El color del candidato.

Candidato proviene del latín candidatum, participio del verbo latino candidare, que significa “blanquear”. Candidato era, literalmente, el que iba de blanco, porque así vestían los que se postulaban a un cargo político en la Antigua Roma.

220px-Catilina2-Maccari_affrescoEn la Roma clásica los hombres (solo podían los hombres) que querían acceder a un cargo público o político vestían una toga blanca. El color blanco determinaba la pureza y honradez de las personas destinadas a representar al pueblo o al Estado, cualidades que se presupone que deben tener las personas que quieren ostentar un cargo público. Se dice, además, que llevaban las togas abiertas, para mostrar que no tenían nada que ocultar o bien para enseñar las cicatrices de guerra, símbolo de valentía.

En la RAE se define candidatos como “Persona que pretende alguna dignidad, honor o cargo”o “Persona propuesta o indicada para una dignidad o un cargo, aunque no lo solicite“.

tumblr_inline_n62mfdv8Sl1qi7yu2

Pregunta del gato Llamp: ¿crees que la definición es precisa o ahora debería actualizarse?

En latín se distinguían dos matices de blanco distintos: el blanco mate era albus. del del que derivan alba, albor o alborada, mientras que la palabra candidus se refería al blanco brillante.

Candidātus era participio de los verbos candere (ser blanco, pero también brillar o arder) y candidare (blanquear, poner algo blanco) y de éstas han nacido otros muchos términos como ‘cándido’ (sencillo, sin malicia ni doblez), candelabro, candelero, candela o incandescente (por poner unos pocos ejemplos).

candidatocub
Un libro que cuenta de dónde vienen las palabras.
Etiquetado en:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *