El poema. Solja Krapu, finlandesa

No abundan tales personas
con las que se podría tener eseFOTO.Solja Trapu 2
contacto directo
donde sólo una mirada
es un cable de acero puesto a temblar
Quizás no hubo ninguno de ésos
en tu clase en la escuela elemental
nadie que estuviera parado
observando a la gente un viernes a la noche
en el Dragón Azul
Ninguna de esas personas en el radio que abarca la mirada
Esas personas están dispersas al azar
a lo largo del tiempo
y a lo ancho del mundo
Quizás alguien tenía como
el proyecto de su vida el buscarte
aunque demasiado temprano
o demasiado tarde
y en un lugar completamente alejado
contando desde tus pies
Y tú estás ahí sentado
en una silla pintada de amarilloFOTO.Solja Krapu 1
en una casa de campo solitaria al borde de una tala
Quizás existan siete u ocho
personas apropiadas para ti que
exactamente ahora suben y bajan en una escalera
en un pasillo cargado de ecos
con una taza de café vacía
y que no pueden hacerse a la idea
de pedir prestado un poco de pan rallado
a ninguna otra persona
más que a ti
Y él, ése allí que vive en pareja tan feliz
él quizás eligió así
como se elige entre distintos tipos de polvo para lavar la ropa.

Solja Krapu es una escritora finlandesa que escribe de todo: poesía, relatos, literatura infantil… Nació en 1960 en Finlandia, pero siendo adolescente se fue a vivir a Suecia donde reside. También es artista plástica e imparte la docencia. En 2003 publicó el poemario titulado Yo necesito al conductor del autobús y en 2006 Todo empezó tan inocentemente en la cocina. Entre los dos poemarios publicó su primera novela, Lista para empuñar el trapo de piso. Dicen que es la poeta de lo cotidiano, del humor, y está considerada como la poeta del slam. Por cierto, existe una poesía basada en la improvisación llamada “improesía” donde el poeta sube al escenario e improvisa sobre un tema. Como los bertsolaris.

Goizalde Landabaso

 

Un pensamiento en “El poema. Solja Krapu, finlandesa

  1. Mertxe García

    Gracias por esta estupenda sección.
    Sé por experiencia lo difícil que es traducir, sobre todo literatura, y especialmente cuando se trata de poesía. Por eso, sugiero que se mencione el nombre del traductor, al menos para las traducciones de poemas, aunque pienso que debería hacerse en general para cualquier libro.
    Un saludo muy cordial

    Mertxe

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *