El comictario. El quebequés Rabagliati sigue contando su deliciosa vida

Ir al campo, currar en verano, viajar en metro, mudarse de piso, ir de pesca.. Acciones cotidianas, llevadas a cabo por la mayoría de los mortales y que, en un primer vistazo, generan tanto interés como la lista de los Reyes Godos, o sea, muy poquito por no decir ninguno.

Y, sin embargo, estas situaciones comunes, típicas y tópicas en la existencia del ser humano, encierran en sí mismas la magia de lo cotidiano. COMIC.Paul va de pescaBasta pararse un momento a pensar y nos damos cuenta de las mil anécdotas que guardamos de las excursiones al campo o a la playa, de aquéllos trabajos veraniegos para sacarnos unos cuartos cuando éramos jóvenes, de las relaciones con nuestras amistades, de cuando iniciamos la vida en pareja o de ese momento trascendental que es el cambio de piso.. En general, esas vivencias son importantes para nosotros, y sólo para nosotros y nuestros más próximos.. Pero en ocasiones, y esta es una de ellas, alguien da con la forma de contarnos estas historias, en apariencia intrascendentes, y consigue no sólo captar nuestra atención, sino también emocionarnos.

Uno de los que ha logrado esto tan difícil es el canadiense Michel Rabagliati, creador de un personaje llamado “Paul” cuya vida, desde la adolescencia a la relación de pareja y la paternidad, nos va llegando por entregas, cada una mejor que la anterior. Desde la consciencia de que Paul es el propio Michel Rabagliati, disfrutamos con la vida cotidiana de un canadiense, quebequés para más señas, que hace frente a los desafíos de la existencia con el mayor aplomo posible. Paul nó es un superhéroe.. Es una persona normal y corriente, que no logra entrar en la universidad, estudia diseño gráfico en formación profesional, vive de su trabajo, está emparejado con Lucie y, tras varios abortos, consiguen tener una niña.

La última entrega de esta “narración de lo cotidiano” se titula Paul va de pesca, y la anécdota de unos días de vacaciones en un hermoso lago canadiense es utilizada por Michel Rabagliati para desvelarnos otra vez las dudas de Paul, sus inseguridades, sus relaciones con los amigos y sus esfuerzos para superar los retos que a él, a mí, a ti, a todos, nos plantea la vida..

Un cómic delicioso, para leer tranquilamente y, tras cerrar la última página, pensar, aunque sea un poco, en cómo llevamos nuestra existencia. Paul va de pesca, un nuevo acierto en el catálogo de la editorial Astiberri

Iñaki Calvo

6 thoughts on “El comictario. El quebequés Rabagliati sigue contando su deliciosa vida

  1. Pingback: Radio Euskadi

  2. Pingback: Astiberri Ediciones

  3. Pingback: Universal Comics

  4. Pingback: Casa libros perdidos

  5. Pingback: Victor Muñoz Monkey

  6. Pingback: Sensei Comics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *