Inteligencia emocional

¿Alguna vez te has preguntado por qué eres tan feliz?

¡Hola gente del mundo!!

La suerte de tener hijos pequeños es que puedes volver a sentirte como un niño con más facilidad y volver a disfrutar de hacer tonterías sin necesidad de pensar que es lo que van a pensar de mi… al fin y al cabo yo que soy un hombre, adulto y responsable…

Y antes de enjuiciar si realmente soy adulto y responsable o no, me gustaría contaros lo bien que me lo paso viendo películas para niños –o por lo menos es lo que dicen- que de otra manera creo que sería más difícil que viese.

La industria del cine infantil ha cambiado mucho, ahora ya no es posible ver como las chicas son rescatadas por príncipes para que se conviertan en princesas o si son incapaces de valerse por sí solas… herencia de una educación arcaica.

Lo que me cuesta entender todavía es como si somos capaces de salir a defender los derechos de las mujeres en igualdad con los hombres, aun en las escuelas se vean episodios machistas entre los jóvenes… puede ser que los deseos sean solo eso d7228796932_416bd45847_meseos y no se pongan en práctica.

De cualquier manera, ahora Mérida (Brave) es la princesa que se enfrenta a las tradiciones y lucha por decidir quién es la persona con la que va a compartir su vida. Un hombre por su puesto… quizás el siguiente paso sea observar la homosexualidad como algo normal.

De hecho según los datos de Wikipedia varía según los países desde un 1% hasta un 10% de personas que han tenido contactos homosexuales lo largo de vida, y más allá de juzgar si está bien o mal o si se debe mostrar o esconder deberíamos plantearnos que es una realidad.

Supongo que como sociedad estamos dando los pasos adecuados hacia la madurez, y sí, creo que a pesar de todos los avances que se están haciendo en todos los aspectos, el ser humano está lejos de vivir una sociedad madura.

Como decía, las películas infantidultas muestran de una manera más explícita valores relacionados con el crecimiento personal y son el espejo de ciertas formas de pensar que deberían de ser ya extintas, aunque lamentablemente todavía se pueden escuchar en los corrillos.

Y como ejemplo un botón: (zootroplolis) si no las has visto tiene más perlas para disfrutar, aparte de ser una película muy divertida.

  • ¿Judy alguna vez te has preguntado por qué mama y yo hemos conseguido ser tan felices?
  • ¡no!
  • Pues… renunciamos nuestros sueños y nos conformamos… es lo bueno del conformismo! Si nunca intentas algo nuevo, nunca fracasaras…

Este texto sacado de una conversación entre su padre y su hija cuando esta última quiere romper contra las tradiciones y luchar por lo que le hace feliz.

¿Qué tipo de mensaje estamos dando a nuestros hijos?

Se podría hacer un largo análisis de estas pocas frases, sin embargo el aprendizaje es mayúsculo.

La reflexión es si como padre quiero el mismo destino que estoy teniendo yo o por si el contrario soy capaz se valorar la posibilidad de que se puede estar mejor.

Recuerdo a mi padre cuando me decía que quería que estudiase una carrera, para él era la solución para poder encontrar un mejor trabajo y una mayor seguridad. Como padre protector de su hijo quería mi mayor bienestar y dentro de todas sus posibilidades y con toda las tradiciones y experiencias vividas estudiar una carrera era la mejor opción.

En su educación priorizaba la seguridad económica frente a otros aspectos como la realización personal.

Ahora el padre soy yo y las experiencias vividas me brindan la posibilidad de ver el mundo de otra manera. No sé qué hay después, no se para que estamos aquí como raza, ni si mañana va a venir un asteroide a resetear el planeta, no se la respuesta de muchas preguntas… sin embargo sé que quiero ser feliz, disfrutar de la vida y mostrar a mis hijas el camino hacia sus propios objetivos porque mis hijas no son mías, no me pertenecen.

Porque su vida es suya.

Y en eso estoy… sin saber si va a ver un mañana.

 

Un abrazo a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *