Inteligencia emocional

Innovación social y sus protagonistas

Mucho se habla –y hablamos- de innovación social. Bastante menos de quienes la hacen posible. De sus protagonistas. De sus inquietudes.

Aunque algunos la consideren un “cuasi-concepto” por sus múltiples significados, es lógico que busquemos nuevas respuestas. En pleno siglo XXI seguimos creando colectivamente resultados que nadie quiere y que no encuentran solución en fórmulas del pasado. Respuestas aún más necesarias en el imperio de “Austeristan”, del más por menos.

La semana pasada tuve la ocasión de conversar sobre esta cuestión con las socias y socios del proyecto ERASMUS + “European Expert in Social Innovation Incubation”. Diferentes visiones, variedad de puntos de partida, diversidad.

Durante 24 meses (2015/2017) con este proyecto nos proponemos crear una cualificación para facilitar la incubación de proyectos de innovación y emprendimiento social en la UE.

Durante el mes de febrero, y con un enfoque usuario, hemos consultado a más de 130  protagonistas de la innovación social y cerca de 100 agentes que facilitan proyectos de estas características. Queríamos conocerles, comprender sus intereses.

Preguntados por sus necesidades, los protagonistas de la innovación social se inclinan por las siguientes:

  • Desarrollo de redes (networking).
  • Personas con las que trabajar.
  • Relación con clientes y mercados.
  • Acceso a financiación.

 

Principalmente intangibles; también tangibles. Resultados coherentes con los registrados por proyectos como TRANSITION (Transnational Network for Social Innovation Incubation recogiendo las necesidades de 300 proyectos (también planteaban la necesidad
de redes y conexiones). Y con los reportados por la aceleradora BETHNAL GREEN VENTURES  en su informe “Good Incubation” (personas, clientes, conexiones).

Resulta interesante contrastar la “visión usuario/a” con las respuestas aportadas po
r agentes
que facilitan proyectos de IS
, para quienes las necesidades más importantes son el Acceso a financiación y la Conexión con los mercados.

Capital relacional y capital humano son las necesidades más sentidas por quienes hacen innovación social. Lógico: se trata no sólo de hacer algo nuevo y diferente, sino también de crear nuevas relaciones.

Desarrollar nuevas ideas (productos, servicios y modelos) para satisfacer las necesidades sociales; también crear nuevas relaciones sociales y ofrecer mejores resultados.

Relaciones, emociones. No es la primera vez que tratamos en este post la conexión emoción e innovación social. Emocionalidad, relaciones, como motor de la transformación, como energía de la innovación. Una visión al parecer coincidente con la de sus protagonistas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *