Lecturas de fin de semana. Mrozek, la desconocida joya polaca

Slawomir Mrozek (Borzecin, 1930) es un escritor polaco que casi todos los años es candidato al premio Nobel de Literatura; el dramaturgo más conocido y popular dentro y fuera de las fronteras de su país. Pero es también un narrador dotado de un portentoso talento para desnudar, desde la sátira, las vergüenzas de la sociedad contemporánea. En los últimos años la editorial Acantilado está haciendo un verdadero esfuerzo para divulgar su obra. Ha publicado entre otros Juego de azar, La vida difícil, El árbol y la magnífica Dos cartas.LIBRO.La vida para principiantes

Ahora llega este La vida para principiantes, subtitulado Un diccionario intemporal, que se publicó como volumen unitario hace ocho años, aunque algunos relatos aparecieron sueltos en revistas y periódicos. Reúne 39 historias breves en las que aparecen de vez en cuando los absurdos y brillantes dibujos del autor. Son historias que se articulan como un diccionario. Se habla en ellas de la ambición, la anarquía, la burocracia, la cultura, la depresión, el egoísmo, la fama, la grandeza, el humanismo, la jubilación, la libertad, la literatura, el miedo, la naturaleza, el optimismo, el progreso, la revolución, el sino, la tenacidad, el turismo ó la verdad. Pero se hace desde la ironía, el humor y la mala leche, porque Mrozek no tiene un gran concepto del ser humano. En Humanismo asistimos a la disputa entre varios hombres por intentar salvar a un boy-scout que se está ahogando. Al final se ahoga. En Progreso contemplamos como las cucarachas evolucionan y acaban representado estampas de cuadros famosos. Hasta que al final lo dejan. En Cultura nos encontramos con un premio Nobel de literatura que se queda sin poder usar un wáter porque la cuidadora no sabe que es famoso. ¡Ay, la incultura! Y así hasta el final.

Como dice Jan Sidney en el magnífico epílogo “Mrozek describe el estalinismo cotidiano, el despotismo de nuestras costumbres, de nuestras formas de pensar, de las barreras que nosotros mismos levantamos”.  Lo dice de un tipo que sufrió la persecución comunista. Autor satírico, humorista: el príncipe del absurdo.

Enrique Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *