Inteligencia emocional

El estrés y el síndrome de “burnout” en el ámbito educativo*

Los estresores (situaciones de conflicto en la interacción social y los problemas de convivencia derivadas de ellas en los centros educativos) y la respuesta ineficaz ante éstos hacen que aumente la cifra de profesorado y alumnado afectado por el burnout y el bullying. Ante estos datos se requiere buscar vías y/o formas inmediatas de disminuir el número de afectados y prevenir que surjan nuevos casos.

  En esa búsqueda, una de las formas de intervención son los programas de Educación Emocional, en el que se incluyen el desarrollo de conductas “prosociales”, empatía y valores “sociomorales” como el dialogo, la igualdad, la solidaridad,…(Garaigordobil, M; 2006).

Los resultados de los estudios realizados en centros en los que estos programas se han llevado a cabo confirman que éstos inciden en el entorno del aula, en la relación con los alumnos, en la empatía, en el aumento de la capacidad de expresar conflictos, en el aumento de la motivación,….(Muñoz de Morales, M y Bisquerra, R; 2007); así como en la mejora de las relaciones adecuadas, en la mejora de la autoestima, en la reducción de la violencia y en la disminución de la ansiedad y el estrés.

Es por ello, por lo que se puede concluir que los programas de Educación Emocional no solo ayudan a mejorar las cifras de burnout y bullying sino también a mejorar la convivencia en los centros.

¿Vosotros que opináis al respecto?

 

*Este post fue publicado en este blog el 17/05/07

9 pensamientos sobre “El estrés y el síndrome de “burnout” en el ámbito educativo*

  1. oier

    Soy un convencido de los beneficios de la Educación Emocional en las aulas, y más cuanto más jóven se empiece con ese tipo de educación. Lo que me parece muy necesario es profundizar en la investigación de esas prácticas para ir mejorando, definiendo y comprobar científicamente sus efectos, las correlaciones entre las distintas variables para que, de esa forma, podamos avanzar en la efectividad del constructo y de las metodologías aplicadas. No creo que baste con estar convencido, sino que es necesario comprobar esas hipótesis para poder mejorarlas. De todas formas el camino se hace andadno así que ¡adelante con la educación emocional!

  2. Miren

    La inteligencia emocional potencia las actitudes de respeto, la tolerancia, favorece el desarrollo de habilidades de equilibrio personal y la capacidad de ponerse en lugar de los demás, potencia la autoestima…, por tanto no tengo ninguna duda en que ayuda a mejorar la convivencia en los centros.

  3. Jon

    Estoy convencido de ello. Sin ningún tipo de dudas, la educacion emocional desarrolla habilidades imprescindibles para hacewr frente al bullying, como la asetividad, la enpatia y la autoestima. Dichas habilidades necesarias para las victimas, los agresores y los espectadores. Que más datos necesitamos para dejar de obviar la educación emocional y ponernos a desarrollarla en nuestros centros educativos?

  4. oier

    Creo, pienso, me han dicho… que en estos días es el cumpleaños de la autora así que desde aquí me gustaría desearle…. ¡¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!!

  5. Rosa.

    No hay mejor manera de evitar esas conductas antisociales que sacando a la luz lo mejor de cada uno, descubriendo lo que somos.. La educación emocional es una manera muy útil de llevar este proceso.

  6. Angel Parra Moreno

    Jon, un saludo especial. Escribir sobre la inteligencia emocional no es tarea fácil.Es algo muy subjetivo de ahí la dificultad que entraña educar en y para las emociones. No sé por qué, pero siento que en la educación que he recibido y en la que yo he intentado impartir, ha sido como una “maría”, una actitud a no tener en cuenta. Lo cierto es que nuestra vida no puede entenderse sin tener en cuenta las emociones, pero sin darnos cuenta, en muchas ocasiones las hermos estado reprimiendo consciente e inconscientemente. Creo que lo importante es aprender a vivir con tus emociones y con las de las personas que te rodean. No se trata de “airearlas al viento” sino de vivirlas en toda su riqueza y grandiosidad. Sin vivir nuestras emociones es imposible un verdadero equilibrio personal. En el no adecuado desarrollo de llas está el origen de la incomunicación, de la violencia, de la falta de amor, de libertar…Quien no es capaz de desarrollarlas difícilmente puede avanzar en el camino hacia la libertad.

    Con este primer comentario contacto contigo para expresarte lo que pienso y siento sobre las EMOCIONES. Te animo a seguir trabajando en este difícil pero apasionante camino de la educación en la INTELIGENCIA EMOCIONAL. ¡Hasta siempre!

  7. Angel Parra Moreno

    Estoy de acuerdo. Los progrmas de EE.pueden disminuir los problemas de bornout y de bullyng en las aulas, pero no debemos olvidar que el marco escolar cada día tiene menor incidencia en la educación de los alumnos. Dejar a un lado la familia, los poderosos medios de comunicación y de una manera especial la TV y la informática, puede ser una apuesta que eche por tierra todo nuestro trabajo. Está muy bien que en los P. Educativos se recoja la importancia de la E. Emocional, pero para que tenga efectividad tienen que estar implicados en ello los alumnos, los padres y todo el profesorado. Hay que tratarlo desde la trasversalidad, pero sin olvidarnos de preparar a los padres, a los profesores y a los alumnos para que ese programa pueda tener éxito. La globalización puede ser un camino, pero habrá que estudiar el hecho educativo con todo detenimiento. No es una receta que sirva para todos.

    Una manera adecuada de disminuir esos problemas, es afrontándolos con valentía y con rigor científico. Desgraciadamente, los conflictos en las aulas van en aumento, pero no por ello hay que taparlos sino intentar transformarlos y solucionarlos. En mi experiencia educativa he podido comprobar que la mejor manera de solucionar los problemas es afrontándolos. Una buena comunicación y el diálogo son formas adecuadas para atajarlos. Si no se pueden solucionar, mejor es dejarlos y preparse para llegar al punto de poder tratarlos en otra ocasión. Adam Curle dice que en ocasiones en mejor dejarlo para otro momento. La violencia que va en aumento en las aulas y fuera de ells está generaldo un clima insoportable en las aulas. Taparse los ojos o mirar para otro lugar, es la mayor torpeza o villanía. Afrontemos los conflictos. Estoy seguro que es la mejor manera de evitar que el número de personas que sufran bornout y bullyng sigan en aumento. Seguiremos en otra ocasión.

  8. pentsakor

    Soy un beneficiado por el concepto y por haber comprobado que, como no tengo coeficiente intelectual alto y sí inteligencia emocional, pues me creo que soy inteligente como cualquier otro.Bueno,ahora en serio: cuando me inicié leyendo a Daniel Goleman me supuso tal cambio de mentalidad y tal progreso en mi personalidad que me he constituido en un apostol de la materia porque creo que es el fundamento del progreso de las personas corrientes, que está al alcance de la mayoría de la gente que desea ser feliz y que cambiará las relaciones entre los humanos.
    Lástima que no se ha divulgado y supongo que es porque no interesa al stablisment político, educativo y de la comunicación. Cómo va a poder tener más exito social, emotivo y profesional una persona vulgar, con inteligencia emocional, que el clásico superhombre con un coeficiente intelectual altísimo, con no sé cuantas carreras, misterioso con sus ciencias ocultas, oscuras intencionadamente para que sólo las entiendan los iniciados y mantener los status sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *