Inteligencia emocional

Libertad, Igualdad, ¿Fraternidad?

La Edad Contemporánea, según los historiadores, da comienzo con la Revolución Francesa – 1789 con su famosa máxima Liberté, Egalité, Fraternité – y llega hasta nuestros días. A lo largo de estos 231 años la libertad y la igualdad se han desarrollado, aunque de forma desigual, por casi todos los rincones del planeta.

Durante el siglo XX grandes personalidades como el Dalái Lama, la Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela, pusieron en evidencia que había que hacer presente, además, la fraternidad para llevar adelante sus ideales – alguno de ellos dejando la vida en el empeño -, arrastrando tras de sí a millones de personas. Nuestro presente demuestra que aún queda mucho por hacer.

El 22 de enero de 1920, en Trento, norte de Italia, nace Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares (Obra de María), que en la actualidad cuenta con más de dos millones de personas, presente en 194 naciones y con más de mil proyectos de desarrollo internacional.

Bautizada como Silvia, es la segunda de cuatro hijos. Crece en un momento histórico en el que los católicos del Trentino, laicos y del clero, comprometidos fuertemente con los valores humanos, están enfrentados con, y son perseguidos por, el fascismo totalitario que ostenta el poder político en Italia. A los trece años, al perder su padre el trabajo, tiene que trabajar para mantener a su familia. A los diecinueve, trabaja como profesora de primaria, actividad que compagina con un serio compromiso por los pobres. Atraída por la figura de Clara de Asís (Chiara di Assisi), santa de la que adoptaría el nombre, un 7 de diciembre, a los 23 años, decide darle a Dios toda su vida. Ese día, como ella misma recordaría en muchas ocasiones, Chiara no tenía en su corazón ninguna intención de fundar nada: simplemente se “casaba con Dios”…

Chiara comprende que Dios es lo único que permanece, y es Amor, y junto a sus compañeras viven con una única convicción: quieren dar toda su vida por un Ideal que ninguna bomba pueda destruir jamás. Si ellas murieran en uno de los bombardeos, quieren que las entierren juntas y que en su lápida solamente diga: Nosotras hemos creído en el Amor. Son los albores del Movimiento de los Focolares.

Diecinueve años antes del Concilio Vaticano II, tampoco imaginaba que abriría caminos desconocidos hasta entonces para el diálogo ecuménico e interreligioso, ni que formarían parte de este Movimiento cristianos de distintas iglesias, fieles de otras religiones y personas de convicciones no religiosas.

Pero, ¿cómo era Chiara Lubich? Con motivo de la presentación de la apertura oficial del Centenario de su nacimiento, Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio y amigo personal de Chiara, participó en la rueda de prensa que se dio en Roma el pasado 18 de noviembre, y, entre otras cosas, comenta:

El tiempo a veces reduce a las grandes figuras a “estampitas”, las cubre de polvo o las deja en el olvido. Chiara tenía un corazón lleno de santidad, pero no era una estampita, era una mujer verdadera, una mujer “volcánica”, fue alguien que, siendo originaria de la ciudad de Trento, se abrió al mundo. Se marchó de Trento para ir al mundo entero; ésta es la historia de Chiara: de Trento a Roma, y al mundo  (…)

En mi opinión, Chiara es una figura importante incluso fuera de la Iglesia porque no fue una figura solamente interna de la Iglesia, por más de que estuviera profundamente enraizada en la Iglesia, pues siempre estuvo proyectada hacia el mundo. No fue una cristiana “de sacristía”, sino que por el contrario amó y miró al mundo.

Chiara ha sido un personaje histórico. En una historia del cristianismo del siglo XX hecha en gran medida por hombres que les dejaban a las mujeres algún rincón de mística o alguna experiencia de caridad, Chiara fue una mujer que hizo la historia en todas sus dimensiones: mística, caridad, pero también política, cambio de la vida, pasión. Así la conocí.

Tenía una gran capacidad de relación personal, de amistad: tenía el carisma de la amistad, nadie era igual al otro. Era una mujer que se encontraba con miles de personas, y sin embargo, para ella, nadie era igual a nadie.

Además, tenía una gran capacidad: la de comunicar una pasión. Fue una mujer apasionada, apasionada por la unidad del mundo. La Unidad es la clave de comprensión de su existencia y de su búsqueda de la paz (…)

Una mujer carismática de nuestro tiempo, conocida por su infatigable acción en favor de la fraternidad universal y de la paz, consiguió transmitir este nuevo estilo de vida también al ámbito civil, la economía y la política. En una entrevista publicada por la revista Zenit en 2002, dice:

– Pregunta: El pasado 29 de noviembre intervino ante el Parlamento catalán con un discurso sobre La fraternidad como categoría política. ¿Qué idea fundamental quiso dejar a su auditorio?

 

Chiara Lubich: La idea que he querido dejar es la de la fraternidad universal. Nos encontramos en un período que puede definirse como el de después del 11 de septiembre. Si analizamos este fenómeno, nos damos cuenta de que tiene numerosas causas, pero hay una que es fundamental: el desequilibrio entre países pobres y ricos. Ahí está precisamente el desafío. Hace falta que hagamos algo. No basta la diplomacia, la acción política. Este problema no se resolverá con la guerra. Para solucionarlo hay que descubrir la solidaridad universal, reconocernos como hermanos. En realidad, esto no es nada nuevo. Muchos grandes espíritus de la Historia ya lo habían proclamado. Pienso, por ejemplo, en Mahatma Gandhi, en Martin Luther King, en el Dalái Lama… Pero fue sobre todo Jesús quien nos dejó el mensaje de la familia humana, pues vino a decirnos que todos tenemos un solo Padre. Un Padre que nos ama a todos y a cada uno, sin distinción alguna.

Al intervenir en el Parlamento Catalán quise subrayar que es necesario, por tanto, descubrir esta fraternidad universal como categoría política. Ésta es la revolución del amor que necesita ahora el mundo. Ésta es una idea que debe descubrir toda persona comprometida en la vida pública en estos momentos. En el compromiso político, es necesario que, ante todo, los políticos amen y se amen. Esta dimensión está por encima de su posición como miembros de un partido. Expliqué en mi intervención que el Movimiento Político por la Unidad, expresión política del Movimiento de los Focolares, no es una realidad política de partido. En realidad, lo que buscamos es enseñar un modo nuevo de hacer política. Queremos mostrar los caminos del compromiso político presentados por esta visión de la fraternidad universal de la que hablaba.

La vida de Chiara Lubich, al igual que ella misma, no es solamente para ser celebrada, sino para ser tenida en cuenta como fuente inspiradora para la construcción integral de un mundo más unido. El Movimiento de los Focolares celebra en 2020 el centenario de su nacimiento.

Desde 2013 está abierto su proceso de beatificación y canonización.

Vídeo: Desde una nueva perspectiva (2020)
Presentación de Chiara Lubich y el Movimiento de los Focolares
Enlace: https://youtu.be/-yQZljc2vi8

 

 

Bibliografía de referencia

Abignente, Lucia (2019). Aquí está el dedo de Dios. El despertar de un carisma. Madrid: Ed. Ciudad Nueva

Centro Santa Chiara. (2019, 5 de diciembre). Volver a escribir la historia de Chiara. Centro Santa Chiara. Recuperado de: https://www.focolare.org/es/news/2019/12/05/volver-a-escribir-la-historia-de-chiara/

Crepaz, Paolo, (2019, 13 de diciembre). El relato de una década de luz. Centro Santa Chiara. Recuperado de:  https://www.focolare.org/es/news/2019/12/13/el-relato-de-una-decada-de-luz/

Innocenti, Anna Lisa. (2019, 8 de diciembre). Centenario: inauguración de la exposición “Chiara Lubich Ciudad Mundo”. Centro Santa Chiara. Recuperado de: https://www.focolare.org/es/news/2019/12/08/centenario-inauguracion-de-la-exposicion-chiara-lubich-ciudad-mundo/

Maccioni, Riccardo. (2020, 21 de enero). Centenario. Chi era Chiara Lubich (Focolari), quello che ha fatto e come sarà ricordata. Avvenire. Recuperado de: https://www.avvenire.it/chiesa/pagine/centenario-chiara-lubich-focolari?fbclid=IwAR1DOPlqIZgPRgW41BEEoQRyvBnpE8l-SYHhvkTtaSpEGdts-yZxxY17ztg

Mundo Hispánico. Redacción, (2002, 15 de diciembre). Entrevista: Chiara Lubich: La fraternidad, única respuesta eficaz al terrorismo. Zenit. Recuperado de: https://es.zenit.org/articles/chiara-lubich-la-fraternidad-unica-respuesta-eficaz-al-terrorismo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *