Rebeca, prenda cinematográfica

REBECA, uno de los films favoritos de Llamp

“Si algún día dirigiera el rodaje de La Cenicienta, los espectadores buscarían un cadáver en la carroza”, frasecita de Alfred Hitchcock.

El cine nos has dejado muchas frases célebres y expresiones que se usan cotidianamente…, pero pocas han influido tanto como para nombrar en su honor “algo”. Es el caso de la prenda rebeca, una chaqueta de punto, femenina, sin cuello, abrochada por delante y que, generalmente, tiene el primer botón a la altura de la garganta.

En la foto vemos a la señora de Winter con una "rebequita"

En la foto vemos a la señora de Winter con una “rebequita”

Esta prenda se popularizó en España en los años 40 y 50 y debido al enorme éxito de la película titulada “Rebeca” (1940), de Alfred Hitchcock, el tipo de chaqueta que la protagonista usa a menudo en este film pasó a llamarse así, incluso oficialmente en el diccionario de la RAE.

Es una prenda que refuerza la imagen de mujer tímida, recatada y sencilla que transmite la actriz, Jean Fontaine. Sin embargo he aquí una “curiosa curiosidad”: la protagonista del film, la actriz Jean Fontaine, no se llama Rebeca. Rebeca está constantemente presente en el film, pero jamás aparece.

Ni en la novela, publicada en 1938 con el mismo título y escrita por Daphne du Maurier, ni en la película se dice en ningún momento el nombre de la joven esposa de Maxim de Winter. De esta manera se enfatiza aún más la gran influencia que Rebeca, ya fallecida, ejerce en todos los personajes de la película.

Rebeca es un antiquísimo nombre femenino de origen hebreo “Rib-gah” -que con el tiempo llega hasta el mundo árabe convirtiéndose en “rabzatum”-, cuyo significado es “Aquella que lleva un lazo o rizo”. Nos llega desde el Antiguo Testamento (Génesis): es una matriarca, esposa de Isaac y madre de los gemelos Esaú y Jacob. Su onomástica se celebra el 25 de marzo.

El blog de “Estrenos de cine” de EITB habla más del director de REBECA y de la película que se basa en su vida en el post “La sombra de Hitchcokc planea sobre los estrenos”

11 pensamientos sobre “Rebeca, prenda cinematográfica

  1. Txemi Sánchez

    La genialidad suele necesitar puntos de referencia insólitos, extraños o incómodos. Hitch peleaba con su productor a rabiar, los actores se zancadilleaban sin piedad y él utilizaba todo eso y lo retorcía perversamente. No sé si en ello hay bondad o maldad, pero hay resultados admirables. A fin de cuentas no le pedían ser un referente moral, ni explicar las normas para ser feliz en la vida cotidiana; lo suyo era el morbo y el suspense, elegantes, pero capaces de revolver las tripas. Ya se sabe que para envenenar hace falta veneno y no lo venden en cualquier sitio, sobe todo el de la perversión.
    Además de anotar que el humor y el horror pueden ir de la mano.
    TX

  2. Txemi Sánchez

    En “El cine segun Hitchcock” de Francois Truffaut, dice que no la considera una película suya porque tiene poco humor. La fuerte influencia del productor, O´Selznick, que avababa de hacer “Lo que el viento se llevó” le obligó a atenerse al texto y contar, con maestría, esta historia de Cenicienta bajo el influjo de la malvada ama de llaves y a la sombra de la mujer muerta. El productor estaba vigilante para que el espectador no pudiera decir al salir del cine “No es como en la novela”. Era la primera película americana de Hitch, así es que todavía no lo dejaban volar solo.
    TX

  3. Llum

    Curiosamente, Txemi, todas sus películas, tenían mucho de romántico, historias de amor con final bastante feliz (la novela no acaba así, por ejemplo).
    Para mi está película tiene muchos y buenos ingredientes o recursos narrativos que la convierten en un referente: el director (y este film en concreto) fue muy imitado. El cuadro con esa mujer tan bella; la casa espectacular; la devoción de la ama de llaves; el secretismo; el ningunear a “la buena chica; las actitudes del marido que pueden incluso ser tachadas de maltrato psicológico; el uso del mar y de algunos paisajes como elementos psicológicos; el vestuario, que también caracteriza a los personajes; la fidelidad de algunos amigos con el protagonista y con ella.
    Y el conflicto. Sobre todo el oculto.

  4. Llum

    @Txemi Sánchez
    La novela, humor humor no tiene… 🙂

    Pues yo creo que el personaje de la jefa de ella, al principio, y esos primeros encuentros sí tienen humor. También la hermana de Winter y, sobre todo, el cuñado, tienen toques “payasos”. De todos modos, a veces el contraste es más necesario y aquí, viendo el resultado, no era necesario, creo yo.

    El suspense creado, la tensión, es perfecto.

  5. Txemi Sánchez

    Llegados a este punto de análisis debería volver a verla. Tengo un recuerdo impreciso. Creo recordarla, pero por tus precisiones compruebo que hay lagunas en mi recuerdo.

  6. Lauri

    A mi también me parece que el terror oculto, el que transmite el ama de llaves, es una pieza maestra: cada vez que aparecía en pantalla, como que se me helaba la sangre y durante toda la película creí que tenía algo que ver con la desaparición de Rebeca, que algo malo le iba a pasar a la nueva esposa. Cuando llegó el final, vi que no había acertadopara nada …. pero el ama de llaves me siguió dando repelús todas las veces que volví a ver la película

  7. Llum

    @Lauri
    Creo que sólo vi a esta actriz en otra película… ¡Y seguí viendo a la ama de llaves! ¿Y la fotografía? Los contrastes, el blanco y negro, ella de gris, la otra más oscura… A color creo que hubiera sido provocado otro efecto, no sé si peor o mejor, pero distinto seguro.

  8. Pingback: Conflictos fraternales: rivalidad entre hermanas | El susurro del gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *