El fruto del ombligo

El nombre del tomate (Solanum lycopersicum) proviene del idioma americano nàhuatl y de la palabra  xitomatl, que significa literalmente “fruto con ombligo”. La palabra se aplicaba a todas las plantas con frutos de forma de globo o a las bayas con muchas semillas y pulpa acuosa.

TomateParece ser que el origen de la planta tomatera silvestre es del territorio comprendido entre el norte de Chile, Perú y Ecuador, pero fue en México donde se empezó a cultivar de forma doméstica. Allí se denomina jitomate. En algunos lugares, como los territorios del actual Estados Unidos, sera una planta ornamental, pues se consideraba como una planta venenosa. Entró en Europa en el siglo XVI.

  • Ponerse como un tomate significa sonrojarse, azorarse o bien ponerse rojo en lugar de moreno, por el sol. 
  • Tomate es sinónimo, popularmente, de pelea o riña; también de un asunto turbio (“aquí hay tomate”)
  • Hay muchos refranes gastronómicos: Con tomates, mil manjares; Tomates crudos con sal, gustoso manjar; A todo le sienta bien el tomate, menos a las gachas y al chocolate; Habiendo tomates y huevos, sin comer no quedaremos; No hay cocinera sin tomates a su vera; Sal con tomates, jamón de pobres…

PA AMB TOMÀQUET O PA TOMACA. El tomate es un ingrediente básico en la cocina mediterránea. Se añadió al ya tradicional pan con aceite del área mediterránea hasta dos siglos después.  La primera referencia escrita del pa amb tomàquet es del siglo XVIII en el recetario de Jaume Martí Oliver: Modo de cuynar a la mallorquina. En las islas se llama pa amb oli el pa amb tomàquet.
Los italians tienen la bruschetta, los griegos el dakos y en la zona francesa occitana, el golçat.

¿FRUTA O VERDURA?

Una fruta es la parte de la planta que contiene las semillas y, por lo tanto, en botánica el tomate es una fruta, a pesar de que no se suela servir en el postre.

En el siglo XIX esta controversia popular llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos. En 1887, se aprobó una ley que asignaba impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas. Las compañías que importaban tomates argumentaron que estaban exentas del impuesto ya que el tomate es una fruta. Para dar rigor a su argumento, citaron diccionarios y testimonios de biólgos que demostraron que el tomate, al ser el producto del ovario de una flor, es una fruta. Sin embargo, el gobierno alegó que al servirse en ensalada o como parte de las comidas y no como postre, era una hortaliza. Los importadores tenían que pagar.

xbf7v16xnqxkar6sMe dicen Sara Tomate es una novela muy popular para adolescentes de la escritora  Jean Ure

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *