#IralurketaErrazaArriskuan

Desde que la Lectura Fácil (LF) comenzara a implantarse en la Comunidad Autónoma Vasca en 2013, cada vez más personas con dificultades lectoras y/o de comprensión, como otros colectivos, han encontrado la posibilidad de acercarse y disfrutar con la lectura. En el País Vasco hay más de 140 clubs de lectura fácil, tanto en castellano como en euskera. Es la segunda comunidad del estado español con más clubs de este tipo.

Ayuda a difundir la campaña siguiendo en twitter #IrakurketaErrazaArriskuan y colgando fotos de personas lectoras de LF en las redes. Puedes imprimir el cartel de la campaña y fotografiarte con él.

Las personas que participan en los clubs lo hacen por motivos diversos: personas mayores que han perdido capacidad y quieren recuperar el hábito o que han tenido una escolarización deficiente; personas con diversidad funcional; inmigrantes que quieren aprender un idioma; gente con dislexia o afasia, pérdida de memoria o concentración, con dificultades de visión… Se considera que un 30% de la población tiene algún tipo de problema de comprensión lectora.

El número de participantes y consumidores de esta lectura ha crecido notablemente pero no así la oferta de materiales en formato LF, sobre todo en el caso de libros y materiales en euskera. En este momento, en el mercado sólo existen 8 títulos para adultos editados por Gaumin Argitaletxea y 2 infantiles por Ediciones Beta.

Ante esta situación, Lectura Fácil Euskadi-Irakurketa Erraza ha iniciado la campaña #IrakurketaErrazaArriskuan para llamar la atención sobre la necesidad de aumentar el número de materiales LF en euskera. Es importante el sector editorial, y los autores y autoras, apuesten por la creación y la edición en euskera de libros en Lectura Fácil. Las Administraciones públicas del País Vasco deben implicarse más para impulsar y promocionar esta herramienta de democracia lectora, como ya hace, por ejemplo, Cataluña.

La Biblioteka Bizenta Mogel tiene varios clubs de LF.

Se buscan autores y autoras en esukera en Lectura Fácil, traductores y traductoras que adapten novelas y documentos; editoriales que publiquen este material; bibliotecas, centros de formación y servivios que apusten por la LF; administraciones públicas que quieran comunicarse mejor y ser más transparentes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *