Inteligencia emocional

amando al prójimo como a mí misma (si te fijas el prójimo está después)

Silvia comparte conmigo de mañanita el regalo que le ha hecho la vida en estos años, en una dinámica de buen trato hacia sí misma, en la que poco a poco a poco apreHende a bien tratar – se, ése es el orden, primero me bien trato yo misma, para poder bien tratar a otras personas,

un proceso en el que incorpora ingredientes nuevos, un poco de responsabilidad emocional, un poco de entender cómo el perseguidor – la víctima – el salvador nos condicionan en nuestro día a día, y cómo podemos limitar las críticas y el jucio – la  queja – la ironía,

para tornar progresivamente nuestra atención hacia la aceptación y todo lo pequeño que florece a nuestro alrededor, si quieres puedes leer un poco más de estos 3 recursos que pone Silvia a su disposición en el día a día.

así lo vimos…

1. un poco de responsabilidad emocional, encantada de conocerme (preguntas en la cuarentena), con 6 preguntas para empezar

  1. durante este proceso, ¿cómo has contactado con el miedo?, ¿puedes compartir una experiencia en la que el miedo te haya tomado en sus brazos, y se haya convertido en ti?,
  2. ¿se ha dado alguna situación de pérdida que te haya conectado con la tristeza?, o de otra forma, ¿qué has perdido en este proceso, ya se trate de un bien material o inmaterial?,
  3. ¿qué injusticia has sufrido, de las más sutiles a las más evidentes, y hasta qué punto te ha sido tolerable, o te parece simplemente intolerable, en aras a la consecución del bien común?,
  4. ¿de qué te sientes orgullosa?, ¿hay algo que te cueste mucho y hayas conseguido tolerar, administrar, desarrollar de una forma que a ti misma te sorprenda?
  5. ¿cuál es el apreHendizaje fundamental que te deja este proceso?, ¿existe un ajá que quieras compartir con las personas de tu círculo más íntimo, o con círculos más amplios, que tal abarcan a toda la comunidad?,
  6. ¿eres parte activa de algún movimiento de TRANSformación social como consecuencia de algo o de todo lo anterior?, ¿te has movilizado en una nueva dirección?, ¿eres parte activa del infinito, y de una nueva evolución por venir?,

más info en el link.

2. gestionando mi vida en la sombra de la existencia, el señor Anderson y el agente Smith, dueños de la matrix,

el perseguidor

en estos días hemos visto a un montón de personas aplaudiendo a los sanitarios en los balcones, y puntualmente chillando a sus vecinas porque no entran a salen a la hora y por donde tienen que entrar y salir, acompañando a los policías en su profesión,

convirtiéndose o TRANSformándose en el agente de negro, en nuestro amigo Smith, ¿te sientes reflejada en esta historia de amor por la ley, o por las cosas como “deben” ser?

y la víctima

de la misma forma que hay un montón de personas quejándose por lo que pueden o no pueden hacer, lo mal que lo hace el gobierno, o lo peor que lo hace la oposición, víctimas de una otra forma por la situación,

convirtiéndose en Trinity, Morfeo o el señor Anderson, acuérdate que Neo, el elegido, el ser humano libre todavía está por llegar, ¿te sientes reflejada en esta historia del mundo como debiera ser y no es, con la queja y la víctima por aquí y allá?

en busca de la salvación que está por llegar

tal vez no es tu caso, que bueno, simplemente te desgasta tanto la situación que has encontrado alguna forma de evasión, bromas por wsp sin ton ni son, una forma para abrazar a la mujer de rojo sin que te dispare, que de todo hay en internet,

o tal vez a ti te basta con ayudar a los unos y a las otras a que se entiendan, porque nadie es dueño de la verdad, ¿verdad?, tal vez te suena esta vida rara en la Matrix, con tanta gente que necesita de un salvador,

más info en el link.

3. un curso de milagros y una serie de meditaciones on-line, con la ayuda de Marta Salvat,

más info en el enlace.

y pienso en volver a casa, con ganas de apreciar tus progresos, Silvia, ya de vuelta en Madrid, entre el primer desayuno y el segundo té, mientras me acuerdo de esa frase en la que me educan de niño, ama al prójimo como a ti misma, si te fijas el prójimo va después, sí,

sentado en la cocina de ama, en esta casa en la que crezco, fonda Pily, de los 12 años a los 29, desde donde te mando 3 abrazos, curiosidad, empatía y coraje, qué bueno es volver de vez en cuando a ser vasco, levantar troncos y cortar piedras… otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *