Archivo por días: 25 junio, 2009

Una canción infantil triunfa… 50 años después

Supongo que todos habréis tenido la oportunidad, a estas alturas, de disfrutar de un anuncio televisivo donde una marca de coches de gama alta promociona su nuevo modelo sobre una canción donde un tipo canta una cancioncilla llena de onomatopeyas con la sola compañía de una guitarra. Curioso, por cuanto la mayor parte de los anuncios de coches se nutren de sofisticadas melodías llenas de modernidad, donde no suelen faltar guitarras eléctricas, voces juveniles, bases o arreglos electrónicos y, por supuesto, un estribillo que se te queda en el coco durante unos cuantos días.[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/DUDtFdnn9oQ" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

La campaña en cuestión tiene que ver con el Audi Q5, un modelo considerado de lujo si se tiene en cuenta que ha estado en el origen de una polémica en Cataluña: un alto cargo del departamento de Agricultura ha tenido que devolver este vehículo mes y medio después de su adquisición como vehículo oficial tras ser considerado como demasiado lujoso. La noticia ha sido recogida por la prensa y tiene su explicación: en tiempos de crisis hay que predicar con el ejemplo.

A lo que íbamos. La canción en cuestión no es otra que “Riding in my car (the car song)”, una pieza compuesta por el legendario Woody Guthrie y que incluyó en su álbum “Nursery days” (Días de guardería) publicado por Smithsonian Folkways en 1958. Dado que por aquel entonces Guthrie había comenzado a sufrir los efectos de la enfermedad degenerativa que le llevó a la muerte, suponemos que la canción habría sido escrita y grabada unos cuantos años antes. En cualquier caso Guthrie es uno de esos artistas de los que desconocemos buena parte de los detalles de sus sesiones de grabación, por lo que no vamos a insistir en la investigación. Lo que sí está claro es que Folkways editó el disco con destino al mercado infantil, sobre todo el de los más pequeños; los juegos de palabras, los trabalenguas y las onomatopeyas de muchas de estas canciones parecen ir en esa dirección. Los más interesados pueden hacerse con el disco en tiendas virtuales, como Amazon.

Está claro que la canción ha dejado su huella y que, en cierta manera, ha triunfado 50 años después de su edición original. Es muy fácil quedarse con el ruidillo del motor, con los alaridos de la bocina, con el click clack de las puertas que se abren y se cierran… La letra se puede consultar al detalle en la propia web de la Fundación de Woody Guthrie. Sin embargo dudo mucho que si Guthrie estuviera vivo hubiera dado permiso para anunciar un vehículo de estas características. El padre del folk estadounidense tuvo una vida bohemia y complicada, de continuos viajes de costa a costa, ya fuera a dedo o en los trenes de mercancías, siempre con su guitarra a mano, aquella donde ponía “Esta máquina mata fascistas”. Sin embargo, a pesar de su movilidad y de su apoyo a causas sociales, políticas y sindicales, sus últimos años fueron terribles: vivió prácticamente en la pobreza y pasó sus últimos años en un par de hospitales donde aún no sabían cómo combatir la Corea de Huntington, una enfermedad degenerativa de la que también murieron dos de sus hijos. En uno de estos hospitales fue donde recibió la visita de un jovencito llamado Bob Dylan, que le imitaba en los gestos, en el acento, en la forma de cantar, en la manera de colocar la guitarra con el mástil en alto. Durante unos años le idolatró y le imitó, hasta que encontró su propia personalidad artística. Pero esa es otra historia. El caso es que Guthrie no quería saber nada de lujos ni de ricachones (el episodio de su libro “Rumbo a la gloria” donde dice no a unos empresarios del espectáculo en un piso alto de un rascacielos de Nueva York es memorable). Pero ya ves, ahora su música ayuda a la gran industria del automóvil.

De la buena salud de la canción nos hablan unas cuantas grabaciones que hemos encontrado en YouTube; hay un poquito de todo: versión con guitarra, versión con ukelele, otra de Dylan, otra inspirada en el Caballero Oscuro de Batman o la de un programa británico infantil de 1973!!! No es una mala conexión, si tenemos en cuenta que la campaña de la empresa alemana Audi está diseñada por una potente agencia londinense.

PD: Aunque por aquí conocemos la versión de 20″ existe una más completa de un minuto, que he colocado al final de los demás vídeos.

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/DT9MkLK5snY" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/e5ld8X6kUE8" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/LOxF5umXsx0" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/oQ33uKDcAxU" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/plwueSmxXIk" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/UjP-UjAdumw" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/N7ZsNieEUSY" width="425" height="350" wmode="transparent" /]