A favor del consumo cultural

FIRMAS PARA QUE NO SE ELIMINE EL “BONO CULTURA”

2658_1074077943040_4515457_n

El enfado del gato Llamp es evidente. A veces hay que sacar las uñas.

Un grupo de libreros encabeza una recogida de peticiones para que el departamento de Cultura del Gobierno Vasco mantenga el Bono Cultura, que ayudaba en la compra de libros, discos y entradas a museos y espectáculos.

“Porque la producción artística y cultural se encuentra muy debilitada y no podemos permitir que las campañas que funcionan  y que estimulan la cultura desaparezcan.”

Change.org

En este caso se trata de una iniciativa muy sencilla y si quieres colaborar solo debes pinchar en http://www.change.org/es/peticiones/para-que-el-departamento-de-cultura-del-gobierno-vasco-no-elimine-el-bono-cultura?utm_campaign=twitter_link&utm_medium=twitter&utm_source=share_petition y seguir los pasos que se indican.

El Gobierno vasco anunció en el Parlamento que los Presupuestos para 2013 contemplan ajustes en prácticamente todas las áreas y queremos destacar la ausencia del Bono Cultura en sus planes de futuro.

En este mismo blog aplaudíamos que se mantuviera el BONO CULTURA, un exitoso proyecto ya consolidado entre la ciudadanía vasca: en diciembre pasado, en 28 horas se agotaron los 40.000 “tickets” disponibles. El bono tenía un coste de 25€ pero permitía comprar por valor de 40. Fue puesto en marcha por el Gobierno socialista y en las últimas cuatro Navidades ha subvencionado, mediante cheques descuento, la compra de libros, productos audiovisuales y entradas para espectáculos. En 2012, por ejemplo, el bono supuso un desembolso de 660.000 euros, de los que se beneficiaron sobre todo las pequeñas librerías y comercios del ramo, para los que esta iniciativa suponía un auténtico balón de oxígeno en tiempos de drástica reducción del consumo.

La recogida de firmas es una de las pocas iniciativas que los ciudadanos tenemos a mano para hacer peticiones a nuestros gobernantes.

Un pensamiento sobre “A favor del consumo cultural

  1. Francesc

    Puse de ejemplo en Catalunya este bono porque creo que ayuda a los consumidores, pero además es un incentivo. No te quedas en ese gasto, sino que lo unes a lo que habías previsto. es una alegría para el cuerpo. Es cierto que se recortan otras cosas necesarias, pero la cultura es alimento para el alma y cada vez que cierra una librería, el pueblo queda más triste y desolado… Firmar es muy muy fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *