Gunter Pauli y otra forma de entender la economía

La naturaleza exhibe una auténtica economía, y una auténtica sostenibilidad, todo el tiempo. Si nuestras economías se desarrollaran con la naturaleza como modelo, podríamos emplear la energía y los recursos de manera eficiente y sin generar residuos, y además crearíamos cientos de millones de puestos de trabajo. Los modelos ecosistémicos contienen la llave de la abundancia, así como los medios para distribuirla entre todos. Un sistema económico inspirado en los ecosistemas funcionaría con lo que ofrece el entorno local, como los recursos energéticos naturalmente renovables que ante todo expresan las leyes de la física. La física describe las leyes subyacentes de las que cada especie planetaria hace un uso dinámico. Esta visión es la vía hacia la sostenibilidad.LIBRO.La economia azul

Así de sugerente es el enunciado básico de La economía azul de Gunter Pauli, un innovador empresario de origen belga.

En la obra podemos encontrar algunos ejemplos de cómo se puede y se ha llevado a la práctica esta concepción ecosistémica de la economía azul. Economía contrapuesta a la economía verde en la que para preservar el medio ambiente las empresas deben invertir más y los consumidores pagar más.

Se trata de convertir los desechos en recursos que muchas veces generan incluso la energía necesaria para su procesamiento y a veces más.

Así se consigue devolver la fertilidad a yermos campos de Sudamerica, donde al cabo de los años vuelve la lluvia y el frescor, junto con alimento y trabajo para las comunidades locales.

Se consigue autonomía económica para comunidades africanas, donde las aguas residuales se hace compostar junto con plantas locales obteniendo metano y abono. Este último se utiliza para la instalación de acuicultura. Pero no queda ahí la cosa, se aprovechan los despojos de matadero para atraer a las moscas, de cuyas larvas se extraen productos medicinales antes de servir de alimento para peces y codornices.

La economía azul es muy sugerente sobre el camino que la tecnología debería adoptar en los próximos años.

Llama la atención que no se haga mayor crítica del sistema capitalista actual e insista en que además de sostenibilidad, innovación y trabajo, hay negocio.

Tal vez el principio ecosistémico nos lleve por su propio funcionamiento y tras habernos imbuido de él, a un círculo virtuoso por el que logremos  adoptar tecnologías y modos de vida sostenibles, lejos del gangrenado capitalismo actual.

Sobre las propuestas de futuro, es verdad que se predica mucho y el trigo que se da es relativamente escaso. Pero hay que reconocer que ilusiona comprobar las muestras del gran fruto que se obtiene al trabajar con la naturaleza, no contra la naturaleza como hasta ahora hemos hecho.

Jokin Aldazabal

2 pensamientos en “Gunter Pauli y otra forma de entender la economía

  1. Pingback: Radio Euskadi

  2. Oscar Ayala

    Concuerdo con lo que se expresa en el blog.

    Hace pocos días tuve la grata oportunidad de escuchar “en vivo y en directo” a Gunter. Poco después pude asistir virtualmente a la excelente presentación de Gunter en el viernes 7 de Octubre; también leí apartes de su libro “La Economía Azul” así como varias de las “Fábulas de Gunter” y artículos de prensa.
    Finalmente, decantado todo lo que vi, leí y escuché, así como lo que conversé personalmente con Gunter durante dos o tres horas, destaco la claridad, inteligencia y motivación con la que transmite y contagia a las audiencias; resulta verdaderamente exótico este hombre que es capaz de traer a la mesa ideas sumamente útiles, prácticas, con una fundamentación científica que a la vez explica con un lenguaje sencillo, entendible, mostrando muy claramente las razones de ganancia, el beneficio para los negocios y los impactos ambientales y sociales… Si a eso le añadimos la elegancia y donosura en la forma que presenta sus temas, su excelente comando del idioma español, su erudición y su gran conocimiento de la problemática socio-económica global, el resultado finalmente es simplemente fuera de serie. Nuestro encuentro con este amigo belga que conoce Colombia mejor que muchos compatriotas, logró convocar a más de un centenar de voluntades, algunas de ellas de gran importancia y poder de influencia local y nacional, y se constituyó en un foro de análisis económico y estratégico que a la vez sirvió de ocasión para reflexionar sobre planteamientos frescos, opciones novedosas que podrían llevarnos a emprender acciones de gran importancia como país.

    Oscar Ayala A. – Cali, Colombia

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *