Archivo por días: 16 enero, 2011

Obsolescencia planificada 4…. y basta por hoy. Mañana sigo con la moda uf como estamos. Respiro y me relajo

Lucrar lucrar y mas lucrar es lo que podría ser el diseño en letras del papel que envuelve muchas de las cosas que compramos. Es la obsolescencia planificada una técnica de lucro económico? Pues lamentablemente creo que si. Y digo lamentablemente, porque se piensa primero en el producto del lucro (dinerito contante y sonante) que en el cuidado y respeto tanto por el medio ambiente como del propio ser humano.

Esta jaula de pájaros que se ha abierto hoy, no para por Dios! Y encima de bucear por la historia de este engendro del consumismo, me asaltan otras ideas. Porque el tema no es solo el consumo en si mismo, sino la subrepticia herramienta de hacernos creer una escala de valores que no es la real. Medio ambiente y ser humano pasan a segundo plano, quedando el dinero por delante. ¿Y en donde queda el equilibrio ecológico y la armonía con la naturaleza? Pues perdidas en los rincones de alguna factoría.

Dejo por hoy el tema, porque miro a mi alrededor y estoy como en una película de terror, pues veo obsolescencia en muchos lugares, como por ejemplo, la moda.

DESCANSA PATRICIA, DESCANSA QUE LOS PAJAROS YA HOY HAN VOLADO MUCHO

Obsolescencia planificada o programada 3

Será uno de los objetivos de la obsolescencia programada tener asegurado un consumo rítmico por parte de los individuos.? Cuanto mas leía, mas quería ser un escritor y plasmar en una novela todo, porque no daba crédito a lo que leía. Veía que estaba rodeadade objetos perecederos, con fecha de caducidad diagramada por el Dios Consumo que estipulaba de antemano los días de gloria sobre esta tierra. Y después, a su muerte, ¡como basura en países no desarrollados!

El mundo palpitaba de una manera particular allá por 1920 hasta la crisis del 30. Y fue en aquellos años donde esta idea cobró forma : producir producir y producir, para que los del otro lado, consuman consuman y consuman. Y para que consuman siempre? Apliquemos la ingeniería del valor! pensaron los que venden para tener asegurados los ingresos. (la ingeniería del valor es esa disciplina que observa que componentes tecnológicos se utilizan, cuando duran y valen. Y con el informe ver como las  compañías pueden abaratar la cosa. Y como lo hacen? Con componentes de vida limitada mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, y ¿Por qué no limitamos los limites y los hacemos cada vez mas cortos? Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr).

Llegó el momento de la producción en masa, y con el comenzó el momento de que se metiera en nuestra cabeza el compro uso tiro y vuelvo a comprar. En silencio el Dios Consumo se fue metiendo entre nosotros con una habilidad tal que hasta nos convenció que necesitábamos cosas que en realidad no necesitamos. Tampoco nos dijo que de alguna manera, éramos el último eslabón de su maquinaria y de alguna manera el mas importante. Porque si no consumimos ¡la cosa no funciona!

Obsolescencia planificada o programada 2

La obsolescencia programada o planificada, es al fin de cuentas una herramienta de mercado que les permite a los fabricanters, ponerle fecha a la vida útil de un artículo. Y pasada esa fecha ya no funciona mas

Este tiempo de vida, no es librado al azar, sino que se calcula en función de necesidades de los propios fabricantes en lugar de en necesidades del  consumidor. Ya en la fase de diseño, se tiene en cuenta este tema calculando cuando los usuarios deberán comprar uno nuevo haciendo así, como si fuera la rueda del karma, un continuo comprar usar y tirar. ¡Menuda cultura en la que nos han metido! Y (para ser justos) menuda cultura a la que le hemos dado el si.

De ser así, me pregunto porque en los productos, no viene su “fecha de defunción” para que mínimamente nosotros, al igual que los fabricantes, podamos realizar a futuro un pronostico económico de nuestras pertenencias. No es equilibrada la balanza cuando solo una parte conoce el tiempo de duración de un producto ¿cierto? Pues entonces, lo primero que pido es que al igual que los yogures, mi pantalla plana o mi impresora, vengan con su fecha de defunción. Primer pasito dado.

Obsolescencia programada: ¿está todo digitado para que consumamos?

LAS CASUALIDADES EXISTEN? JUSTO ESTABA POR CAMBIAR ALGUNAS COSAS DE LA CASA QUE OTRA VEZ SE HABÍAN ROTO, Y LLEGÓ ESTE ENLACE A MI CASILLA DE CORREOS. ES LARGO PERO NO TE LO PIERDAS

watch?v=QosF0b0i2f0

te consumo te consumenAtontada por el sol, así estaba. Todo era perfecto; nada fuera de su lugar. Dejaba que el calor de la tierra se me metiera por la espalda. Inconsciente del mundo. Era en ese instante el prototipo que muchos esperaban y deseaban. Muchos que ni siquiera conozco su nombre pero que allí están, como entre bambalinas digitalizando nuestro consumo.
Atontada por el sol, así estaba. Como en un sueño ficticio al que había dado permiso desde un lugar preconsciente. Y el atontamiento actuaba manifestando su macabra eficiencia. Una mosca cojonera zumbaba a mi alrededor y se paraba justo en el entrecejo. Una y otra vez. Pequeña, pero ruidosa y molesta apoyando sus patas una y otra vez besuqueando el entrecejo. Fueron tantas las veces que la espanté, que salí de mi sueño ficticio. Abrí los ojos y allí estaba mi portátil también descansando en un sueño ficticio.
Por un momento, recordé que no era bueno que estuviera recibiendo de lleno el calor del sol. Mi primera intención fue levantarme y resguardarnos los dos a la sombra, como si de una unidad se tratase. Hombre y ordenador pegados. La idea me empezó a provocar inquietud, y de pronto, se abrió la jaula de pájaros.
Habría usos y costumbres digitalizados? Deseché la idea por un momento pensando que estaba metiéndome de cabeza en leyendas urbanas. Pero el tema toqueteaba mi cabeza una y otra vez, de la misma manera que lo había hecho la mosca cojonera (bicho asqueroso por cierto!).
Existirían cuestiones digitalizadas o programadas de las cuales nosotros, TODOS, somos inconscientes? Protegida por la sincronicidad, abro mi correo electrónico y me encuentro con un correo de un amigo. Tema: LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA.
El comenzar a verlo, fue un despertador para mi sueño y atontamiento. Allí estaba en imágenes y con clarísima voz explicado el tema de la Obsolescencia programada. Hombres que tienen por trabajo determinar la duración o vida útil de un producto. Y si un producto dura mucho…¿Quién lo compra? Pues entonces a acortarles la vida señores! Entró en mi vida el termino obsolescencia programada y ya no lo puedo sacar.
Habiendo premeditación (¿y alevosía?) en este toqueteo de los ingenieros sobre los productos (mandados los hombres por las exigencias de las empresas para las que trabajan?), lo cierto es que los consumidores adquirimos una y otra vez productos porque ¡se les ha terminado su vida útil!. Por un lado, la planificación beneficia al fabricante, y por otro ¡pues que embroma nuestro bolsillo!
Salen los productos brillantes e impecables de las fábricas. Estuches atractivos, publicidad que les zumba a su alrededor, y en su propio origen ¿ya tienen estipulado el día de su muerte? (no quiero irme por las ramas pero se me ha cruzado por la cabeza la frase “como es arriba es abajo” y me pregunto si nuestras vidas también serán así. Apuesto a que de serlo así no tengan premeditación y ¿alevosía? pues se me derrumbarían muchas cosas)
Ahora solo tengo claro una cosa: TENGO QUE AVERIGUAR QUE ES ESTO DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA. Sigo en otros post.