El Agujero Negro. Humo

Santiago salió a la calle acuciado por unas tremendas ganas de fumar. Todos a su paso se empeñaban en despedirle. Manos de todos los tamaños y edades se movían en un sereno y melancólico balanceo. Una familia antigua con dos niños vestidos de marineros,  viejos camaradas con gafas de culo de vaso, milicianos antifascistas, brigadistas con gorros rusos, falangistas sonrientes, muchachas Belle-Epoque, políticos de todo pelo. ¿Qué estaba pasando?. Llegó por fin al estanco, salió abriendo el paquete con gran nerviosismo, sacó un cigarrillo, lo encendió ansioso y sintió como todo su ser se llenaba con una calada plena, inmensa, definitiva.

Roberto Moso

Un pensamiento en “El Agujero Negro. Humo

  1. Pingback: Radio Euskadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *