Inteligencia emocional

los mil tonos de los abrazos azul Bilbao

si el país vasco es conocido por los 1000 tonos del verde, este verano le podemos sumar los 1000 tonos del azul, en este ejercicio de unir la tierra con el cielo, las energías del amor y del orgullo humilde,

la intención y la atención,

y en eso estamos que llegan las fiestas de Bilbao, que como llegan se van, tras aprovechar un hueco para saludar a ama, y para comprobar cómo anda esa movilidad, cada vez más justita,

buen momento para proponerle un paseo por el centro, ahora que todavía puede, para disfrutar del ambiente festivo en las calles del casco viejo, la música de las txarangas, para disfrutar de unas rabas, un pintxo sin diseño y un txakoli aquí y allá,

para abrazar la vida, en resumidas cuentas,

porque la vida se compone de esos momentos que pasamos juntas, en relación, de los abrazos que nos damos, de las risas que compartimos, del gusto de venir y volver, como rezan un par de servilletas en el camino,

mila esker etortzeagatik, gracias por venir.

   así lo vimos…

en los paseos de este mes de agosto en los que me propongo indagar el azul, energía que se plasma en entornos de confianza, de los que somos parte y promovemos o de los que nos apartamos, un lema triple se abre camino, poco a poco, sin prisa pero sin pausa,

confío en mí – confío en tí, confío en la vida,

un lema que se hace realidad momento a momento, metidas en fiestas y en el día a día del trabajo, en casa y con los chavales, con las amigas y con esas personas con las que rozamos un poco, y con los que las risas y los abrazos no son moneda frecuente,

creo en mí – creo en ti / nosotras – creo en la vida,

y me alegro de este viaje del mes de agosto, un mes en el que la vida normalmente se hace más fácil, con menos obligaciones y más tiempo libre, con menos artificios, un bañador y unas alpargatas son muchas veces más que suficiente,

un viaje que puede continuar de vuelta al cole y al trabajo, convertido en desarrollo personal… y profesional.

en este verano tonto en el que acompañamos cada día con una pregunta, me acuerdo, no lo puedo evitar, del saludo de despedida en los comunicados de Félix Albo, abrazos a capazos, mientras la pregunta de hoy se hace evidente,

y tú, ¿qué haces para abrazar la vida?

si quieres seguir sin-frutando de esta vida fácil, puedes seguir leyendo la serie de este mes, explorando el azul, de la misma forma que puedes indagar este proyecto nuevo, entornos de confianza, un proyecto en evolución.

y me quedo pensando lo que tiene el abrazo de gesto abierto, de apertura, y siento un 3ple abrazo, este gesto que podemos practicar solas, sí, solas, y en compañía, y que te animamos a practicar, porque con 3 abrazos al día puede valer.

me abrazo – te abrazo – abrazo la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *