto visual con el interlocutor cuidando para que nuestros movimientos sean cautos y mantener las palmas de las manos visibles para el receptor.

 

        

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *