Inteligencia emocional

La inteligencia emocional a escena

 

Estoy emocionada por publicar mi primer post en este blog, y quisiera estrenarme hablando de un mundo que me apasiona y al que me siento muy vinculada, el teatro.

Realicé mi primer taller de teatro en el año 90, y desde el 2003 tengo una relación de encuentros y desencuentros con las Artes Escénicas. Siempre he sido consciente de que el entrenamiento como actriz me servía para ser mejor persona, y a medida que me he ido adentrando en el mundo de la inteligencia emocional he podido ir atando cabos e ir relacionando ambos campos porque sin duda, el teatro me ha ayudado a desarrollar mis competencias emocionales.

Aclarar primero que cuando hablamos de teatro para el desarrollo de competencias emocionales el término más adecuado es Teatro Aplicado, ya que no es un fin en si mismo, sino herramienta que sirve de vehículo de aprendizaje y agente de cambio.

Lo mismo ocurre con el término juego dramático que hace referencia al uso del lenguaje dramático para el desarrollo de la persona a través de la combinación de dos formas expresivas, la lingüística y la corporal.

 

 

Pero, ¿qué tiene el teatro que posibilita el desarrollo de la inteligencia emocional?

El teatro está muy ligado a las emociones, tanto para evocarlas como para expresarlas y comunicarlas, en este sentido sirve de campo de experimentación dado que es un lugar amoral donde se permite el no juicio y un entorno seguro donde poder explorar emociones, sentimientos y estados de ánimo. Favorece la empatía, no solo porque nos permite explorar lo que significa ponernos en la piel de otra persona, sino que además, cómo público espectador, también la desarrollamos, ya que nuestras neuronas espejo se activan pudiendo entender las acciones, emociones e intenciones del actor o actriz.

El juego dramático desarrolla múltiples habilidades, aquí indico sólo algunos ejemplos, ya que es una herramienta muy versátil y fácilmente adaptable a los objetivos a desarrollar.

  • Autoconfianza: Desarrolla las capacidades expresivas y ayuda a superar el miedo escénico permitiendo gestionar la ansiedad que sentimos ante situaciones de exposición. En el marco del teatro aplicado se sabe que se está haciendo “como si” fuera otra persona, por tanto hay mayor libertad de lanzar propuestas sin miedo al error.
  • Expresión: Desarrolla las habilidades expresivas tanto verbal como no verbal. Es muy útil en oratoria ya que permite elegir más conscientemente nuestro lenguaje no verbal y reconocer el de los demás. Además de explorar el ritmo y movimiento en relación con el entorno (personas/espacio físico).
  • Flexibilidad y adaptabilidad: sumando propuestas, usando diferentes medios e interactuando y adaptándose a diferentes entornos.
  • Espontaneidad: Jacob Levy Moreno, creador del psicodrama define cuatro clases de espontaneidad: la reactiva a los estereotipos y conservas culturales, la que crea algo nuevo rompiendo moldes, la que añade rasgos nuevos al marco cultural, y la que genera respuestas adecuadas a nuevas situaciones. En mi propia experiencia personal, encuentro que su desarrollo a través del Teatro Aplicado, tiene un impacto muy positivo en el marco de las relaciones ya que disminuye la rigidez que se puede crear en situaciones sociales de cierta incomodidad.
  • Imaginación y creatividad: abre un campo de posibilidades ante la búsqueda de patrones, exploración de posibilidades y generación de ideas innovadoras. Como público activo, se despierta la curiosidad y posibilita que “rellene huecos” e ideas que no se explicitan.
  • Trabajo en equipo: El teatro es fundamentalmente un trabajo en equipo, una de las áreas en las que tiene mayor impacto es sin duda la inteligencia emocional interpersonal y hay multitud de juegos que permiten su desarrollo, son especialmente interesantes los trabajos de coro o las técnicas de improvisación.
  • Resolución de conflictos: Desde poner de manifiesto una situación real que se esté dando como explorar diferentes situaciones hasta poner de manifiesto los distintos puntos de vista usando el “como si” fuera otra persona.
  • Escucha activa: Sin duda una de las claves del teatro es desarrollar la actitud de escucha total, tanto a los compañeros/as de escena como al público para recoger la información de retorno. Creo que algunas dinámicas de clown son maravillosas para trabajar esto ya que es un lenguaje que se retroalimenta constantemente del público.
  • Evaluación: Dependiendo de cómo se trabaje, permite la reflexión y sugerencia de mejoras.
  • Liderazgo: A través de diferentes juegos y roles. Daniel Goleman describe las cualidades que toda persona que lidere debe tener: improvisación, comunicación, trabajo en equipo, empatía y compromiso ¿Acaso no es esto el teatro?.
  • Presencia: Sin presencia y práctica del aquí y ahora el teatro resulta aburrido y está muerto, hay multitud de juegos dramáticos que ayudan a mantener una presencia interesante.
  • Trabajar a futuro: Ayuda a prepararse para posibles escenarios futuros y a reducir el estrés ante situaciones incómodas y el diseño de nuevas estrategias.

 

“Todos debemos hacer teatro para averiguar quienes somos y descubrir quiénes podemos llegar a ser”. Augusto Boal

 

El ámbito de aplicación es enorme, Tomás Motos define cuatro áreas: empresa, educación, dramaterapia y teatro social.

 

Cuadro extraído de http://www.postgradoteatroeducacion.com/wp-content/uploads/2013/11/Piscopedagogia-de-la-dramatización-Tomás-Motos.pdf

 

 

En cualquiera de estos ámbitos se aplican múltiples juegos dramáticos, pero lo más importante es que vayan adaptados a quien se dirigen, a continuación indico algunos ejemplos que creo más relevantes:

  • Role play: el clásico juego de roles, lo encuentro muy útil para ponerse en el lugar de la otra persona y para el trabajo de resolución de conflictos.
  • Improvisaciones: escenas creadas de forma instantánea sobre múltiples temas. Se pueden establecer ciertas reglas y las posibilidades son enormes.
  • Clown: en mi opinión una de las herramientas más potentes ya que permite actuar con total libertad bajo la máscara de la nariz roja como herramienta. No se trata de ser payaso o hacer el payaso, sino de usarlo como técnica de trabajo.
  • Teatro de imagen: literalmente “pensar en imágenes” que revelan un pensamiento/situación colectiva. Es una de las modalidades desarrolladas por Augusto Boal y tiene multitud de posibilidades: imagen congelada, imágenes múltiples, imágenes comparadas etc. todas ellas implican que se relacionen y otorguen un significado a momentos clave.
  • Teatro foro: donde el público espectador se convierte en protagonista y se aplica al estudio de situaciones sociales bien claras y definidas.
  • Juegos imaginativos y sensoriales: que apoyen la creatividad y la memoria emocional.
  • El manto del experto: muy interesante en educación, ya que dota al alumnado de autoridad, consiste en otorgar el papel de expertos en alguna materia.
  • Sociodrama: Resolución de problemas sociológicos a través del role play, esta forma de teatro fue desarrollada por Moreno. El sugería que en la vida real las personas son una composición de muchos “personajes”. Algunos de ellos privados y otros públicos.
  • Psicodrama: también desarrollado por Moreno, explora los problemas personales, y se trata de un campo en el que solo se deben adentrar profesionales específicos.

 

El teatro Aplicado es divertido, útil y nos da libertad. Tal como dice uno de mis maestros…

“¿Qué hacer con el teatro? Mi respuesta, si tengo que traducirla en palabras, es la siguiente: una isla flotante, una isla de libertad. Irrisoria, porque es un grano de arena en el torbellino de la historia y no cambia el mundo. Pero es sacra, porque nos cambia a nosotros.” Eugenio Barba.

Bibliografía:

  • Psicodrama, teoría y práctica. José Agustín Ramírez. Ed. Serendipity
  • Impro 90 juegos y ejercicios de improvisación teatral. Mantovani, Cortés, Corrales, Muñoz y Pundik. Ed. Octaedro
  • Juegos para actores y no actores. Augusto Boal. Ed. Alba
  • El arte dramático aplicado a la educación. Patrice Baldwin. Ed. Morata

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *