Archivo por días: 12 diciembre, 2010

Los gigantes de Tula

gigantes de tulaEntremezclarnos con la cultura tolteca, es un viaje en el tiempo que tiene claroscuros. Momentos que se entremezclan la historia y la leyenda, los datos arqueológicos con la ufología, el bien con el mal.

Para ubicarnos geográficamente, nos referiremos a México, y de este, a Tula. La zona arqueológica de Tula se nos muestra con ruinas del pasado que nos invitan a pisar el terreno de lo místico. Y en este terreno encontramos a esas grandes estatuas de los Atlantes, que se pueden divisar ni bien nos vamos acercando a la zona.

Los Atlantes, miden 4.60 metros y están formadas por cuatro bloques de piedra superpuestos que conforman unidos las piernas, le vientre, el pecho y la cabeza. Grandes estatuas que no resistieron el paso del tiempo, o vaya a saber que, y fueron reconstruidas por los arqueólogos que trabajaron en la zona.

Reciben el nombre de Atlantes, por el arma que llevan, el Atlatl

Basta mirarlos para sentir que desprenden un aire de quietud, seguridad, solemnidad. En la actualidad, son cuatro las estatuas existentes en Tula: dos de ellas, las del centro, son las originales. La que está ubicada a la izquierda, es una copia de la original que se encuentra en el Museo de Antropología de la ciudad de México. Y la de la derecha, solo tiene como parte original el tramo de abajo, siendo la parte de arriba también una copia. En las excavaciones que se realizaron, nunca se pudieron encontrar estas partes faltantes.

Me gusta mirar como la figura del gigante, está presente en casi todas las culturas. Habrá estado la tierra en algún momento habitada por gigantes? O porque en el imaginario popular la figura de hombres grandes se repite casi hasta el hartazgo? Basta con mirar como aparecen en la cultura griega, hindú, germana, nórdica, e incluso aquí mismo en Euskadi con los Gentiles. Habrán convivido los gigantes con los seres humanos o en ellos se representará metafóricamente la inmensa bondad y la inmensa maldad del hombre?

Los toltecas, fueron la cultura dominante antes del imperio Azteca. Su esplendor, declinó alrededor del 1900 luego del enfrentamiento con los teothuacanos. Una osada y fantasiosa teoría afirma que los extraterrestres a través de pruebas genéticas llegaron a dar vida a los gigantes en distintos lugares de mundo y que algunos, como si fuera un guión cinematográfico, han ocultado las evidencias.

Si nos atenemos a los registros históricos, encontramos que los toltecas alla por el año 1050 alcanzaron su esplendor creando un imperio que gobernaba la mayor parte del centro de México. Las guerras y los intercambios económicos eran su día a día, acumulando grandes riquezas

La Zona Arqueológica de Tula esta formada por un conjunto de construcciones que son el Muro de la Serpiente, el Palacio Quemado, el Altar Central y las edificaciones donde se practicaba el juego de pelota.

Se supone que en Tula, habitaron alrededor de 30 mil personas. Lugar en el que estaban los Atlantes como grandes columnas que sostenían el tejado del templo de Quetzacoatl. Su lengua, el náhuatl siguió viva entre los aztecas. El escritor Carlos Castaneda, difunde esta cultura, tal vez ficcionalizando la historia.

En estos antiguos pueblos, la palabra tolteca significaba “alguien sabio que domina las artes y las artesanías”, hablándose de toltequidad cuando se hablaba de alta cultura.

Tula tiene en si misma una leyenda o un misterio. Se cuenta que las estatuas giganes, representan a una raza desconocida. Pero, si no eran ellos mismos, ¿a quienes representaban? Y tamañas dimensiones ¿Cómo las tallaron? Representarían estos gigantes a esos hombres procedentes de otras tierras que se mencionan en los relatos sobre Quetzalcóalt?

Las estatuas despiertan la curiosidad, imaginación y espíritu de investigación de muchos, que llegan a conclusiones sorprendentes. Como la de Erich Von Daniken que menciona que las armas de los guerreros son “portentosos instrumentos tecnológicos” que pertenecen a astronautas procedentes de un lejano mundo

 Dejo estas preguntas ¿Cómo trabajaron la piedra si no conocían la rueda ni el metal? ¿Cómo desplazaron esos enormes bloques?

Descendientes de toltecas o descendientes de seres de otros planetas son las hipótesis sobre ellos. Te dejo para que puedas vagar entre una y otra postura, dependiendo del día en que te lo pongas a repensar.