Archivo de la categoría: Literatura

Textos varios de distintos autores

PRIMER PROGRAMA DEL A√ĎO: 1 DE ENERO DEL 2012 El origen de la tradici√≥n de las 12 uvas

FELIZ 2012
‚ÄĘ Comenzamos el 2012. Ha llegado y aqu√≠ trabajando con el primer programa de este ciclo. No sab√≠a que contenidos poner. Estaba todav√≠a imbuida por el esp√≠ritu de fiestas. Pero quer√≠a diferenciarme de los dem√°s programas y busqu√© en la literatura algo que para mi fuera representativo de una buena pregunta para hacernos al iniciar el a√Īo.
Así fue como me encontré aunque te parezca raro con la novela Frankenstein, el Prometeo moderno. Dar vueltas a la loca idea de crear vida. La ciencia y la moral enfrentándose en una lucha que parece no tener fin. Y en este ámbito, encontrarme con la novela gótica como un estilo que se para frente al racionalismo diciéndole: momentito…. Que no todo puede explicarse con la razón!
‚ÄĘ √Āfrica como el continente que tiene el merito de tener la primer autopista del mundo.

‚ÄĘ El origen de la traici√≥n de comer 12 uvas: la versi√≥n de que es una costumbre madrile√Īa para ironizar a la burgues√≠a, o la versi√≥n de los vitivinicultores, sea cual sea, a las 12, todos estamos comiendo las uvas en las campanadas.

Todo esto enlazado con m√ļsica especialmente seleccionada para vos

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
PINCHA AQUI PARA ESCUCHAR EL AUDIO

Con el tiempo…. poema de Jorge Luis Borges

BORGESBorges, con su produccion literaria, nos deja peque√Īas perlas como esta. Un poema que sirve para tenerlo copiado en un papel peque√Īo para llevarlo en la billetera. Y leerlo todos los d√≠as, pues nos recuerda como es posible aprender todos los d√≠as.

PINCHA EL ENLACE PARA ESCUCHAR EL POEMA EN YOUTUBE

Con el tiempo, poema de Jorge Luis Borges

Programa del 2 de noviembre 2011:

halloweenEste programa salió en directo. Por ello encontrarás que también está incluida la lectura de la primera plana de los diarios, tanto de la prensa digital como de la escrita.

Luego de la fiesta de Halloween, fiesta que considero una infiltración cultural, recordamos la migración de los irlandesea a Estados Unidos. Gente que no solo se llevó el hambre impresionante que tenían, sino también sus costumbres. Vaya a saber porque los de EEUU adoptaron con tanta fuerza esta tradicion. Pero lo cierto, es que lograron exportarla al resto del mundo con una fuerza que los irlandeses no habían tenido,

Lectura de “La prosa de la calavera” de Jose Emilio Pacheco, a los 1.17hs de iniciado el programa

Mario Vargas Llosa premio Nobel de Literatura 2010

Todas las flores del desierto est√°n cerca de la luz.

26189_1326528596125_1018221308_30960671_8031671_nTodas las mujeres bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonr√≠en cuando las miran. Sin medidas perfectas, sin tacones de v√©rtigo. Las mujeres m√°s bellas esperan el autob√ļs de mi barrio o se compran bolsos en tiendas de saldo. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carm√≠n de chino.

Las flores del desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los ojos, que te acarician las manos cuando estás triste, que pierden las llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y lloran sólo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al viento.

Las bellezas reales son las que toman cerveza y no miden cu√°ntas patatas han comido, las que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas, las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las preciosas damas de ch√°ndal de domingo. Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.

Las mujeres hermosas no salen en revistas, las ojean en el m√©dico, y esperan al novio, ilusionadas, con vestidos de fresas. Y se r√≠en libres de los chistes de la tele, y se tragan el f√ļtbol a cambio de un beso.

Las mujeres normales derrochan belleza, no glamour, desgastan las sonrisas mirando a los ojos, y cruzan las piernas y arquean la espalda. Salen en las fotos rodeadas de gente sin retoques, riéndose a carcajadas, abrazando a los suyos con la felicidad embotellada de los grandes grupos.

Las mujeres normales son las auténticas bellezas, sin gomas ni lápices. Las flores del desierto son las que están a tu lado. Las que te aman y las que amamos. Sólo hay que saber mirar más allá del tipazo, de los ojazos, de las piernas torneadas, de los pechos de vértigo. Efímeros adornos, vestigios del tiempo, enemigos de la forma y enemigos del alma. Vértigo de divas y llanto de princesas.

La verdadera belleza est√° en las arrugas de la felicidad…

FOTOGRAFIA DE JAVIER SANCHEZ. COMO SIEMPRE….. EXQUISITA.

