Archivo por meses: noviembre 2014

El concurso del 15 de noviembre de 2014

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.com y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Esta semana el libro buscado y encontrado era Vacilaci√≥n del escritor vasco Jos√© Fern√°ndez de la Sota. Los ganadores de los libros han sido Mari Paz Guti√©rrez, Mikel Ayuso y Oscar Mondrag√≥n. Ya tenemos un nuevo concurso en marcha. Pincha y suerte.

Estuvimos en Getxo, como siempre

FOTO.Sal√≥n C√≥mic GetxoEstuvimos en Getxo, en el Sal√≥n de C√≥mic. Lo pasamos fenomenal. Hablamos con dibujantes, guionistas, editores, libreros y comiqueros de pro. Es la gran cita con el mundo del c√≥mic en Euskal Herria, y que nos perdonen otras, como la de Iru√Īa. Pero en el programa de hace diez d√≠as, adem√°s de c√≥mic, hubo tiempo para hablar de libros, muchos libros. El invitado fue el escritor vizca√≠no Fernando Palazuelos, que nos present√≥ su nueva novela, Fun√°mbulos ciegos. Tambi√©n comentamos libros del franc√©s Ren√© Freund y del brit√°nico Alan Sillitoe. Recuperamos El se√Īor Presidente de Miguel √Āngel Asturias. El txoko de la poes√≠a lo reservamos para el alem√°n Martin Niem√∂ller. Y hubo tambi√©m concurso, rese√Īas de novedades, agujero negro y muchas risas.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta.

Karmelo C. Iribarren, un poeta de verdad

LIBRO.La piel de la vidaCOMO AQUEL CIGARRILLO

La auténtica felicidad

Se quema demasiado r√°pido

Como aquel cigarrillo

A la salida del cine.

Luego solo te queda su recuerdo

Y al final, nada,

Ni eso,

No recuerdas la película

Ni la marca de tabaco.

Pero un día

-ya muy viejo y solo-

Sentado en un banco

Empiezas a llorar.

Karmelo C. Iribarren es un poeta de Donostia nacido en 1959. Acaba de publicar con la editorial Baile del Sol La piel de la vida. Un poemario que se podr√≠a decir que tiene dos partes. La primera, muy parecida a ese tono de perdedor que pulula por sus poemas. Son textos de derrota, de desarraigo, desde lo sentimental hasta social. Son poemas en los que el lector, en alg√ļn momento, se encuentra a s√≠ mismo. A veces no es m√°s que un instante, un flash, un recuerdo en las que es el t√≠tulo del poema qui√©n da la pista de la historia. Por ejemplo el poema Duda existencial: Si nada es lo que parece/ qu√© viv√≠ yo realmente. Esta primera parte del libro es la que me ha parecido m√°s interesante, y que recuerda a ese estilo tan particular que ha trabajado durante mucho tiempo el autor. Un estilo, que a veces, recuerda al realismo sucio de Bukowski, por ejemplo.

La segunda parte, dividida en dos capítulos, me ha parecido que va perdiendo la fuerza que muestra en la primera parte. Ha cambiado el tono, y ha cambiado la temática también. Aparece más romántico, más esperanzado. Como si los poemas se hubieran escrito en mejores tiempos.

En cualquier caso, siempre es interesante echar la vista a los poemas de Karmelo C. Iribarren, un poeta menos conocido de lo que debiera ser.

Goizalde Landabaso

Fuego blanco, el retorno de Pendergast

Hace veinte a√Īos dos escritores estadounidenses, Douglas Preston y Lincoln Child, escribieron una novela que tuvo cierto √©xito. La titularon The relic y en ella aparec√≠a un personaje secundario llamado Aloysius Xabier Lilius Pendergast. Tan secundario era que cuando hicieron la pel√≠cula dos a√Īos m√°s tarde ni se molestaron en incluirle en el reparto. Pero en la tercera novela del d√ļo, El relicario, secuela de la primera, el personaje cobraba m√°s importancia. Y en la s√©ptima, Los asesinatos de Manhattan, se convert√≠a en el protagonista y no abandonar√≠a esa posici√≥n a lo largo de diez novelas m√°s hasta llegar a la actualidad tras haber protagonizado incluso dos trilog√≠as, sobre asuntos familiares, en la primera se enfrenta a su hermano y en la segunda a su hijo mientras investiga el aparente asesinato de su mujer, y habiendo creado a su alrededor toda una mitolog√≠a.

Pendergast es una estrella de la pulp fiction, un tipo qLIBRO.Fuego blancoue puede llegar a la altura de los m√°s grandes, un personaje que vende mucho m√°s que sus compa√Īeros de ficci√≥n creados por el mismo equipo y que las novelas que escriben los autores independientemente. Pero el personaje ha ido evolucionando y derivando hacia la aventura extravagante y a los poderes sobrehumanos del protagonista. Efectivamente Pendergast comenz√≥ como investigador del FBI en las primeras novelas, pero pronto se dejaba entrever que ten√≠a un pasado misterioso del que podr√≠a surgir cualquier amenaza. A sus extraordinarias dotes deductivas, que le emparentan con Sherlock Holmes, pronto se sum√≥ una fuerza sobrehumana y otras virtudes f√≠sicas que le relacionan con Doc Savage y una capacidad sorprendente para aparecer en los momentos m√°s inesperados en los lugares m√°s ins√≥litos, lo que le pondr√≠a en la l√≠nea de La Sombra, por ejemplo. Y aquellas investigaciones que propon√≠an la l√≥gica como hilo conductor, fueron mutando en aventuras extraordinarias y casi imposibles que convierten a Pendergast en un superh√©roe. Por eso sus autores, de vez en cuando, le colocan en posiciones personales donde tiene que sufrir para cumplir su misi√≥n.

Pero hay otras historias, suelen ser los libros individuales que aparecen entre las trilog√≠as, donde se recupera el estilo de las primeras aventuras, con historias muy animadas y trepidantes que no dejan respiro al lector. Y, suele a√Īadir algo mas, como ocurre en Fuego blanco donde la intriga parte de una reuni√≥n entre Arthur Conan Doyle, Oscar Wilde y otros y donde se gesta la escritura de una nueva aventura del inquilino de Baker Street que tendr√° mucho que ver con las peripecias de Aloysius. Y, de paso a la inclusi√≥n de un relato perdido de Sherlock Holmes que entra en la larga lista de pastiches en homenaje al detective. Pendergast pasa aqu√≠ a un segundo plano durante gran parte de la novela, dejando el protagonismo a una de sus pupilas, tal y como Holmes hac√≠a, por ejemplo, en El perro de Baskerville. No hay t√©rmino medio con Pendergast me temo, o te divierte hasta el entusiasmo o te aburre hasta la irritaci√≥n. Yo estoy en el primer caso. Elijan equipo.

Félix Linares

Epigmenio Rodríguez, esperanza en tiempo de fieras

EPIGMENIO RODR√ćGUEZEl escritor leon√©s Epigmenio Rodr√≠guez (Taranilla, 1953) acaba de publicar en Eolas Ediciones su primera novela El color de las hayas. Epigmenio, que ha trabajo toda su vida en el mundo de la educaci√≥n ‚Äďfue profesor y director de escuelas p√ļblicas, diez a√Īos concretamente en Euskadi-, se ha aproximado tambi√©n al mundo del cine y en 2007 escribi√≥ y dirigi√≥ el cortometraje Las becicletas. Adem√°s ha publicado dos entregas de Le√≥n sin prisa, una especie de gu√≠a viajera, bastante literaria y erudita, sobre la provincia de Le√≥n. El color de las hayas es la primera entrega de una trilog√≠a titulada De infernis, una trilog√≠a sobre la maldad y la inocencia. Esta primera novela transcurre en una aldea perdida de la monta√Īa leonesa y est√° protagonizada por una familia numerosa, pobre de solemnidad, que vive del ganado, de la caza (muchas veces furtiva) y de los ingresos del cabeza de familia como minero. La acci√≥n nos lleva desde 1967 a nuestros d√≠as y est√° marcada por el miedo, la ignorancia, el amor, el odio, la muerte y la esperanza. Pincha y escucha la charla.

El poema. Cristina Peri Rossi, uruguaya

No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudadFOTO.Cristina Peri Rossi
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad
Quiz√° tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
disc√ļlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.

Cristina Peri Rossi
(Di√°spora, 1976)

Cristina Peri Rossi es una escritora uruguaya nacida en Montevideo en 1941. Es hija de italianos exiliados, estudi√≥ m√ļsica y biolog√≠a pero se gradu√≥ en literatura comparada. Huy√≥ de la dictadura uruguaya y se exili√≥ en Catalu√Īa. De donde tambi√©n tuvo que huir en la √©poca del franquismo. Estuvo en Par√≠s viviendo y a√Īos despu√©s volvi√≥ a Catalu√Īa. Public√≥ su primer libro de relatos en 1963, Viviendo. Desde entonces ha publicado unos 37 libros entre relatos, poes√≠a y novela. Ha obtenido muchos premios en Uruguay. Le gusta mucho la m√ļsica italiana, y le apasiona Barcelona, Berl√≠n, San Francisco, New York y Montevideo. Le gusta el f√ļtbol, los d√≠as grises, Baudelaire, la √≥pera y el cine europeo. Odia las corridas de toros.

Goizalde Landabaso

El comictario. Stumptown, la buena forma de Greg Rucka

Qu√© agradable sensaci√≥n, la lectura de un buen c√≥mic de g√©nero negro… Y qu√© gusto da comprobar que en EEUU las editoriales independientes como Oni Press gozan de excelente salud. Todo esto viene a cuenta de la publicaci√≥n en castellano de Stumptown, la nueva serie del guionista Greg Rucka, ganador de varios premios Eisner por t√≠tulos tan destacados como Witheout, Gotham Central o Queen and Country.

Rucka vuelve a demostrar su capacidad para crear s√≥lidos personajes y atm√≥sferas absorbentes, sin dejar que el argumento se le vaya de las manos. COMIC.Stumtown 2Stumptown es el nombre de una agencia de detectives ubicada en Portland, la capital de Oreg√≥n, cuya titular, Dex Parios, responde a un perfil muy peculiar: es una mujer de 32 a√Īos adicta al juego, con problemas econ√≥micos, que tiene un hermano con s√≠ndrome de Down y que recurre constantemente a los pocos amigos y contactos que le quedan para solucionar sus casos y tambi√©n sus conflictos dom√©sticos.

Tras quedarse sin blanca una vez m√°s en un casino indio, su propietaria le propone saldar la deuda a cambio de que localice a su nieta, una joven de 18 a√Īos que ha desaparecido sin dejar rastro. Dex comprueba que la chica ha abandonado de forma apresurada su apartamento y se ha dejado incluso su coche. Sus pesquisas le llevan a un infortunado encuentro con dos tipos patibularios que intentan matarla, una escena impactante con la que, por cierto, empieza este c√≥mic. Tras conocer las horas previas a ese angustioso momento asistimos a las peripecias de Dex y a su contacto con el poderoso jefe de la Mara Salvatrucha, una organizaci√≥n mafiosa de bandas latinas cuyos tent√°culos se extienden por toda Am√©rica.

Por motivos que se ir√°n desvelando poco a poco, el hijo y la hija de este l√≠der mafioso est√°n implicados en la desaparici√≥n de la joven india. Con estos hilos, Greg Rucka teje una h√°bil trama de enga√Īos, amores frustrados y secretos inconfesables que nos llevan hasta un desenlace tenso, pero con nuestra querida detective Dex Parios vivita y coleando y lista para protagonizar nuevas aventuras. Hay que agradecer a la editorial Planeta C√≥mic la publicaci√≥n de esta excelente historia de g√©nero negro, bien dibujada por Matthew Southworth, que ilustra con tonos oscuros y ritmo y perspectiva cinematogr√°fica las andanzas de la que es ya una de nuestras detectives favoritas.

I√Īaki Calvo

La primera entrega de novedades de noviembre de 2014

LIBRO.Cad√°veres en la playaRAMIRO PINILLA

Cadáveres en la playa           (TUSQUETS)       242 páginas

Aqu√≠ est√° la √ļltima novela que public√≥ en vida Ramiro Pinilla (1923-2014). El autor de Verdes valles, colinas rojas, Las ciegas hormigas y La higuera, nos ofrece una aventura, la tercera, de su peculiar detective Samuel Esparta. Nuestro ind√≥mito librero, ya maduro, recibe en los a√Īos setenta la visita de una mujer que quiere que investigue la desaparici√≥n, muchos a√Īos atr√°s de su amor de juventud. Y es que dicen que las mareas se est√°n llevando la arena de la playa, lo que puede hacer aparecer los cad√°veres de varios fusilados durante la Guerra Civil, entre ellos el de su amado, que habr√≠a sido a√Īadido a la fosa com√ļn despu√©s. Como siempre la fiel Koldobike ayudar√° a Samuel a aclarar el misterio. Una gozada.

BEL√ČN GOPEGUILIBRO.El comit√© de la noche

El comité de la noche             (RANDOM HOUSE)     260 páginas

Bel√©n Gopegui (Madrid, 1962) nunca se esconde. Su literatura es una literatura de combate, y lo ha sido siempre, incluso en los momentos en los que parec√≠a que las cosas le iban bien a la mayor√≠a de la gente. Gopegui debut√≥ en la novela, tras dejar la cr√≠tica literaria, con la deslumbrante La escala de los mapas, a la que siguieron obras tan estimables como Tocarnos la cara, La conquista del aire √≥ Deseo de ser punk. En El comit√© de la noche dos mujeres inician un combate contra el tr√°fico de sangre. Una de ellas, por la crisis en Espa√Īa, ha tenido que volver a vivir con sus padres. La otra, en Bratislava, observa como la corrupci√≥n se va a apoderando de una empresa de hemoderivados. Jodido mundo.

Maquetación 1ANTONIO TABUCCHI

Para Isabel. Un mandala         (ANAGRAMA)       156 páginas

Hace ya casi tres a√Īos que falleci√≥ Antonio Tabucchi (1943-2012), y es ahora cuando se publica su primera novela p√≥stuma. Fue un libro que el italiano escribi√≥ en 1996 y que nunca public√≥. En este libro aparecen dos personajes que ya aparecieron en otros libros, como el maravilloso R√©quiem. Tadeus inicia un viaje por el tiempo para desentra√Īar el misterio de Isabel. Un viaje casi metaf√≠sico que le llevar√° a encontrarse con la ni√Īera de Isabel, con sus compa√Īeros de lucha antisalazarista, con el carcelero que la ayud√≥ a escapar, con un extra√Īo sacerdote de Macao, con un poeta moribundo… Tabucchi en estado puro, con sus reflexiones sobre el sentido de la vida y el viaje y sobre la verdad o falsedad de la memoria.

COURTNEY COLLINSLIBRO.Un mal día para nacer

Un mal día para nacer           (LUMEN)                 284 páginas

Esta primera novela ha dado fama internacional a la escritora australiana Courtney Collins. Ha sido candidata a los premios literarios m√°s importantes de su pa√≠s y ha sido traducida a varios idiomas. Un mal d√≠a para nacer cuenta la historia de Jessie Hickman, una legendaria bandolera australiana que vivi√≥ a principios del siglo XX. La historia est√° contada por su hija, a la que Jessie apart√≥ de la vida nada m√°s nacer para huir de un marido que la esclaviz√≥, para evitar la c√°rcel y para encontrar la libertad. Su hija no solo no reprocha nada a su madre, sino que la anima a seguir corriendo, a ser due√Īa de su propia vida. Una novela que ha sido comparada con las obras de Cormac McCarthy y Flannery O‚ÄôConnor.

Cubierta_El dilema de Proust o el paseo de los sabios_21mm_12091JAVIER MINA

El dilema de Proust ó el paseo de los sabios               (BERENICE)           342 páginas

Los libros de Javier Mina (Iru√Īa, 1950) siempre son estimulantes. Licenciado en Literatura Comparada por la Sorbona y artista de prestigio, sus ensayos han sido repetidamente premiados y alabados. El Ojo del C√≠clope, Tigres de papel, La mirada f√≥sil y Montaigne y la bola del mundo son peque√Īas obras maestras. El dilema de Proust √≥ el paseo de los sabios es, como se dice en la portada del libro, un ensayo sobre el paseo en la historia y la literatura universales. Mina realiza un viaje desde los albores de la Humanidad, hace cuatro millones de a√Īos, cuando algunos hom√≠nidos dejan huellas de paseo en el lodo, pasando por la Grecia antigua donde los sabios paseaban para pensar mejor, hasta llegar a una √©poca moderna donde se pasea para ser visto y para ver, para recolectar animales √≥ plantas, para morir de amor √≥ para vislumbrar mejor la ciudad. Una maravilla.

El Agujero Negro. Mayo

En los a√Īos sesenta, siendo yo un ni√Īo vi por primera vez esa foto de Mayo del 68. Me pareci√≥ un grupo de personas mayores enfadadas y con ganas de bronca.

En los setenta me encontré de nuevo con aquella foto. Me parecieron universitarios serios, sabios, románticos, dispuestos a cambiar el mundo.

En los noventa la vi de nuevo y entonces me sorprendi√≥ verlos tan j√≥venes, tan bien alimentados, tan pasados de moda…

Hoy he vuelto a ver aquella foto y he visto una cuadrilla de ni√Īatos malcriados jugando a las guerritas¬†revolucionarias…

Roberto Moso

La dolorosa biografía novelada de Hasier Larretxea

En el a√Īo 2001, el escritor Hasier Larretxea gan√≥ el Premio de Iru√Īa de Poes√≠a con el trabajo Eguraldi lainotsua. En 2008 public√≥ Azken bala y tres a√Īos m√°s tarde pudimos leer su poemario Atakak. En esta ocasi√≥n, Larretxea cambia de registro y se instala en la prosa, una prosa muy l√≠rica en todo caso, muy hermosa, escrita desde la primera persona, como si se tratara de un diario √≠ntimo. ‚ÄúEguneroko bat idaztea historiarik ez izatearekin parekatzen du utzi gintuen Tom√°s Segoviak Denbora besoetan nota koadernoan. Niretzat, historia hori berreskuratzeko modu bat da idazketa‚ÄĚ.

Sabemos que Larretxea naci√≥ en el Valle del Bazt√°n, pero que vive, desde hace ocho a√Īos en Madrid.LIBRO.Larremotzetik En este trabajo, este joven hijo de un campe√≥n cortador de troncos, da cuenta de por qu√© necesito alejarse de un entorno tan hermoso como el Bazt√°n, por qu√© necesit√≥ salir y tomar aire. Nos habla de sus familiares, del entorno en el que creci√≥, de c√≥mo fue forjando su personalidad. ‚ÄúNire gela ni neu apaintzen hasi nintzen. Urteekin Lost In Traslation eta Amelieren bertsioa japoniarreko posterrak zintzilikatuko nituen, Orlegiz tindatuko nuen gela. Ortzadarraren pegatina ipiniko leihoan, Astrud, Frida Kalho‚ÄĚ.

En Larremotzetik, este escritor recrea el viaje de vuelta emocional a un lugar, el de su origen, del que nunca se sinti√≥ desvinculado aunque √©l no se sintiera c√≥modo en este entorno donde las perspectivas que se abr√≠an para su vida no encajaban con sus inquietudes ni con su sensibilidad. ‚ÄúHomosexualitateari buruz, aitak ezer gutxi erran dit, gaur artio. Lehen unetik ulertu zuen Madrilekoa. Bera izan zen, gainera, hori bulkatu zuena. Bertan lortzerik izanen nuela hirurehun biztanlera iristen ez den herri nekazarian lortu ezinezkoa. Bere espiritu librearen isla daramat nirekin. Ama negar batean, mutikoak gustuko nituela jakin zuen egun beretik hasi zen sufrikario etxean‚ÄĚ.

Sin duda, Larretxea nos hace confidentes y nos habla de sus titubeos y de sus convicciones. Como suele suceder cuando las historias est√°n llenas de verdad, el texto toma vuelo y deja de ser solo un personal√≠simo relato para convertirse tambi√©n en un retrato social y en un alegato a favor de la b√ļsqueda de la felicidad. Y todo escrito de forma encomiable. Una belleza.

Txani Rodríguez