Inteligencia emocional

Fausto y la Inteligencia Artificial. Malos tiempos para la lírica.

Comparto con Iván Ferreiro que el “aburrimiento es mi peor conversación” Así que, para vacunarme, me pongo a buscar “cómo esclavizarme de una manera más sensata”. Buscando y rebuscando me encuentro con un “nuevo juguete”: ChatGPT. (gracias, Alex Rayón).

A estas alturas del año seguro que ya la conoces. Si no lo has hecho, ¡corre insensato!

Se trata de un proyecto de inteligencia artificial impulsado por OpenAI. Se ha hecho viral. Se ha adueñado de las redes.

Google ha puesto “sus barbas a remojar”. Y va a dar batalla por ese mercado. La RAE ha nominado esta “nueva forma de inteligencia” palabra del año 2022. Por su peso en los medios de comunicación. También por las confusiones que ha generado.

ChatGPT es un «chatbot» un programa informático con el que puedes conversar. Sin bromas. Ese algoritmo “te entiende”. Se basa en patrones construidos a partir de mogollón de textos de la web y conversaciones.

Yo también lo he probado. ¿El resultado? Tan “humano” como las fuentes de las que ha bebido. Hasta el punto de recrearse en las respuestas sin reconocer lo que desconoce (es una versión beta). Tan interesante y útil como perturbador. Una tentadora provocación.

La IA calcula y calibra. No se emociona, pero te apasiona. Y le entregas tu alma -tus datos- a “algoritmos de caja oscura”. ¡Somos etiquetas! ¡Somos contenidos! (2K20. Biznaga).

Y así -paso a paso- te conviertes en un perfecto “phono sapiens”. Por la comodidad, te dejas llevar y le obsequias … con tu determinación. ¡que decida el algoritmo!

Y en el mundo de todo a un click, tu voluntad vagabundea. Por pereza. Y si no consumes esa “poción mágica que es el cerebro”, caduca. Se atrofia.

El diablo está en los pequeños detalles. Lástima que Fausto no lo supiera cuando le vendió su alma a cambio de conocimiento y placeres. Y siempre se cobra las deudas.  En la carrera de la Inteligencia artificial, corren malos tiempos para la lírica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confianza online