Libros 1

codiceSeres racionales al fin, luego de tanto trabajo que nos dio ponernos de pie, descubrimos la necesidad de dejar en alg√ļn lado nuestros legados. Legados por cierto que van desde lo banal y superficial¬† hasta lo profundo .Todos con aspiraci√≥n a quedar en alg√ļn lugar para que los que vinieran detr√°s pudieran reconocernos en nuestra producci√≥n.

Ya desde las cavernas quer√≠amos comunicar? Posiblemente¬† en el paleol√≠tico ya encontramos la semilla de los libros. Y me estoy refiriendo a la intenci√≥n de dejar fuera de uno lo que pasa en nuestro interior. En aquellos tiempos en forma de pinturas rupestres: ¬Ņsimbolismo? ¬Ņmagia? ¬Ņquerer capturar energ√≠a de la naturaleza? No lo se con seguridad, pero algo me orienta a pensar que el origen del libro se encuentra all√≠.

Hoy por hoy, tal como nos sugiere la definición de la UNESCO un libro es una obra impresa que tiene que tener para ser concebida como tal más de 49 páginas para no quedar como un folleto.

Con el paso del tiempo, fuimos cambiando las superficies que recibían nuestros pensamientos, historias, miedos…. De la piedra al papel, pergamino, vitela…. Materiales que nos permitieran dejar por escrito nuestras convicciones, ideas, y nuestra propia cultura.

Donde estar√° el punto en que decidimos dejar las cosas escritas o dibujadas no lo se. Pero llevarnos a cuestas las cavernas no era nada f√°cil asique en alg√ļn momento nos habremos planteado tener algo m√°s c√≥modo. Y en esos intentos pasamos por el pergamino, el papel vitela, hasta materializar los primeros libros o los primeros c√≥dices.

El libro como una de las primeras maneras de viajar, ya que nuestros legados escritos trascendieron espacio y tiempo Y lo escrito ayer, cuando un lector lo lee, cobra vida otra vez haciéndonos viajar afuera de nuestro momento presente. Libros como máquinas del tiempo que nos cuentan el ayer o el futuro, ese instante que aparentemente no existe pero que en la cabeza del escritor ya existió…..

“Me seduce la forma de una ciudad”, poema de Valeriano Gonz√°les Alfonso

Me seduce la forma de una ciudad.

Su sensualidad tramada entre los edificios.

Columpiada junto a los pasos….

De peatones, el tramo ancho de la magia:

La sed… Bebi√©ndose de a poquito…

Mujeres y hombres:

claroscuros anónimos.

Me seduce este recreo de formas:

y las paredes pintadas…. La prisa

de ciertas muchachas en sus ganas

por seducir… el doblar esquinas

y descubrir reflejos increíbles:

incluso la burla miserable.

Me seduce la lluvia de amor susurrante

acostumbrado a todo clamor de bosque

vivo. Y el baile…

sobre las ramas del √°rbol prohibido.

Me sirve, no me sirve… poema de Mario Benedetti

mario_benedettiLa esperanza tan dulce, tan pulida, tan triste, La promesa tan leve, No me sirve.

No me sirve tan mansa la esperanza, la rabia tan sumisa, tan débil, tan humilde,

El furor tan prudente, no me sirve. No me sirve tan sabia tanta rabia, el grito tan exacto

Si el tiempo lo permite, alarido tan pulcro, no me sirve.

No me sirve tan bueno tanto trueno, el coraje tan dócil, la bravura tan chirle,

la intrepidez tan lenta, no me sirve

No me sirve tan fría la osadía,

Sí me sirve la vida que es vida hasta morirse, el corazón alerta Sí me sirve,

Me sirve cuando avanza la confianza, me sirve tu mirada que es generosa y firme, y tu silencio franco sí me sirve,

Me sirve la medida de tu vida, me sirve tu futuro, que es un presente libre, y tu lucha de siempre sí me sirve,

Me sirve tu batalla sin medalla, me sirve la modestia de tu orgullo posible, y tu mano segura sí me sirve,

Me sirve tu sendero Compa√Īero

Mario Vargas Llosa. Premio Nobel literatura 2010 y su escrito sobre las mujeres

vargas llosaTodas las flores del desierto est√°n cerca de la luz.
Todas¬† las¬† mujeres¬† bellas¬† son¬† las que yo he visto, las que andan por la¬†calle¬† con¬† abrigos¬† largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonr√≠en¬†cuando¬† las¬† miran.¬† Sin¬† medidas¬† perfectas,¬† sin¬† tacones de v√©rtigo. Las¬†mujeres¬† m√°s¬† bellas esperan el autob√ļs de mi barrio o se compran bolsos en¬†tiendas¬† de saldo. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carm√≠n¬†de chino.
Las  flores  del  desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los ojos, que  te  acarician las manos cuando estás triste, que pierden las llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y lloran sólo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al viento.
Las  bellezas  reales  son las que toman cerveza y no miden cuántas patatas han  comido,  las  que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas, las  que  acarician  con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las preciosas  damas de chándal de domingo. Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.
Las¬† mujeres¬† hermosas¬† no¬† salen¬† en¬† revistas,¬† las ojean en el m√©dico, y¬†esperan¬† al novio, ilusionadas, con vestidos de fresas. Y se r√≠en libres de¬†los chistes de la tele, y se tragan el f√ļtbol a cambio de un beso.
Las  mujeres normales derrochan belleza, no glamour, desgastan las sonrisas mirando a los ojos, y cruzan las piernas y arquean la espalda. Salen en las fotos  rodeadas  de  gente sin retoques, riéndose a carcajadas, abrazando a los   suyos   con   la   felicidad   embotellada  de  los  grandes  grupos.
Las mujeres normales son las auténticas bellezas, sin gomas ni lápices. Las flores  del desierto son las que están a tu lado. Las que te aman y las que amamos. Sólo hay que saber mirar más allá del tipazo, de los ojazos, de las piernas  torneadas,  de  los pechos de vértigo. Efímeros adornos, vestigios del  tiempo,  enemigos  de la forma y enemigos del alma. Vértigo de divas y llanto de princesas.
La verdadera belleza est√° en las arrugas de la felicidad…

Sue√Īo del h√©roe (o el mejor homenaje) de Vicente Feli√ļ

El mejor homenajevicente feli√ļ
es caminar contigo
de la mano por la calles
recorrer tus lugares
esos que siempre guardas
para cultos personales
conocer tu ciudad
tus monumentos
tus dioses
tus banderas.

El mejor homenaje
ser√° desayunar temprano
junto con tus hijos
sentirlos bienvenir
otro día claro
tinto en dulces y cornetas
saberlos sonreír
ante una flor
un gesto
un lindo cuento.

El mejor homenaje
ser√° saber que el sol
siguió anunciando el día
que al cabo el hombre pudo
enamorar estrellas
que la poesía anduvo
sustituyendo idiomas.

El mejor homenaje
ser√° cuando el amor
sea el aire que respires
ser√° la libertad
abriendo sus ventanas
ser√° cuando conozcas
que la razón no ha muerto
ser√° cuando decidas
que el desamor no vuelva.

El mejor homenaje
vendr√° desde la estepa
coronado de laureles
los cabellos al viento
y una guitarra en ristre
eternizando nuevos cantos
cantos de amanecer
antiguos cantos
tan nuevos
como nunca.

El mejor homenaje
sabr√° guardar silencio
el primer día de la gloria
recordar√° feliz
el nombre numeroso
del camino hasta su sue√Īo
y al final cantar√°
un “para siempre”
con todos
los que amaron.

(1986)

Gioconda Belli: amanece con pelo largo el d√≠a curvo de las mujeres…..

Amanece con pelo largo el día curvo

de las mujeres,

¡Qué poco es un solo día, hermanas, gioconda belli

qué poco, para que el mundo acumule flores frente a

nuestras casas!

De la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos

-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-

deberían pavimentar de flores para celebrarnos

Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras en vez de machos,

Queremos flores de los que nos cortaron el clíto ris

Y de los que nos vendaron los pies

Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuid√°ramos a los hermanos

y ayud√°ramos en la cocina

Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía

Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado

Y del que nos corrió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas

Queremos flores del que nos condenó a muert e forzándonos

a parir a riesgo de nuestras vidas

Queremos flores del que se protege del mal pensamiento

oblig√°ndonos al velo y a cubrirnos el cuerpo

Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte

Queremos flores de los que nos quemaron por brujas

Y nos encerraron por locas

Flores del que nos pega, del que se emborracha

Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes

Queremos flores de las mujeres que intrigan y levantan

falsos testimonios.

Flores de las que se ensa√Īan contra sus hijas,¬†sus mad res y sus nuerasY albergan ponzo√Īa en su coraz√≥n para las de su mismo

género

Tantas flores serían necesarias

para secar los h√ļmedos pantanos

donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;

arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,

de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.

Amanece con pelo largo el día curvo

de las mujeres.

Queremos flores hoy.

Cu√°nto nos corresponde.

El jardín del que nos expulsaron.

Gioconda BELLI

8 de Marzo