Inteligencia emocional

urrungorarte, Madrí

camino de Alicante, por algún extraño motivo, voy a cruzar Madrid por superficie, evitando la M-50, tan funcional, la M-40, con menos vuelta, y los túneles de la M-30, y me encuentro en la A-6, en plena zona universitaria, grabando un video raro, junto a la casa de Brasil,

ese espacio amigo en el que este año he hecho el curso introductorio al portugués, y observo cómo el portugués y Brasil se han introducido en mis sueños, el objetivo último del estudio sobre la confianza en el entorno organizativo va a ser abarcar la península ibérica, y algo más,

si es posible todo el continente latinoamericano, Brasil incluida, empezando por México y Argentina,

y me encuentro en ese ejercicio de cruzar Madrid por superficie a las 9 de la mañana, hora imposible en otros tiempos, pasando por Pintor Rosales, el parque del oeste, Príncipe Pío, para llegar al puente de Segovia y a Madrid Río,

a ese barrio en el que comenzamos a vivir en la capi hace ya 21 años, a un lado y al otro del Manzanares, muy cerquita del Vicente Calderón, difunto campo del Atlético de Madrid, primero de alquiler y luego de paganinis de la correspondiente hipoteca,

y siento por un momento que esta ciudad no ha sido pródiga para mí, pensamiento que muta al de nada, si soy honesto Madrid no ha sido pródiga en el terreno económico, pero ha sido pródiga en experiencias,

con una familia que crece, Gorka llega con un año y Maitane va a tardar 3 años más en llegar, con el encuentro con un diagnóstico de TDAH, hiperactividad que no es tal, y nos lleva a cambiar de vida, y de sistema educativo,

en un entorno en el que voy a encontrarme con la antroposofía y la triformación social, que van a conformar poco a poco una nueva forma de mirar y sentir el mundo, y en el que me queda todavía un fracaso empresarial y una rotura familiar, años ásperos,

con el año tras el naufragio, con la separación de mis hijos mexicanos, de Guatemala a Gautepeor,

y ahí estoy, cruzando esta ciudad que ha sito tan poco pródiga en lo económico y tan generosa en el campo de la experiencia de vida y en el desarrollo personal, dicen que tiempos buenos provocan caracteres débiles,

son ya 21 años en esta ciudad, 7 para el bebé, 7 para el niño, 7 para el adolescente, ya soy un madrileño más mayor de edad, buen tiempo para salir a otros campos y otros rumbos, algún día volveré aquí, pero mientras tanto vuelvo a casa de mi madre,

pasando de tanto por Alicante, por la casa de Silvia, y no puedo evitar una sonrisa, sin quererlo soy de nuevo bilbaíno, un poco de Bilbao, Bilbao y su gran bacalao, y otro poco de Castro Urdiales o la Rioja, Alicante o Cádiz,

la cabra tira al monte, y los peces no deberían dejar la mar.

así lo vimos…

en el ejercicio de dar al César lo que es del César y a los peces lo suyo, cabe una distinción más, los peces de mar no deberían dejar la mar, y los de río el río, el Manzanares, sin ir más lejos, pongamos que hablo de Madrid.

el azul clarito en el código de 7 emociones corresponde con el orgullo sano y humilde, ya lo sé, un oximorón, como el correo español / el pueblo vasco.

y vuelvo a casa con la mirada abierta del chico de pueblo que ha conocido la gran ciudad, ésta y BCN, Buenos Aires y CDMX, es que 21 años dan para crecer y para viajar, para apreHender y TRANSformar, que de eso va la vida,

y siento un poco de ese orgullo humilde y sano del que tan necesitadas estamos con este video que grabo en la A-6, un día que no sabía para qué cruzaba Madrid por superficie, con lo cómodo que es esquivarlo, cuanto más lejos más rápido y mejor,

orgullo humilde de este proyecto que lanzamos desde TRIODOS bank, esta organización que se desarrolla con los fundamentos de la antroposofía y la triformación social, muy cerquita de esta casa que ahora dejo, si es que yo tenía que pasar por aquí.

si quieres colaborar en el desarrollo de el estudio sobre la confianza en el mundo organizativo, en el País Vasco, ese sitio en el que los caseríos se compraban y vendían con un apretón de manos, en España, y más allá de ese mar ancho, en LATAM,

o conoces alguna organización interesada, no dejes de pasarle el link a este proyecto bueno, bonito y necesario, porque estamos necesitadas de más confianza, en casa y en el trabajo, convertido en espacio de apreHendizaje y desarrollo personal y profesional.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *