La mirada

La mirada del que es capaz de soñar con los ojos abiertos…

gat5

¿Cuántos pies le ves al gato?

A veces, para escribir, hay que “usar otra mirada”. La del que observa más allá, la del que intenta saber porqué la chica del metro está sonriendo a las siete de la mañana de un lunes; la que envuelve la luna en una burbuja o intenta mecerse en el mar; la del que busca la oveja singular del rebaño o descubre que la grieta de la casa de enfrente tiene una forma curiosa; la mirada que no juzga, sino juega; que no censura, sino que crea; que no curiosea, imagina; que no miente, sino que fantasea…

gato5

2 pensamientos sobre “La mirada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *