Archivo de la etiqueta: Sonia Kovaleskaya

Sonia Kovaleskaya

.

Hoy traemos a Graffiti de Radio Euskadi la vida de una matemática, Sonia Kovalévskaya (1850-1891). Estamos ante la primera mujer que se doctoró en Matemáticas y consiguió ser profesora de Universidad. Su vida es además ejemplo de las penurias que tuvieron que pasar las pocas mujeres que intentaron dedicarse a la ciencia. No sólo eso, es, además, un ejemplo de persona que se dedicó a la ciencia, a la investigación matemática, pero también dedicó mucho de su tiempo (en ocasiones forzada por las negativas desde la ciencia) a la literatura, la “política” o a su familia.

Llegó a ser amiga y colega de los más grandes matemáticos de la época como Weierstrass, Poincaré, Chevichev, Hermite, Picard y Mittag-Leffler; y de científicos y literatos, como Darwin, Elliot, Ibsen, Mendeleyev o Dostoyesky. Todo esto podía ser suficiente para interesarnos por su vida pero, ante todo, fue “una gran matemática” creativa, original e innovadora.

Raúl Ibáñez nos invita a recorrer su biografía a partir de aquel 15 de enero de 1850. Día en que nació en Moscú, Sofía Vassilíevna Korvin-Krukovskaya. Hoja de la nobleza, su padre era general de artillería) y junto a su esposa frecuentaban los ambientes intelectuales. A la edad de ocho años su padre decidió darle una buena educación a diferencia de su hermana. Una aprendizaje atípico para las mujeres de la nobleza, más habituadas a la música, pintura, francés y costura. El interés de su padre por ofrecerle una buena educación científica a su hija venía de su amistad con el rector de la Universidad de Kiev quien era además un gran defensor de la educación de las mujeres.

La pasión de Sonia hacia las Matemáticas surgió en esa época escuchando los relatos de su tío Piotr Vassilievitch que, sin ser matemático, le transmitió un profundo interés por esta Ciencia, tratando temas como la cuadratura del círculo, la noción de asíntota y otras consideraciones sobre el infinito. Con su tío jugaba al ajedrez y hablaban de una gran variedad de temas, desde científicos a políticos. Su interés por las matemáticas creció tanto que empezó a descuidar otras disciplinas, por lo que su padre decidió prohibirle estudiar más matemáticas. Sin embargo, a pesar de la prohibición paterna, ella leía libros de matemáticas por la noche mientras el resto de la familia dormía.

El Problema de la Semana (20 monedas): El otro día me encontraba yo jugando con 20 monedas de un euro y sin pensarlo hice cuatro montones. El primero de ellos tenía cuatro monedas más que el segundo, este un euro más que el tercero y el cuarto el doble de monedas que el segundo. ¿Cuántas monedas tenía cada montón?

Solución al problema anterior (Los números impares): Cierto día Juan Carlos, Jon yo (Raúl) empezamos a contar de dos en dos, empezando por el 1. Así Juan Carlos dijo 1, Jon dijo 3, yo dije 5, Juan Carlos dijo 7, y así continuamos de forma ordenada. ¿Quién dijo el número 309? (Solución: El número 310 lo dijo Jon… Los números que estamos diciendo son los impares, es decir, los números de la forma 2n-1, donde n representa el turno de la persona que dice el número en alto, 1, 2, 3,… luego el número 310=2n-1, se dijo en el turno n=155. Si nos fijamos en el orden que hemos establecido para decir los números, Raúl habla en los turnos impares, Juan Carlos en los impares más uno, y Jon en los impares más dos. Por lo tanto, el turno 155=3×51+2, es uno de los turnos de Jon. Aunque como bien dice Conchi en el blog… solamente Jon dice múltiplos de 3; o como dice Kepa, cada uno dice un número 6 veces mayor que el anterior… luego como Jon dijo el 3 y el 309 es 51 veces 6 mayor…)

Libro recomendado: “El lobo, la cabra y la col”, Vicente Meavilla, Almuzara, 2011.