El comictario. Los piratas como valor seguro

Desde hace meses, algunas editoriales han asumido el reto de publicar material europeo inédito hasta ahora en castellano y en formato integral, es decir, recopilando en uno o dos volúmenes una serie compuesta por varios álbumes. De esta manera, los aficionados estamos pudiendo acceder a títulos de los que teníamos referencias por las buenas críticas cosechadas más allá de los Pirineos. De hecho, hay algunas páginas en internet, con títulos tan expresivos como “incroyablement oubliés” (increíblemente olvidados), que se dedican a darnos pistas sobre cómics del mercado francobelga que, por causas diversas, no se han editado en castellano.

Por fortuna, y como decía al principio, desde hace algunos meses están llegando a las librerías varios de esos “increíblemente olvidados“, obras excelentes como la que hoy nos ocupa, PIRATint1_C_ES.inddcon un título que no deja lugar a dudas: Piratas. De inicio, puede sonar demasiado simple, pero en cuanto empieza la lectura nos damos cuenta de que aquí hay un buen dibujo, de Jacques Terpant, y una buena historia, de Phillippe Bonifay. Ambos autores nos trasladan al mar Caribe, a la colonia francesa de las Antillas a mediados del siglo XVII, con el Imperio Español en declive y Francia e Inglaterra luchando por convertirse en las nuevas potencias dominantes. Hasta ese lejano lugar del mundo llega el médico francés Ambroise D’Aubert, expulsado de la corte por atender al pueblo llano. Allí coincide con el noble español Juan Miguel López de Vega, más conocido como “El Gallo“, primo del rey Felipe IV pero que prefiere las aventuras y las mujeres a las comodidades de palacio. Y el tercer personaje clave de la historia es John Woodlof, teniente de la marina real inglesa, pero cuyo origen humilde le convierte en blanco constante de humillaciones por parte del capitán y del resto de oficiales.

Con asombrosa naturalidad, Terpant y Bonifay nos muestran cómo estas tres personas se convierten en piratas. No es su deseo, ni su objetivo, pero las circunstancias les llevan a romper amarras y sentirse libres a bordo de un buque con bandera negra. Y no es una piratería sucia, cruel o sanguinaria. Les anima el ansia de disfrutar la vida y surcar los océanos, hacer sitio al amor cuando llega y enfrentarse a turbios personajes, representantes de un sistema social profundamente injusto. El viento en las velas y el ruido del mar, los abordajes, el sabor del ron y el jolgorio en las tabernas, lealtad, camaradería y alegres canciones. Un sueño de libertad que, como siempre ocurre con este tipo de sueños, vuela con alas muy frágiles.

La aventura de Piratas se prolongó durante cinco álbumes en su edición original, y ahora la editorial Ponent Mon los publica en un único volumen, 240 fantásticas páginas de evasión y también de reflexión. No os lo perdáis.

Iñaki Calvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *