Archivo por meses: octubre 2011

Erretratuak.Iñaki

Iñaki. Betaurrekoak daramatza Iñakik, baina ez du ikusten. Anteojuak borobilak dira eta aurrez-aurre begiratzerakoan begi erraldoiak dituela ematen du, baina denon neurri berbera dute bere begiek; ilusio optikoa baino ez da. Bere arazoa ez da bista txarra kontua, bere munduan barneraturik joan ohi da, eta ez du begiratzen. Hotz du gaur. Eskuen igurtzi ariketan igartzen zaio. Aurpegiko gorritasunean ere bai. Lepo batean zintzilik bizkar zorroa darama. Handiegia. Sakelekoa jakan darama. Diru zorroa praketan. Eta metroko txartela eskuan. Estetoskopioa baino ez darama bizkar zorroan; estetoskopioaren bakardadea. Narras egiten diote oinek; ibiltzeko bere era da. Agudo ibiltzen saiatzen da, baina gaur, sueten bat nahi du. Metroko sarrera aurrean gelditu da. Norabidea  asmatu ezinik edo. Eskumara edo ezkerrera. Ezkerrera egin beharko luke, baina itsasoa eskumatara dago. Inoiz ez du piperrik egin, eta 211 gaixo ditu zain. Baina suetenerako behar gorria duelako eskumatara egin du.

 Goizalde Landabaso

Las terceras novedades de octubre de 2011

LIBRO.El santo del monte KoyaIZUMI KYOKA

El santo del Monte Koya y otros relatos (SATORI)  286 páginas

Izumi Kyoka (1873-1939) es el padre del relato moderno de terror japonés. Algunos han comparado su obra con la de Edgard Allan Poe. Lo cierto es que sus historias románticas, repletas de aparecidos y amores más allá de la muerte, han marcado a toda una generación de escritores y de dibujantes de manga. En este volumen se recogen cuatro de sus relato más famosos. El de que da título al libro cuenta la historia de un monje peregrino que se enfrenta a sus deseos y a una mujer misteriosa; el archifamoso El quirófano habla de un amor irrealizable… en vida; Un día de primavera se centra en dos hombres separados en el tiempo aman a la misma mujer; y La mujer carmesí narra una historia de reencuentros con final inesperado. Una joya literaria hermosamente editada y con un magnífico prólogo, muy revelador, de Carlos Rubio.

SOPHIE DIVRYLIBRO.Signatura 400

Signatura 400   (BLACKIE BOOKS)  106 páginas

Este es el nuevo fruto de la nueva editorial, Blackie Books, que dice “pasar” de modas literarias y apostar por un catálogo raro y atractivo a la vez. Ha publicado ya La pesca de la trucha en América de  Richard Brautigan, el diario personal de Werner Herzog y Peyton Place novela de Grace Metalious que dio lugar a una famosa serie de televisión; también El incongruente de Gómez de la Serna, con prólogo de Cortazar, y el inclasificable libro satírico de Shalom Auslander Lamentaciones de un prepucio. Cien páginas tiene la deliciosa novela de Sophie Divry (Lyon, 1981) Signatura 400. Un libro que ha funcionado muy bien en Francia gracias al boca a boca de los lectores y que habla del amor a los libros. Su protagonista es una bibliotecaria anónima que se encarga de la sección de geografía y despotrica contra el mundo moderno. Es una mujer neurótica que no cree en el amor y solo siente pasión por la lectura. Pero la vida te da sorpresas. Una delicia.

LIBRO.Rumbo a Marte JOE HALDEMAN

Rumbo a Marte (LA FACTORÍA DE IDEAS)  315 páginas

Joe Haldeman (Oklahoma, 1943) es un clásico contemporáneo de la ciencia ficción estadounidense. Lo es desde que publicara en 1975 su primer libro, La guerra interminable, una novela en la que trasladaba a un conflicto interestelar entre dos civilizaciones su experiencia en la guerra de Vietnam. Esta novela alcanzó tanto éxito que tuvo dos secuelas y una adaptación al cómic que ha sido recientemente publicada en castellano. Después vinieron muchos libros más y algunas series, como “Mundos” que está siendo publicada también por La Factoría de Ideas y “Marte”, una trilogía por ahora que comienza su edición con este Rumbo a Marte. Narra la historia de una familia que ha sido elegido al azar para iniciar con otras familias la colonización del planeta Marte. En esa familia viaja la joven Carmen Dula, una persona propensa a rebelarse contra la autoridad. Y va a tener motivos para rebelarse. OK.

 CHARLES DANTZIGLIBRO.Por qué leer

¿Por qué leer?   (451 EDITORES)  260 páginas

Editor, escritor, traductor y pensador, Charles Dantzig (Tarbes, 1961) es una de las figuras intelectuales más interesantes de Francia. Sus peculiares “diccionarios” y este libro le han convertido en una estrella mediática. Y no es para menos porque en él se vierten de manera cáustica y divertida sus reflexiones sobre el hecho de leer y de escribir, sus causas y sus consecuencias. Es un libro que rompe estereotipos y en el que uno se pude llegar a carcajear. Un botón de muestra: “Una lectura lograda es algo tan raro, tan bueno como un acto sexual bien hecho, y deja el mismo recuento encantado. El lector se acuesta con su lectura”. Otro: “Nos sentimos orgullosos, hemos leído. Conozco a alguien cuyo mayor insulto es: “no ha abierto un libro en su vida”. Pues vale”. Sacando aristas, a contracorriente, moliendo tópicos. Así son los mejores ensayos.

cubierta_JOE BARBARIAN.inddGRANT MORRISON-SEAN MURPHY

Joe, el bárbaro  (PLANETA DE AGOSTINI)  198 páginas

El escocés Grant Morrison es un guionista muy alabado… también odiado por algunos. El estadounidense Sean Murphy es un dibujante resultón, bonito, tierno y a veces espectacular. La unión de los dos prometía. Lo hicieron en esta serie de fantasía que fue publicada en tebeos de grapa por la DC en su colección para adultos Vértigo. Fueron ocho números que terminaron de publicarse en mayo en Estados Unidos (las cosas llegan cada vez más rápidas). El resultado es desigual. La historia interesa en su desarrollo, está magníficamente dibujada y coloreada –gracias al maestro Dave Stewart-, pero su final es flojo, decepcionante. Cuenta la historia de un chaval con muchos problemas en el mundo real, sufre acoso de otros chavales, que se “refugia” en un mundo fantástico que es una mezcla del de Alicia en el País de la Maravillas y el de El señor de los anillos al que llega por una crisis diabética. Se ve con gusto.

El concurso del 15 de octubre de 2011

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Iñaki Berazategi –que ha vuelto provisionalmente pues Iñaki Calvo está malito-, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La electrónica es pompas@eitb.com y la postal es “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Ánimo y suerte. Esta semana los ganadores de los libros han sido June Zapirain, Noé Galarza y Josebe Bilbao. Los tres acertaron que hablábamos de la novela Sé lo que estás pensando del estadounidense John Verdon. Pincha y escucha el nuevo enigma.

Fernando Trías de Bes y el amor a los libros

Los libros sobre libros son muy agradecidos. El lector generalmente es partidario y el escritor lo es inevitablemente. Es muy fácil establecer una complicidad entre uno y otro a nada bien que esté montada la trama, los personajes sean atractivos y las situaciones resulten creíbles. Seguramente de esa identificación vienen tantos manuscritos como aparecen en las novelas que se han convertido en best-seller. Ah, esto sale en un libro, dice el lector, será cierto, o plausible, o atractivo, y quien sabe si fascinante o si no lo es al menos resultará entretenido. Amamos los libros, así que si nos encontramos con un volumen que se titula Tinta (Seix Barral) y habla de un libro insólito, nos ponemos rápidamente a leerlo. Al autor, Fernando Trías de Bes, le gustan los libros, evidentemente. Los ha publicado de todo tipo. LIBRO.TintaA los relacionados con su profesión, es economista y profesor, los ha ido mezclando con volúmenes dedicados a otras disciplinas como la autoayuda, o algo así, y, al mismo tiempo, ha desarrollado una obra como narrador muy interesante.

Su nueva novela habla de libros, de muchos libros, de todos los que hay en una librería y de uno en particular que debe que explicar la razón de la sinrazón. En ello está el librero propietario de esa librería, cuando aparece un matemático que tiene el mismo objetivo. Y entre los dos nos van presentando ese libro mágico. El resto son las aventuras que protagonizarán estos personajes, y otros mas, que van apareciendo en el proceso de confección del libro. Tinta es una novela encantadora que manifiesta el amor por los libros. Lo hace con un lenguaje claro y directo, con un estilo aparentemente ingenuo, a la manera de los cuentos infantiles a pesar de lo poco infantil de la historia, sensación que se acrecienta cuando se cuentan las historias de los encargados de confeccionar el libro. Hay también una pasión amorosa incontrolable, un misterio policíaco, varios personajes desesperados por alcanzar sus metas y un mundo colorido donde las cosas mas extravagantes pueden pasar.

A mitad de camino de la realidad y de los mundos maravillosos de la fantasía se encuentran las páginas de Tinta. Será difícil que este libro no encuentre a sus destinatarios ideales.  Claro que este libro tiene un enorme defecto: es tremendamente breve, se acaba enseguida y el lector se queda con ganas de mas. Y le va a resultar difícil encontrar un sustituto que se acerque al nivel de esta novela. En fin, ya lo dijo el clásico: Nadie es perfecto. Fernando Trías de Bes tampoco. Pero ha escrito una novela que se acerca.

Félix Linares

El Agujero Negro. Turbamulta

El viejo pensador observa desde su ventana a la masa indignada. Puños, banderas y pancartas que se dirigen henchidos de razones hacia algún palacio de invierno. Todos coinciden en señalar que él es en parte responsable. Sus dos últimos libros, los que menos le ha costado escribir jamás se han vendido como rosquillas. Que ironía, esas  soflamas incendiarias le han convertido por fin en un hombre rico. Ahora le piden la tercera y le está costando lo suyo. Porque la visión de esa amenazante turbamulta, le invita íntimamente a titularlo: disolveos.  

 Roberto Moso

Libros buenos, libros malos y otras historias literarias

FOTO.Libros buenos, libros malosDe buenos libros y malos libros hablamos esta semana en Pompas de Papel, aunque hay más de los primeros que de los segundos. De entrada recibimos al escritor vasco Pedro Ugarte reciente ganador del prestigioso Premio Logroño de Novela. Hablamos con él de su último y magnífico libro de relatos. El mundo de los cabezas vacías, en el que reflexiona sobre las relaciones de poder en la familia, en el amor ó en el trabajo. En el apartado de los comentarios nos fijamos en dos novelas: Tinta del escritor catalán Fernando Trías de Bes, una historia de libros y secretos y Zwei Frauen (Bi emakume) del euskaldun Joxean Agirre, con la que consiguió el Premio de Novela Agustín Zubikarai. Entre las novedades destacamos libros del japonés Izumi Kioka, la francesa Sophie Divry y el estadounidense Joe Haldeman. En el campo del cómic nos hacemos eco de la aparición de un trabajo del escocés Grant Morrison y el norteamericano Sean Murphy, Joe, el bárbaro. Los “libreros asesinos” vuelven para despotricar de la novela Nada de Janne Teller y del cómic de Alan Moore Neonomicon, un horror en opinión de casi todos. Y  completamos el programa con los espacios de creación “El agujero negro” y “Erretratuak”, el concurso y el comentario antiliterario. Pinchad y escuchad.

El Tocho. “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust

Mucho tiempo he estado acostándome temprano. A veces apenas había apagado la bujía, cerrábanse mis ojos tan presto, que ni tiempo tenía para decirme: «Ya me duermo» . Y media hora después despertábame la idea de que ya era hora de ir a buscar el sueño; quería dejar el libro, que se me figuraba tener aún entre las manos, y apagar de un soplo la luz; durante mi sueño no había cesado de reflexionar sobre lo recién leído, pero era muy particular el tono que tomaban esas reflexiones, porque me parecía que yo pasaba a convertirme en el tema de la obra, en una iglesia, en un cuarteto, en la rivalidad de Francisco I y Carlos V. Esta figuración me duraba aún unos segundos después de haberme despertado: no repugnaba a mi razón, pero gravitaba como unas escamas sobre mis ojos sin dejarlos darse cuenta de que la vela ya no estaba encendida.

LIBRO.En busca del tiempo perdidoAsí comienza Por el camino de Swan, primera de las siete novelas, de que consta En busca del tiempo perdido, la mayor cumbre narrativa de la literatura francesa del siglo XX. Su autor, Marcel Proust, vástago de una acaudalada familia judía, dedicó los quince últimos años de su breve vida a levantar testimonio del mundo que había conocido.

Sólo tres de este ciclo de siete novelas llegó a ver publicadas, antes de su muerte en 1922, un escritor cuyos diversos padecimientos (asma, alergia, insomnio) le llevaron prácticamente a la reclusión diurna en su casa y a unas costumbres absolutamente bohemias: vivir de noche y escribir en la cama.

En la última de las novelas del ciclo titulada El tiempo recobrado (publicada póstumamente en 1927), Proust, que escribe siempre en primera persona, expone su convencimiento de que el tiempo solo se puede recuperar a partir de sensaciones presentes que, por azar, tienen el poder de evocar todo un mundo de experiencias pasadas similares y de recuerdos asociados.

Así, el sabor de una magdalena mojada en el té, pueden reconstruir todo un universo de sensaciones y recuerdos pertenecientes a la infancia. Pero no solo ésta sino otras sensaciones olfativas o táctiles pueden ayudarnos a recuperar, como el título anuncia, todo un tiempo perdido. Que en el caso de Proust es, sobre todo, el tiempo de las grandes soirées, de las selectas recepciones en casa de los príncipes de Guermantes, verdadero foco de atracción en la novela.

Recordaba Hanna Arendt en su espléndido ensayo sobre Los orígenes del totalitarismo que a comienzos del pasado siglo se estilaba en los  salones más selectos admitir al judío rico y culto o al homosexual aristocrático e ingenioso, tipos anómalos que tenían el atractivo de lo morboso y ponían la guinda en la reunión. Precisamente dos de las figuras principales en este ciclo novelesco de Proust  son el millonario judío Charles Swan, experto en arte, y el barón de Charlus, homosexual brillante y mordaz. Estos y otros personajes entonan un canto a la belleza, al arte, a la atracción erótica y al amor, vivido éste de una forma obsesiva y heterodoxa, entre aristócratas y plebeyos, entre el magnate Charles Swan y la cocote Odette de Crecy, entre el barón de Charlus y el zapatero Jupian, entre el heredero Robert de Saint Loup y la cantante Raquel, entre el propio Proust y Albertine Simmonet.

Pero el verdadero protagonista de la novela, como en todas las grandes obras, y en ésta quizá más que en ninguna, es el estilo, el lenguaje, rico tejido de larguísimas frases subordinadas, inagotables, llenas de meandros, con una asombrosa fuerza evocativa y metafórica. Un solo ejemplo deslumbrador de esto último: Charles Swan espera a la princesa de Guermantes, que se presenta, una vez acabado su tocado, luciendo un espectacular vestido rojo. Swan, admirado, la compara con “un rubí en llamas”. Una imagen tan poderosa que casi estalla por su rotundidad en la imaginación de este lector sensible que les habla.

Cuentan que James Joyce y Marcel Proust coincidieron en un taxi después de una fiesta. Al parecer, los dos escritores más torrenciales del pasado siglo, no tuvieron nada que decirse.

Javier Aspiazu

Jaume Cabré, la nueva sensación de la literatura catalana

FOTO.Jaume CabréEl escritor catalán Jaume Cabré (Barcelona, 1947) acaba de publicar en la editorial Destino Yo confieso, la traducción al castellano de su última y exitosa novela. Cabré es un autor fundamental de la literatura catalana contemporánea. Durante muchos años compaginó la escritura con la enseñanza y los guiones para cine y televisión. Su labor literaria está centrada en la novela y el relato, pero también ha publicado teatro y varios libros de reflexión sobre la escritura y la lectura. Su obra, con títulos como La telaraña, Fray Junoy o la agonía delos sonidos, Libro de preludios, Señoría, Las voces del Pamano y el libro de relatos Viatge d’hivern, se ha traducido en más de quince países, consiguiendo un éxito arrollador en Alemania, Italia, Francia y Holanda, y convirtiéndolo en uno de los autores imprescindibles del panorama literario actual. En Yo confieso nos traslada a una tienda de antigüedades familiar que es todo un universo para el niño Adrià. En el despacho del padre se encuentra el tesoro más preciado, un magnífico violín Storioni, en cuyo estuche aún se aprecia la sombra de un crimen cometido muchos años atrás. Una novela monumental que nos habla del poder, el dolor y la penitencia, el mal y la redención, la venganza, el amor, la culpa y la posibilidad del perdón. Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha.

Iñaki Uriarte y sus diarios, continúa el goce

Cuando hace poco más de un año, reseñamos en “Pompas de papel” del primer volumen de los diarios de Iñaki Uriarte, hablamos de un “asombroso escritor secreto”. Y en efecto, así era. Tras varios años tomando notas para sí mismo, sin conocer muy bien el objetivo último de su escritura,- quizá para leerse más adelante, para que no solo queden fotos suyas sino algo de lo que pensó, por entretenimiento o por guardar impresiones y recuerdos “como quien  acumula monedas en una hucha”- Uriarte, animado por algunos amigos, se decidió al fin a publicar. Su condición de “escritor secreto” desapareció de forma inmediata y la extraordinaria calidad de sus textos corrió de boca en boca. La primera parte de los diarios le reportó un gran reconocimiento, páginas admirativas en la prensa, un viaje de vuelta a su ciudad natal, Nueva York, y esta misma semana el Premio Euskadi de Ensayo y el Premio Tigre. Algo, en fin, fuera de lo común.LIBRO.Diarios

Por supuesto, se había generado cierta expectación con la segunda entrega de sus diarios, los que van de los años 2004 a 2007 y que ahora nos ocupan. Bien, si hace un año recibíamos la impresión de que nos hablaba un amigo, alguien con quien tuviéramos cierta confianza, en esta ocasión, asistiremos al recuentro con el amigo aquel. Es la misma voz, desprovista de retórica, la que nos conduce de forma natural, por supuesto, al mismo hombre. Lo contrario, hubiera resultado, al menos, desconcertante. En estas nuevas entradas nos encontraremos con “viejos conocidos”: Montaigne, el gato Borges, Benidorm, Toni Etxea…, todos llegan, sin embargo, renovados.  Siempre sereno, Uriarte aparece a veces pensativo: “Hay rostros con un fondo de tristeza que son como una prueba viviente de que la felicidad existe y de que la conocieron.” Otras, irónico: “Cada vez que nos vemos me reprocha que una vez le dije que me parece demasiado susceptible.” Algunas, crítico: “Esencia del pensamiento conservador: creer en las elites, creer que hay personas mejores que otras y que se merecen más. Y lo que suele ser risible: creer que tú eres una de ellas.”

Sin duda, estas páginas, en las que nos habla de sus lecturas, de reuniones con amigos –muchos de ellos, escritores- y con familiares,  de sus “pecados” de juventud, de algunos viajes, de grandes asuntos  y  de otros tan concretos como el tiempo que ha de emplearse en ver un cuadro, vuelven a conformar, como lo hicieran las de sus primeros diarios, una nueva explosión de alta literatura firmada por alguien que repite convencido que él no es escritor. En este punto, claro, mostraremos nuestro desacuerdo.

 Txani Rodríguez

Erretratuak. Nestor

Nestor. Argala baino makala da Nestor. Soka zahar batek egiten du gerrikoarena eta eskerrak korapiloa duen, bera barik prakak zapaten pare lituzke eta. Hiru eguneko bizarra dauka, baina agian, izan dezakeen bizar guztia da hori. Ileak tente-tente, norbaitek itsumustuan ebakitakoa dirudi, abstrakto eta surrealista arteko colage-en bat. Arin hitz egiten du, eta hitz jarioa eskuen mugimenduak laguntzen du. Urduri dago. Eta urduri dagoenean dantza egiten du, antza. Oinak bizkor-bizkor dihoazkio aurrera eta atzera. Botikaria begira dauka. Saskibaloiko jokalaria dirudi, baina bata zuriarekin. Bezeroak urrundu dira, beldurrez edo. Nestorrek gauza asko esan nahi dizkio botikariari eta hitzek manifestazioa egin dute bere eztarrian. Gauak halako tokian emtan dituela, eta gaixo dagoela, eta halako lagunak eztakit zein gaixotasun duela. Egunak oinez ematen dituela, eta zigarrokinekin egiten dituela zigarroak. Zuriz jantzitako saskibaloi jokalariak adi jarraitzen dio. Nestorrek galdera bakarra egin nahi du eta azkenean ausartu da. “Ez didazu drogaren bat oparituko; berdin zait biguna zein gogorra den, baina opari bat”.

 Goizalde Landabaso