Inteligencia emocional

Uyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy… ¡¡¡si ya estamos de veraneo!!!

Claro… y con tanto ajetreo, con tanta alegría, con la preocupación de comprar las cremas protectoras, la sillita para ir a la playa, quitar las alfombras, el cambio de armarios para sacar los pantalones cortos (los que nos caben claro) y las camisetas de verano (que habrá que renovar en su totalidad o intentar cederlas poniéndolas los respaldos de los sillones) y empezar a meter tripa para poder tener la sensación de que no se nos notan los kilos adquiridos de forma (casi) gratuita se nos había olvidado decirles que nos vamos de veraneo…

¿Significa esto que vamos a cerrar el chiringuito? Pues no, el blog no lo cerramos porque igual ustedes quieren (pero sobre todo lo queremos nosotros que no podemos vivir ya sin su compañía) seguir compartiendo, leyendo algo acerca de este inagotable y fascínate imaginario que es la emocionalidad humana. No obstante… pondremos “horario de verano”.

Con todo y con eso, la programación será la siguiente. Cada semana estará dedicada a un blogger de los habituales, que publicará un post original los lunes y los viernes programaremos la reposición de uno de sus escritos de este año (¡me refiero al año que va entre libros, porque aprovecho a decirles que al año que viene, saldrá otro libro de ese blog!!). Bien, tenemos lunes y viernes ya cubiertos, y el miércoles volveremos a la publicar los artículos realizados por el alumnado que compone la clase de Comunicación Interpersonal (castellano) del Grado en Comunicación de la Universidad de Deusto. En resumidas cuentas, estaremos con ustedes los mismos días que habitualmente.

Precisamente por ello, los bloggers de este sitio dedicado a las emociones podrán descansar y lo harán de forma más que merecida. Decimos esto porque lo que parece que es algo fácil y sencillo, como todas las cosas que parecen fáciles y sencillas no lo son tanto. Hay que acordarse de cuándo toca publicar, buscar el tema, sacar el momento, escribir, montar el post (es sabido además que el que lleva las publicaciones tiene mal carácter…), poner las negritas, las fotos, los vínculos, recordar dónde has puesto la contraseña… fin, horas de trabajo que, como mínimo, merecen un reconocimiento y un fuerte aplauso de toda la comunidad que se ha generado alrededor del blog y que tiene rango internacional e intercultural. Vaya por lo tanto nuestro más afectuoso agradecimiento por su generosidad y entrega.

Finalmente, y antes de que propios y extraños vayan a darse el baño prescriptivo en playa, piscina o río, queremos agradecerles también a ustedes su fidelidad y compañía y desearles, como a todo el mundo, que tengan un magnífico verano, si es que lo tienen claro que hay personas en otras latitudes que empezarán ahora con el invierno… En fin, sea como sea…

 ¡¡¡¡felices vacaciones per tutti!!!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *