La segunda entrega de novedades de 2015

LIBRO SaraSERGIO RAMÍREZ

Sara                                   (ALFAGUARA)       249 páginas

Sergio Ramírez (Masatepe, 1942) fue vicepresidente de Nicaragua tras la caída del dictador Somoza y el triunfo de la Revolución Sandinista. Antes tuvo que pasar un largo exilio en Costa Rica y Alemania. Tras abandonar la política se dedicó a la literatura. Suyos son libros tan apreciados y premiados como Un baile de máscaras, Margarita, está linda la mar ó La fugitiva. En Sara se adentra en un mundo donde la realidad choca con la magia. La historia de Sara y Abraham es la de un peregrinaje por reinos hostiles y tierras inhóspitas cumpliendo las arbitrarias indicaciones que le son transmitidas a Abraham por el Mago, un ser multiforme al que no parece gustarle la risa. Un divertimento bíblico.

CELSO CASTROLIBRO Entre culebras y extraños

Entre culebras y extraños   (DESTINO)           154 páginas

Hemos de reconocer que no conocemos nada de la obra literaria del escritor gallego Celso Castro (A Coruña, 1957) a pesar de que ha publicado ya cinco novelas (entre ellas El cerco de beatrice y El afinador de pianos) y colabora habitualmente en revistas poéticas y literarias. Su última novela, Entre culebras y extraños, está protagonizada por un adolescente enfermizo y genial, lector de Schopenhauer, sensible y despiadado. La novela arranca con la muerte brutal e inesperada del padre. El protagonista deberá luchar desde ese momento por encontrar su lugar en el mundo, mientras desvela los secretos familiares, y descubre el amor y el sexo. Un autor “subversivo”, según Vila-Matas.

Maquetación 1JUAN PABLO VILLALOBOS

Te vendo un perro               (ANAGRAMA)         248 páginas

Juan Pablo Villalobos (México DF, 1973) es un escritor que le da por investigar las materias más peregrinas, como la ergonomía de los retretes ó la excentricidad de la literatura latinoamericana de la primera mitad del siglo XX. Además ha publicado dos novelas de gran repercusión, Fiesta en la madriguera y Si viviéramos en un lugar normal. En Te vendo un perro nos cuenta la historia de Teo, un taquero jubilado de setenta y ocho años, artista frustrado y enamorado de los perros, que vive apegado a la Teoría estética de Adorno, y que lucha por llevarse a la cama a dos de sus vecinas, Francesca, la presidenta de la asamblea de vecinos, y Juliette, una verdulera revolucionaria. Para morirse de la risa con sonrisa torcida.

MARÍA MORALES CARSONLIBRO La consciencia del tiempo

La consciencia del tiempo     (UNO EDITORIAL) 417 páginas

Otra escritora que busca dar salida a su creatividad a través de la autoedición. Y por lo que se ve, ha vendido ya la primera edición de su primera novela publicada, no le va nada mal a la donostiarra María Morales Carson. La consciencia del tiempo es una novela de amor y sexo, donde varios personajes se cruzan y entrecrucen con el paisaje de fondo, casi siempre, de la Universidad de Oxford. Son profesores y alumnos, y algunos conocidos de fuera, que intentan encontrar la felicidad partiendo de experiencias negativas ó frustrantes, ó partiendo directamente de la infidelidad. La escritora introduce en la narración un interesante artificio: el argumento es el guión de una película en rodaje. Atractiva.

LIBRO Juan LarreaJOSÉ FERNÁNDEZ DE LA SOTA

Juan Larrea (El hombre al que perseguían las palomas)

(EDICIONES EL GALLO DE ORO)                       441 páginas

Parece mentira, pero hasta ahora nadie había escrito un libro que recogiera la vida y obra de ese gran poeta bilbaíno en lengua castellana que fue Juan Larrea (1895-1980). Un grande que formó parte de la Generación del 27, que fue el padre del surrealismo español, que trabajó de arqueólogo y fue uno de los mayores expertos mundiales en arte precolombino, que fue crítico literario y de arte, que encargó a Picasso el Guernica, que fundó revistas, escribió guiones para Buñuel y fue una de las grandes figuras del exilio republicano en Latinoamérica. El encargado de hacerle justicia ha sido otro poeta bilbaíno José Fernández de la Sota (1960). El empeño ha merecido la pena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *