Tengo un juicio muy negativo sobre el ejercicio de mi principal profesión

David barbero con Llum Saumell el 23 de abril 2013. Feria del Libro de Bilbao. Foto Txemi Sánchez.

David barbero con Llum Saumell el 23 de abril 2013. Feria del Libro de Bilbao.
Foto Txemi Sánchez.

El rostro de David Barbero es conocido. Se asomó durante años a nuestras casas desde la televisión: su última etapa fue en el madrugador “Forum”.
Su nombre figura en casi treinta obras de teatro, artículos periodísticos, varias novelas y últimamente se asocia a una conocida y real familia.

Acaba de publicar El secreto de Letizia que presenta el martes 28 en La Librería de Deusto (Plaza San Pedro, Bilbao)a las siete de la tarde.

Sorprende una novela que nombre directamente a los miembros de la familia real española, y a políticos y periodistas, sobre todo porque es narración humorística y porque se trata de “un chantaje” a la corona, un presunto oscuro secreto de la esposa del heredero. ¿Costó publicarla al tocar una institución que ahora esta siendo tan debatida?
Me ha costado mucho publicar esta novela. Numerosas editoriales la rechazaron asegurando que no deseaban tener problemas. Me parece que estos miedos reflejan la falta de libertad de expresión existente.

Uno de los protagonistas es un periodista llamado David Barbero; aunque queda claro que no es un retrato exacto, ¿cómo te sientes siendo “personaje” de un libro?
Dado que la acción de la novela incluye hechos y personajes de la actualidad, creí que yo también debía dar ejemplo. El periodista que lleva mi nombre es uno de los personajes más negativos de la obra. Por lo tanto, ningún otro se puede quejar. Personalmente es una buena experiencia verse desde fuera.

El libro es una ficción, pero aparecen personajes reales, además de monárquicos, y la trama está ambientada en un momento histórico y en un país concreto. Hay labor de documentación y, sobre todo, mucha observación.
Mi objetivo es analizar o reflejar la sociedad actual en la ficción. Por esa razón, utilizo acontecimientos cercanos y personajes reales. Eso requiere un tipo de documentación y observación concreta. No sé si más difícil, pero sí diferente. La construcción de estos personajes tiene, a mi juicio, una dificultad añadida, porque te llevan la acción a veces por donde tú no quieres, y debes luchar contra el prejuicio que el lector ya tiene sobre esos personajes.

La estructura de esta novela es bastante singular, por escenas.
Construyo la narración sobre la base de breves unidades narrativas, que incluso van numeradas. Cada una ellas está situada en un sitio distinto y tiene protagonistas diferentes. No sé si debemos hablar de fragmentación o de puzzle en el que poco a poco van encajando todas las piezas. Las cuatro novelas publicadas y otras sin publicar, todas, las he escrito así. Me costaría hacerlo de otra manera.

Estás presente en la red, con web (http://www.david-barbero.com/) y blog. ¿Cómo ves este medio de comunicación?
Creo que la Web y los blogs requieren una manera específica de escribir que todavía se está formando. Es preciso profundizar en ella.

¿El Secreto de Letizia O. es una novela que pretende hacernos reflexionar sobre el periodismo y el funcionamiento de los medios de comunicación?
La reflexión sobre los medios de comunicación es uno de los objetivos principales de esta novela. Yo tengo un juicio muy negativo sobre el ejercicio de mi principal profesión. Pretendo reflejarlo en la novela.

¿Estás preparando algo actualmente, tal vez la cuarta novela o la obra número 27?
En estos momentos, estoy preparando una nueva novela y otra obra de teatro. Pero vete a saber lo que se mete por medio. No siempre se tiene el control de lo que se hace.

Después de pensar y crear, escribir, corregir, buscar editorial, llega el momento de presentar el libro, hablar de él… ¿Te sientes cómodo en este rol?
Para mí, el momento de presentar el libro y hablar de él es el menos gratificante. El día 3 de junio en la Librería Casa del libro y el martes 28 de mayo en La Librería de Deusto.
La pasión está en el momento de estructurarlo y escribirlo
.

¿Qué estás leyendo actualmente?
Una novela histórica de un amigo, una obra filosófica sobre Heidegger, y una historia de las ideas éticas. Bastante dispersión. ¿No?

Ahora mismo, mientras respondes a estas preguntas, ¿qué música o sonidos estás escuchando?
Arias de ópera barroca. Las ha colocado mi mujer.

Y a ti, ¿qué te susurra el gato?
No tengo ni mucha ni buena relación con los gatos. Tengo el prejuicio de que son animales demasiado retorcidos.

Presentación en la Librería de Deusto. 28 de mayo. Foto Txemi Sánchez

Presentación en la Librería de Deusto. 28 de mayo. Foto Txemi Sánchez

2 pensamientos sobre “Tengo un juicio muy negativo sobre el ejercicio de mi principal profesión

  1. Txemi Sánchez

    ¿Qué ha pasado en esta profesión que hemos acabado tan desprestigiados y tan renegones? ¿Se había convertido en un funcionariado acomodaticio? Será así, pero los que quisieron seguir buscando formas nuevas o noticias directamente en la calle no dicen eso, dicen que muchos “compañeros” y algunos “jefes” les putearon pero bien. No vale el mismo saco para todos. Los “poderes” fueron a por los medios y los anularon, generalmente porque se dejaron anular yporque habían sido fundados para ser “la voz de su amo”. Cuando han encontrado unos voceros más baratos los periodistas han ido a la basura, además vapuleados por todo el público. ¡Menos mal que hay gente joven brotando por ahí a su aire.!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *